Costa Rica: inicia Año Jubilar del Centenario de la Provincia Eclesiástica

Costa Rica: inicia Año Jubilar del Centenario de la Provincia Eclesiástica

“Este año será un tiempo para renovar como Iglesia nuestro compromiso de caminar con la historia de nuestro pueblo, para ayudar a que todos caminemos por el camino verdadero que es Cristo”. Estas fueron las palabras pronunciadas por Monseñor Javier Román Arias, Obispo de Limón en su homilía con ocasión de la apertura de la celebración del Centenario de la Provincia Eclesiástica en Costa Rica, celebrada el jueves 13 de febrero en la Catedral de Limón.

Los Obispos han querido iniciar el Año Jubilar en Limón ya que, históricamente, es la tierra donde por primera vez se celebró la Eucaristía en Costa Rica, con la llegada de Cristóbal Colón en su 4º viaje, el 25 de setiembre de 1502.

Apertura del Año Jubilar

Las celebraciones comenzaron a las nueve de la mañana del jueves, en el Parque Vargas de la Ciudad de Limón, donde los fieles se dirigieron en procesión hasta la Catedral acompañados de música tradicional, dando el color de alegría y jubilo.  Llegados a la Catedral, fue abierta solemnemente la Puerta Santa, dando paso al Año Jubilar. “Pasar por aquella puerta significa confesar que Cristo Jesús es el Señor, fortaleciendo la fe en Él para vivir la vida nueva que nos ha dado. Es una decisión que presupone la libertad de elegir y, al mismo tiempo, el valor de dejar algo, sabiendo que se alcanza la vida divina (cf. Mt 13, 44-46)”, destacó Monseñor Román Arias.

En la Celebración Eucarística estuvieron presentes todos Obispos, excepto Monseñor Gabriel Enrique Montero por razones de salud, así como el Nuncio Apostólico, algunos Obispos Eméritos, sacerdotes, seminaristas, expresiones de la vida consagrada y laicos. También estuvo presente la Asociación Ministerial que reúne como expresión de comunión a representantes de las iglesias Católica, Episcopal, Metodista, Bautista, Ejército de Salvación, Morava.

Mirar hacia el futuro con confianza

Monseñor Román Arias subrayó en su homilía que “mirar la historia agradeciendo a Dios”, debe también impulsar a mirar “hacia el futuro confiados a su poder y su misericordia”. Haciendo un recorrido por los cien años de la creación de la Provincia Eclesiástica, el prelado destacó la certeza “de que el Evangelio del que es portadora la Iglesia no ha dejado de poseer la luz y la fuerza necesaria para seguir haciendo visibles en palabras y gestos la obra salvadora que Jesús vino a realizar”.

Posteriormente a la celebración, tuvieron lugar presentaciones culturales representativas de la pluralidad de la región, queriendo con ello comunicar el colorido y la vivacidad propia del caribe costarricense.

La Eucaristía, un tesoro inestimable

Del mismo modo, la Conferencia Episcopal de Costa Rica, envió un mensaje a los fieles para celebrar este año Jubilar “con profunda esperanza y asumiendo la alegría del Evangelio”. Asimismo, los Obispos invitaron a llevar adelante en todas las parroquias “la adoración a Jesús Eucaristía de modo circular, ya que la Eucaristía es un tesoro inestimable”, el cual conduce a la unión.

Los orígenes de la evangelización

La evangelización en Costa Rica se remonta al siglo XVI: el 1 de diciembre de 1521 se erigió la Diócesis de Darién con jurisdicción sobre León, actual Nicaragua, y la entonces Castilla de Oro, actual Costa Rica. Pero la creación de la provincia eclesiástica no fue hasta el 16 de febrero de 1921, con la bula “Praedecessorum nostrorum”, del Papa Benedicto XV.

Posteriormente, se establecieron la Arquidiócesis de San José, la Diócesis de Alajuela y el Vicariato Apostólico de Limón, a los que se fueron sumando otros a lo largo de los años, hasta llegar a los ocho actuales. Durante el Año Jubilar se llevarán a cabo diversas iniciativas y celebraciones solemnes, cuya conclusión tendrá lugar en la Diócesis de Alajuela, en conjunción con el Congreso Eucarístico Nacional.

 

 

Ciudad del Vaticano