El Pontífice reza por los chinos afectados por el virus

Hong-Kong (AFP or licensors)

El Papa Bergoglio reza por las víctimas y los enfermos a causa del nuevo coronavirus, al que la Organización Mundial de la Salud lo acaba de denominar como Covid-19. Al final de la audiencia general de esta mañana y antes de saludar a los fieles italianos, el Santo Padre les pidió «una oración por nuestros hermanos chinos que sufren esta enfermedad tan cruel». Y manifestó su deseo de que encuentren el camino de la curación lo antes posible».

También una oración después del Ángelus del 26 de enero

Francisco ya había expresado su cercanía «a las personas enfermas por el virus que se ha propagado en China» después de la oración del Ángelus del domingo 26 de enero. «Que el Señor – dijo en esa ocasión – acoja a los difuntos en su paz, consuele a sus familias y apoye el gran compromiso de la comunidad china ya puesto en marcha para combatir la epidemia».

Más de mil muertos y cuarenta y cuatro mil enfermos

Las últimas cifras, publicadas hoy por el Ministerio de Salud de China, hablan de 1113 muertes y 44653 casos de neumonía causados por el nuevo virus, la mayoría de ellos en Hubei, en la provincia de Wuhan, donde se notificaron los primeros pacientes el 31 de diciembre. El lunes pasado se registraron 108 víctimas en un día, pero para la vacuna, estima la Organización Mundial de la Salud, habrá que esperar al menos 18 meses. Sin embargo, el virus tiene una tasa de letalidad del 2%, mientras que era del 10% para la Sars, que en el año 2003 infectaba menos pero producía más decesos. Y el número de nuevos casos detectados por OMS en China, en las últimas 24 horas, ha disminuido a 2484. Hace dos días eran 3073 y unos días antes casi 3900.

 

 

Ciudad del Vaticano