Concluye el Congreso sobre San Juan de Ávila

La última jornada del Congreso se centró en “San Juan de Ávila evangelizador”, a través de cuatro intervenciones que pusieron de relieve la importante contribución que realizó San Juan de Ávila a la historia de la Iglesia Universal

La última jornada del II Congreso Internacional de San Juan de Ávila arrancó el sábado, 23 de noviembre, con la sección temática encargada de analizar al maestro Ávila y su espíritu evangelizador. De este modo, hubo un total de cuatro intervenciones que contaron a su vez con la presentación de un nuevo libro publicado recientemente sobre la vida, obra, ministerio y actualidad del santo patrono del clero secular español escrito por el sacerdote Alberto José González Chaves. “San Juan de Ávila, messor eram” es el título de la obra en la que su autor acerca al lector a la figura de este Doctor de la Iglesia Universal de una manera integral. La obra está dividida en cuatro partes para hacer un amplio recorrido por la vida vocación y doctrina de este Doctor de la Iglesia, y cuenta además con un prólogo escrito por el obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández.

La Iglesia existe para evangelizar

El inicio de la sesión académica corrió a cargo de Mons. Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la promoción de la Nueva Evangelización, quien acompañado por el Obispo, en su conferencia abordó la figura del Santo Maestro ante los retos de la nueva evangelización. “Su figura es aliento y luz. San Juan de Ávila es un modelo siempre actual y la referencia a Juan de Ávila para la nueva evangelización no es causal; con su pensamiento, sus escritos y su intensa vida de santidad, de hecho, realizó en su tiempo una «nueva evangelización». Restituyó a los creyentes, ante todo, la fuerza de la Palabra de Dios y la enseñanza de la Iglesia en un lenguaje no sólo accesible a todos, sino sobre todo conjugado con el camino de la espiritualidad como expresión interna y constitutiva del anuncio eficaz, de la teología más profunda y del testimonio cristiano. No es de extrañar, entonces, que San Juan de Ávila siempre haya sido venerado en estos siglos como maestro de evangelizadores”. Con estas palabras comenzó describiendo al Doctor de la Iglesia el conferenciante, quien seguidamente, planteó la cuestión ¿qué es la nueva evangelización? para dar respuesta a este interrogante aludiendo a su figura. “Si analizamos detenidamente los escritos de Juan de Ávila descubrimos con gran asombro que precisamente en este sentido fue un artífice de la nueva evangelización”, aseguró.

En otro orden de cosas, expuso “El rostro de la nueva evangelización” destacando que “la Iglesia existe para evangelizar”. “La Iglesia es la continuación del Logos. De cualquier parte que se le quiera observar, la acción de la Iglesia es la de continuar en el mundo difundiendo la palabra de salvación y es necesario, por tanto, ser conscientes de nuestra historia y del tiempo que estamos llamados a vivir para imprimir en ella el anuncio de la salvación”, aclamó. Asimismo, quiso recordar dos elementos a tener presentes cuando se hable de nueva evangelización, como son la misión de la Iglesia en su anuncio del Evangelio y el destinatario del anuncio. En este sentido, aseguró que es necesaria una nueva evangelización que se convierta en profecía e ir siempre más allá. “No se puede hacer una nueva evangelización permaneciendo encerrados en nuestras comunidades, hay que salir hacia los otros”.

Evangelización y mestizaje

A continuación, se produjo la intervención del doctor Michael Francis, de la universidad de Florida, quien puso de relieve cómo la evangelización del Nuevo Mundo la estamos conociendo en nuestros días a través de los archivos parroquiales para impulsar así este anhelo del Santo Maestro.

En su conferencia, dio a conocer el primer documento que demuestra el nombre del primer mestizo documentado en Estados Unidos con el nombre de Lucas. Un documento que se puede encontrar en un trabajo desarrollado por el archivo interactivo digital de las Américas: laflorida.org. En el mismo se pueden ver, según el ponente, aquellas personas que estuvieron en La Florida de 1513 a 1565, así como diversas secciones con la información de las misas o vídeos interactivos, entre otros. “El portal laflorida.org está trabajando incansablemente para dar a conocer el perfil de estas personas como auténticos protagonistas de la evangelización”, ha afirmado. Una labor que ayudará a comprender el contexto de San Juan de Ávila y aquellos evangelizadores que tuvieron cierta influencia en la época. Refiriéndose a su tarea, aseguró que “aunque la historia es compleja, queremos contar esa complejidad a través de los archivos parroquiales y seguiremos trabajando para llegar a todo”, indicó Francis.

Entre lo trillado y lo novedoso: huellas documentales de Juan de Ávila en el Archivo Histórico de la Pontificia Universidad Gregoriana

Posteriormente, fue la conferencia del profesor Martín María Morales, director del Archivo Histórico de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, quien realizó un recorrido por los dos memoriales de Juan de Ávila y sus contenidos, partiendo de la historia y el “camino de la diferencia”.

“Nuestro tiempo no tiene nada que ver con el del Maestro. En tales tiempos estamos que ninguna cosa podemos tener por segura y en los textos del Maestro, no son pocos los pasajes en los que se hace la diferenciación de la religión en la sociedad del siglo XVI-XVII”, indicó el ponente al tiempo que animó a los presentes a observar la verdad y recurrir a los testimonios documentales referentes al maestro Ávila que se conservan en la institución que preside, destacando los dos ejemplares manuscritos del segundo memorial al Concilio de Trento.

Teniendo presentes dichos documentos, el ponente sugirió a los asistentes a ver la evolución estructural que se mueve desde el siglo XVI a nosotros “para poder realizar una descripción más acertada de nuestros fenómenos y orientar al sistema social en busca de nuevas evoluciones”.

San Juan de Ávila y su tiempo

Por su parte, el profesor Saturnino López Santidrián, de la facultad de Teología del Norte de España (Burgos), ofreció las claves de la aportación y vínculo del Maestro en su contexto.

En su intervención, explicó a través de la frase “Yo soy yo y mis circunstancias”, la identidad de San Juan de Ávila como predicador evangélico y como un hombre tomado con Dios, con experiencia de Dios y de sufrimiento en la cárcel. En este sentido, destacó que su “yo” era precisamente ser un hombre predicador, llamado por Dios, influenciado por su gran amor a Cristo. Mientras que “sus circunstancias” eran las propias de su época: la preocupación por el entorno de la Iglesia en aquella época, la lucha de poderes en algunos momentos y las dificultades que se encontró en Salamanca durante sus estudios, así como su celo apostólico y su preocupación por los pobres y por los que sufrían.

“El Santo es un atalaya que mira desde lo alto, es decir, San Juan de Ávila es un Santo que está en un atalaya y mira desde lo alto a la sociedad y a la cultura buscando llevar a Dios. Sus circunstancias están en la relación con los demás místicos de la época”, indicó.

Asimismo, en la ponencia también trató la influencia que tuvo el Maestro en su desarrollo histórico y su vida espiritual.

Misa de clausura en la Catedral

El Congreso concluyó el sábado 23 de noviembre con la celebración de la santa misa en el templo principal de la Diócesis, presidida por el obispo de Córdoba, y que contó con la intervención de la Orquesta y Coro de la Santa Iglesia Catedral.

(Diócesis de Córdoba)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41127 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).