Chile: restauración de la Catedral de La Serena, monumento nacional

Las obras de restauración de la Catedral de La Serena en Chile, monumento nacional de gran importancia, están a punto de concluir tras haber sido dañada por el terremoto del 16 de septiembre de 2015 y el fuerte sismo del 19 de enero de 2019. Este edificio de culto fue reparado ya en un ochenta y cinco por ciento de su estructura. Y «para mediados de marzo –  se lee la página web de la Conferencia Episcopal Chilena – los trabajos de reparación, aprobados por el Consejo Nacional de Monumentos, estarán terminados, especialmente en lo que se refiere al campanario y las balaustradas de la fachada

Satisfacción de Monseñor René Osvaldo Rebolledo Salinas

El Arzobispo de La Serena, Monseñor René Osvaldo Rebolledo Salinas, manifestó su agradecimiento por el trabajo realizado: «La noticia nos da una gran alegría – afirma el prelado – quien dice además que la Catedral, tan apreciada, ha sido mejorada, también gracias a las aportaciones del Estado, tras el terremoto de 2019. Y subraya que se ha tratado de “un verdadero desafío», al recordar que esta Catedral «es la morada de Dios, el lugar de encuentro de la comunidad con el Señor, el espacio para la celebración de los sacramentos y la oración». A lo que añade que ahora se puede seguir viviendo “sin ningún peligro».

Comparte la misma alegría la comunidad local que desde hacía tiempo esperaba la reapertura completa de la Catedral. De hecho, a pesar de las dos olas de terremotos, el lugar de culto ha mantenido una apertura parcial que ha permitido a los fieles seguir participando en las celebraciones durante estos últimos años.

Catedral de La Serena

Cabe destacar que la Catedral de La Serena, la más grande de la ciudad, se encuentra en la Plaza de Armas. Su fundación se remonta a finales del siglo XVI, cuando se erigió la iglesia parroquial de La Matriz – El Sagrario, construida con una sola nave, con siete altares internos y un campanario de mediana altura en el exterior. En 1840, la parroquia fue demolida para dar paso, cuatro años después, a la construcción de la actual Catedral, diseñada por el arquitecto francés John Herbage.

Construida en estilo neoclásico, con sesenta metros de largo por veinte de alto y tres naves, esta iglesia está dedicada a la «Virgen de la Merced». Tiene bóvedas de cañón, aún incompletas y, de hecho, se pueden ver algunos espacios sin decoraciones que deberían haber albergado representaciones de escenas bíblicas. Los vitrales de la estructura fueron importados de Francia, mientras el actual campanario data del siglo XX y es el tercero que se construyó en las últimas décadas. La cripta alberga los restos de los obispos y arzobispos de La Serena, así como los de Francisco de Aguirre, el fundador de la ciudad. La Catedral fue declarada monumento nacional el 12 de febrero de 1981.

 

 

Ciudad del Vaticano