La participación infantil, una de las ideas clave de la Convención de los Derechos de la Infancia

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Este miércoles 20 de noviembre se celebra el Día Universal de la Infancia y se conmemora la adopción de la Declaración Universal de los Derechos del Niño (1959) y la aprobación de la Convención de los Derechos del Niño (1989) hace 30 años.

Esta Convención, la más universal de los tratados internacionales, establece una serie de derechos para los niños y las niñas, incluidos los relativos a la vida, la salud y la educación, el derecho a jugar, a la vida familiar, a la protección frente a la violencia y la discriminación, y a que se escuchen sus opiniones.

Cuando educamos a las y los jóvenes para que participen y expresen su opinión contribuimos a la formación de sociedades más democráticas que busquen soluciones a conflictos sobre la base del diálogo y al respeto de las posiciones contrarias. La participación y expresión son valores esenciales en una comunidad pacífica, por lo tanto, todas las personas estamos comprometidas a inculcarlos a las futuras generaciones. Por otro lado, el ejercicio de la participación de los niños, niñas y adolescentes es la mejor expresión de su reconocimiento como sujetos de derechos.

Al igual que los adultos, tienen derecho a expresar su opinión sobre asuntos que le competen en el ámbito familiar, escolar y comunitario. Igualmente, tienen la capacidad para organizarse y plantear soluciones a problemas que les afectan. La participación infantil en sus varias formas es una de las ideas clave de la Convención de los Derechos de la Infancia que hoy cumple 30 años desde su aprobación. Resulta evidente que se trata de un aspecto cuya consideración es de alta relevancia para asegurar la implementación de todas las disposiciones del tratado, puesto que sirve de base a un enfoque del desarrollo de estrategias y programas en beneficio de la juventud que se centra en el respeto de los derechos de los mismos.

Entreculturas reconoce la Convención sobre los Derechos de la Infancia como el marco más importante para impulsar cualquier tipo de participación de las personas menores de 18 años. En la Convención, todos los Estados reconocieron el Interés Superior del Niño –la prevalencia de los derechos de la infancia sobre los de los adultos– y los derechos a la libertad de expresión, opinión y participación en las decisiones que los afectan, entre muchos otros. Los artículos 12 y 13 consagran los derechos de las niñas y niños a formarse su propio juicio y expresar libremente su opinión en todos los asuntos que los afecten, mientras que el artículo 15 establece el derecho a asociarse libremente y celebrar reuniones pacíficas.

Para Entreculturas es claro que la legitimidad de cualquier forma de participación de la niñez y la adolescencia debe ser directamente proporcional al respeto de los derechos del niño y los principios consagrados en la Convención. El gran desafío de la Convención consiste en adecuar los principios democráticos de consenso, pluralidad, convergencia y participación para todas las personas menores de 18 años: desde la edad temprana en espacios como la escuela y la familia, hasta la adolescencia en espacios como la comunidad local, la sociedad y el Estado.

Programas de participación juvenil: La Red Solidaria de Jóvenes y la Red Generación 21

Desde Entreculturas apostamos firmemente por la participación de las y los jóvenes y desarrollamos programas de participación juvenil como la Red Solidaria de Jóvenes. En este programa, jóvenes de entre 12 y 18 años, mediante el trabajo colectivo, desarrolla y participa de manera horizontal con sus pares trabajando conjuntamente sobre temas que les preocupan como la igualdad de género o el cambio climático. Esto lo hacen con perspectiva de ciudadanía global, es decir, trabajando desde la lógica de que conforman una red de ciudadanas y ciudadanos iguales en derechos y en responsabilidades y que afrontan los retos que les interpelan de manera comprometida.

Bajo el lema “Nos movemos por la Igualdad”, la Red Solidaria de Jóvenes ha comenzado este curso con Asambleas donde 659 jóvenes y 70 docentes han imaginado y diseñado las posibilidades de acción que tienen durante este curso para promover la igualdad de género en sus entornos cercanos y globales, adquiriendo herramientas para sensibilizar, movilizar e incidir como ciudadanía global y juventud implicada.

Además, la Red Solidaria de Jóvenes, trasciende fronteras y genera esta dinámica de construcción de ciudadanía global con énfasis en la movilización y la incidencia a través de su participación en la Red Generación 21, constituida por jóvenes de 23 países que desde su experiencia en  lo local, buscan y generan cauces y discurso para una incidencia global. Y lo hacen con énfasis en temáticas relacionadas con la igualdad de género, la defensa del medio ambiente, la movilidad humana, la interculturalidad y el derecho a la educación, este último como motor y pieza clave para conseguir sus objetivos.

Hoy además, desde Entreculturas, como miembros de la Plataforma de la Infancia, nos sumamos a la campaña “Muchos avances, muchos retos”. Reivindicamos la necesidad de proporcionar espacios y figuras juveniles que catalizan la participación de la juventud española, como la figura del Joven Delegado/a de Naciones Unidas y que estén adecuadamente dotadas de presupuesto. Así mismo, y alineados con la meta 4.7 de la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, destacamos la urgencia de incorporar en el sistema educativo español la asignatura de Educación para la Ciudadanía Global, como vía fundamental para potenciar la apertura de la juventud española a la lógica interdependiente de defensa de Derechos Humanos tal como reivindica la Convención que hoy celebramos.

(Entreculturas)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41028 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).