Sudán del Sur: Mensaje de Navidad del Consejo de las Iglesias

Las Iglesias cristianas de Sudán del Sur exhortan a orar al Señor, por la paz, el perdón y la reconciliación, para que las partes en conflicto puedan reanudar el diálogo con la ayuda de la Comunidad Internacional y para que el 2020 sea un año de esperanza para el atormentado país africano.

El Mensaje de Navidad del Consejo de las Iglesias de Sudán del Sur se centra en la esperanza cristiana: esperanza de paz, perdón y reconciliación en un país atormentado por sangrientas guerras internas, pero también por la pobreza, por el drama de las personas desplazadas y los desastres naturales.

Un sincero llamado a la paz

“La fe cristiana – se lee en el texto firmado, entre otros, por Monseñor Paolino Lukudu Loro, Arzobispo católico de Juba – revela en la liturgia de Navidad el Misterio de Dios que viene, asume nuestra carne mortal y que nace humilde y pobre para salvarnos. Este mensaje nos toca profundamente, porque su ternura es grande”. Hoy – prosigue el mensaje – mientras que los vientos de la implementación del Nuevo Acuerdo para la resolución del conflicto en Sudán del Sur continúa soplando a través de tantos obstáculos, la Navidad nos invita a centrar nuestra atención en este signo de que es el Niño Jesús y ver los rostros de los niños y de los pueblos que siguen sufriendo por la falta de implementación del Nuevo Acuerdo de paz.

Por ello, las Iglesias cristianas de Sudán del Sur exhortan a orar esta Navidad al Señor por la paz, la curación de las heridas, el perdón y la reconciliación y para que las partes en conflicto reanuden el diálogo y, con la ayuda de la Comunidad Internacional, encuentren una solución negociada que permita la coexistencia pacífica en este país africano. “Jesús – recuerda todavía el Mensaje – está también en los rostros de las poblaciones marcadas por los conflictos que han ensangrentado el país en los últimos seis años, de las víctimas de las recientes inundaciones que han provocado hambre y enfermedades, de los desplazados, de los hijos de padres desempleados y de las poblaciones amenazadas por nuevos enfrentamientos armados y tensiones”.

Una Paz que de un futuro a los niños

Preocupados por la persistencia de las hostilidades, el Consejo de Iglesias renueva, en conclusión, su llamamiento al diálogo, comprometiéndose a trabajar con las fuerzas políticas para pacificar el país: “Unámonos – es la exhortación final de las Iglesias cristianas – para hacer del 2020 un año de paz y esperanza para el pueblo de Sudán del Sur, una paz que permita a los niños ir a la escuela con alegría, a las mujeres vivir sin miedo, a los refugiados y a las personas desplazadas regresar a sus hogares con dignidad y a los líderes sentarse en torno a una mesa de diálogo para discutir el futuro de nuestro país”.

Un país desgarrado por los conflictos y las inundaciones

Sudán del Sur consiguió su independencia de Sudán desde 2011, tras décadas de guerra, ahora es un país con una economía y una población afectada por la nueva guerra que estalló en 2013 entre las milicias Dinka, leales al presidente Salva Kiir, y las del grupo étnico Nuer, lideradas por el ex vicepresidente Machar, que en 2018 concluyó un nuevo acuerdo de paz en Addis Abeba. Su implementación, sin embargo, es difícil de despegar incluso después del histórico retiro espiritual convocado por el Papa Francisco en el Vaticano en abril de este año al que fueron invitados los dos líderes rivales. Además de la inestabilidad política, las inundaciones, las hambrunas y las crisis alimentarias han obligado a 2,5 millones de personas a huir y buscar refugio en Etiopía y Uganda. El compromiso de las Iglesias con Sudán del Sur tiene una historia importante. Hay muchas ONG y religiosos que participan en proyectos de ayuda a la población.

La voluntad del Papa de visitar el país

Al final de la oración mariana del Ángelus, el pasado 10 de noviembre, el Papa Francisco expresó su deseo de visitar Sudán del Sur el próximo año. El pensamiento especial de Francisco “a la querida gente de Sudán del Sur” llegó cuando el país fue golpeado por grandes inundaciones, tras las cuales unos 490.000 menores de edad necesitan ayuda humanitaria. Una emergencia que se suma a la precaria situación política en la que aún se encuentran estancadas las negociaciones de paz.

El Pontífice y el Arzobispo de Canterbury Justin Welby, se reunieron en el Vaticano a mediados de noviembre, ambos describieron la situación en el país como «dolorosa» y han expresado una vez más su intención de viajar juntos a Sudán del Sur si las partes en conflicto formaran un gobierno de unidad nacional para febrero de 2020.

El pasado mes de abril el Papa recibió en Santa Marta al presidente sudanés Salva Kiir y al líder de la oposición armada Riek Machar para un retiro espiritual que duró unos días, al final del cual se expresó la voluntad de seguir por el camino de la conciliación, invitando a todos los actores del proceso político nacional «a buscar lo que une y a superar lo que divide, en un espíritu de verdadera hermandad», instando a todos a orar por Sudán del Sur. El Papa Francisco se inclinó para besar los pies de Salva Kir, como lo demuestran las fotografías de ese encuentro que inmediatamente dieron la vuelta al mundo.

(Ciudad del Vaticano, vaticannews.va)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39651 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).