Inicio del Año Litúrgico en Silleda – O Corpiño

El obispo de Lugo inauguró este pasado lunes el nuevo año pastoral en nuestra diócesis. Una mesa redonda, la celebración comunitaria de la Penitencia y la Santa Misa centraron el encuentro. La parroquia de Silleda y el Santuario de Nuestra Señora del Corpiño (Lalín) fueron los lugares escogidos como marco de estos actos.

La jornada comenzó a las 11 de la mañana con el rezo comunitario de la Hora Intermedia, dirigida por el rector del seminario Redemptoris Mater, don Héctor Bernárdez. El delegado episcopal de liturgia, Don José Antonio Ferreiro, presentó a los ponentes: el misionero y párroco en Sober y Monforte don Ramón Piñeiro; el párroco de San Francisco Javier de Lugo y experto en Sagrada Escritura, don Jesús Ángel Fernández, y el párroco de San Antonio de Lugo y profesor de secundaria y bachillerato, don Alberto Leiva.

Ramón Piñeiro hizo girar su disertación sobre la necesidad que la Iglesia tiene de recordar «su ser misionero, tanto en Zambia como en Sober». «La situación en la que vivimos no es de ateísmo sino de una religión neopagana que se parece mucho a la de la época precristiana», aseguró. Segundo él, para que la Iglesia sea misionera «precisa asentar toda su labor en tres pila – res»: la predicación «de lo esencial», «menos publicidad para irradiar la alegría» y la seguridad de que «contamos con un Dios amigo con entrañas de madre que nos anima». Con fuerza, este sacerdote profesor, concluyó su intervención lanzando una pregunta a los presentes: «¿Sois, de verdad, personas felices, orgullosas de Jesús?».

Por su parte, Jesús Ángel Fernández Aira, comenzó reivindicando «el uso y el valor de la palabra» recordando a personas «de esta tierra como Xoán Carlos García Porral, o Celsiño». En cuanto a la necesidad de la Palabra de Dios para la vida cristiana, el biblista hizo hincapié en el deber que los «cristianos tenemos de encontrarnos con nuestro Dios a través de sus palabras guardadas en la Biblia». Para esto propuso «siete llaves»: los pies firmes en la realidad, los ojos bien abiertos, los oídos atentos, el corazón despierto, la mente amplia, la boca valiente y las manos y las rodillas en posición orante. «Estas llaves deberán estar bien unidas por un llavero especial: la comunidad», aseguró.

Alberto Leiva fue el último en intervenir. «La alegría al amparo de un buen médico», el Papa Francisco, fue el leit motiv de su charla. Según él, recordando al pontífice, «es preciso que vivamos con alegría la austeridad en favor de los pobres, denunciando las injusticias y en diálogo con el mundo con una teología práctica». Recordando la crisis, «especialmente vocacional», que sacude a la Iglesia, el sacerdote animó a «buscar ayuda en contacto con el que sufre, no queriendo apuntalar a la comunidad añorando tiempos pasados y presentando una silueta rancia de la misma». Después de leer el texto bíblico del Buen Samaritano, Alberto Leiva invitó a «recorrer el camino con la valentía y bondad» del protagonista de la parábola.

Seguidamente los asistentes se reunieron en la iglesia parroquial de Silleda para celebrar un acto penitencial. En la homilía de este, el obispo recordó que el Adviento «es un tiempo de esperanza que nos permite mirar para nosotros con realismo». Además, animó a todos a recordar que «el Señor nos pide vivir en serio y con paz porque Él está a nuestro lado y nunca nos dejará solos».

La idea fue retomada por don Alfonso Carrasco en la Santa Misa que se celebró por la tarde en el Santuario de Nuestra Señora del Corpiño. En ella, el obispo, hizo memoria del «amor que Dios nos tiene a cada uno de nosotros: un amor que se manifiesta en la Iglesia, por lo tanto ser cristiano es no estar sólo». Don Alfonso concluyó asegurando que la «Eucaristía es la manifestación más plena, cierta y segura de que Jesús está con nosotros y sabe bien quiénes somos y qué precisamos». Al mismo tiempo pidió que «no olvidemos nuestro objetivo: ser grandes y cumplir la misión sin más aventura que vivir». Más de un centenar de personas llegadas de distintos lugares de la diócesis, acompañadas por 25 sacerdotes, se dieron cita en esta jornada. En ella se dio comienzo oficial al nuevo curso diocesano; en Silleda y O Corpiño, al igual que en los anteriores años.

(Diócesis de Lugo)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41567 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).