Costa Rica. Mensaje del Papa por el Año Jubilar: seguir evangelizando

Foto de archivo (Vatican Media)

El Papa Francisco se unió espiritualmente a la apertura del Año Jubilar en Costa Rica con una carta, a firma del cardenal Secretario de estado Pietro Parolin, en la que saluda al clero, a los religiosos y laicos, que participaron, ayer, 16 de febrero, en la apertura de la Puerta Santa por el Centenario de la creación de la Provincia Eclesiástica de Costa Rica. Con este mensaje, el Santo Padre se “une espiritualmente a la ferviente Acción de gracias al Señor por todos los frutos conseguidos a lo largo de estos cien años, en su misión de acompañar, iluminar y animar a todos los hijos e hijas de esa Nación”

“Su Santidad – se lee en la misiva- los anima a tener presente, en el día que inician el Año Jubilar de conmemoración de tan importante efeméride, el amor misericordioso de nuestro Señor Jesucristo, de quien brota toda verdad, bondad y belleza, para que laicos y consagrados prosigan incansablemente su actividad evangelizadora, llevando a todos la alegría del Evangelio, particularmente a los más necesitados y alejados, y den verdadero testimonio de la vida cristiana en los diversos ambientes de la sociedad”.

El Año Jubilar, aprobado por la Penitenciaría apostólica de la Santa Sede, del 16 de febrero del 2020 al 16 de febrero de 2021, recuerda la Fundación canoníca de la Provincia eclesiástica de Costa Rica, por el Papa Benedicto XV, con la bula “Praedecessorum”, de 1921, en la que eleva a sede Metropolitana, la Diócesis de San José  y crea las diócesis de Limón y Alajuela. Las tres catedrales de dichas diócesis  serán las sedes jubilares donde los peregrinos y fieles podrán obtener las gracias espirituales e indulgencia plenaria.

La misiva del Pontífice concluye implorando la maternal protección de Nuestra Señora de Los Angeles, Patrona de Costa Rica. “El Papa Francisco les imparte con afecto la implorada Bendición Apostólica que complacido hace extensiva a todos los participantes en la Solemne Celebración”, finaliza el texto.

La comisión episcopal creada para la celebración del Jubileo organizó la celebración en tres momentos cruciales. El primero se celebró el pasado 13 de febrero con una solemne celebración eucarística en la Catedral de El Limón.  La Diócesis de Limón es históricamente conocida como el lugar donde se celebró, en 1502, la primera eucaristía, cuando en la cuarta expedición de Cristóbal Colón pisó tierras costarricenses.

Los otros dos momentos importantes serán el 19 de julio, con una concentración nacional en la arquidiócesis de San José y, en febrero de 2021, se cierra el Centenario con un Congreso Eucarístico Nacional en la Diócesis de Alajuela. Ayer, domingo 16 de febrero, se abrieron las puertas santas de las tres catedrales que serán las sedes de este acontecimiento eclesial nacional.

 

 

Ciudad del Vaticano