Siria: 6,500 niños huyen a diario por conflicto en Idlib

Siria: 6,500 niños huyen a diario por conflicto en Idlib. (ANSA)

“La crisis en el noroeste de Siria se está convirtiendo en una crisis de protección infantil a una escala sin precedentes”, ha asegurado Henrietta Fore, directora general de UNICEF, en un comunicado donde señala la grande crisis que se vive en Siria contra la infancia.

Cada vez más niños desplazados

Los números son cada vez más alarmantes: alrededor de 6,500 niños huyeron a diario la semana pasada por la violencia en el noroeste de Siria. Se estima que el número de menores desplazados en el área asciende ya a 300,000 desde principios de diciembre. En total, 1,2 millones de menores se encuentran en una situación humanitaria desesperada.

En su comunicado, UNICEF señala que los alimentos, agua y medicinas son escasos y el acceso a los servicios más básicos es muy limitado o inexistente. “Los niños y las familias se refugian en instalaciones públicas, escuelas, mezquitas, edificios sin terminar y tiendas”, o incluso a la intemperie, siendo vulnerables a las fuertes lluvias y las bajas temperaturas.

Idlib, lugar más vulnerable para la infancia

“En Idlib, donde más de las tres cuartas partes de la población necesitada son mujeres y niños, muchas familias han sufrido desplazamientos en múltiples ocasiones y están cada vez más desesperados, sin forma de escapar de manera segura de la violencia”, asegura Fore.

El conflicto armado ha cobrado la vida de más de 900 menores en el último año, de los cuales más del 75% estaba en el noroeste de Siria. “Idlib registró el mayor número de víctimas infantiles”. Con todo ello, UNICEF continúa brindando ayuda a las familias necesitadas, suministrando paquetes de higiene, agua potable, vacunas para los niños y medios para la detección y el tratamiento de la desnutrición.

Cese de violencia por el bien de los niños

Según el comunicado de UNICEF, “la entrega de asistencia para salvar vidas es crítica y debe continuar”, sin embargo, esto “no pondrá fin al sufrimiento de los niños”. Así, la directora hace un llamado al cese de la violencia “por el bien de los niños”: que cese de inmediato “las hostilidades en todas las partes (en conflicto) para permitir que los niños y las familias tengan un respiro de la violencia, la reanudación de los servicios básicos y la entrega sin obstáculos de la tan necesaria asistencia humanitaria a todos los niños necesitados”.

 

 

Ciudad del Vaticano