Iglesia en México: obispos comprometidos con la protección de menores

La Conferencia Episcopal Mexicana (CEM) hace un balance de la cuestión de la protección de la infancia, para lo cual se creó el Consejo Nacional de Protección a la Infancia en noviembre de 2018 y ha elaborado un programa estratégico que se aplicará entre 2019 y 2021.

Cinco objetivos del programa

El plan tiene cinco objetivos: diagnóstico, prevención, justicia y respuesta, apoyo a las víctimas y una cultura de respeto a la ley. Con estos puntos clave se han creado 21 comisiones diocesanas y entre el 30 de marzo y el 2 de abril se celebrará el primer encuentro nacional de funcionarios diocesanos y religiosos encargados de la protección de menores, del que saldrán las directrices para la protección y la formación en la materia.

Tolerancia cero con los abusos

De esta manera, los obispos de México pretenden reafirmar su compromiso para que los delitos contra los menores se vuelvan inescrutables y asegurar su colaboración con las autoridades responsables de la denuncia y la transparencia.

Recientemente, el 15 de enero con motivo de la primera reunión del año del Episcopado mexicano, el presidente de la CEM, Monseñor Rogelio Cabrera, manifestó el apoyo total de los prelados para garantizar «la tolerancia cero» con los abusos perpetrados por miembros del clero, a la vez que abogan por la no prescripción del delito y la atención integral de las víctimas de abuso.

 

 

Ciudad del Vaticano