Cardenal Osoro en la fiesta de la Almudena: «Recuperemos el encuentro y la reconciliación»

Cuenta la «tradición» que en Madrid había una imagen de la Virgen escondida en la muralla, «que entonces evitaba la entrada dentro de la villa de de extraños o enemigos», hasta que en 1085 «Ella, nuestra Madre» la rompió y «se manifestó a quienes vivía en la ciudad». Desde entonces, «se acerca a sus hijos, nos ayuda, nos muestra su amor, nos dice que no estamos solos». Así lo ha recordado el cardenal Carlos Osoro este sábado, 9 de noviembre, durante la Misa en honor a la patrona de la capital.

Ante una nutrida representación de autoridades de todo el espectro político, como el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, y los numerosos fieles que abarrotaban la plaza Mayor, el arzobispo ha subrayado que Santa María la Real de la Almudena «rompe el muro para darnos el consejo de la reconciliación». «Recuperemos el encuentro, la reconciliación», ha pedido.

En su homilía ha incidido en que «el instrumento más apropiado para recuperar el encuentro es el diálogo» que el propio Señor enseña en el padrenuestro, con el que «nos hace ver que somos todos los hombres una misma familia, hijos de Dios y hermanos entre nosotros».

«Cuando uno recupera la alteridad en el encuentro, empieza a dialogar. Y dialogar supone no solamente oír, sino escuchar. Recuperemos la capacidad de escucha. El otro siempre tiene algo bueno que dar y yo algo bueno que darle. Es en el encuentro donde se construye una síntesis creativa y fecunda», ha abundado.

«¡No os dejéis engañar por luces que nos son verdaderas!»

Mirando a la Iglesia que peregrina en Madrid, el purpurado ha detallado que la Virgen «salió de los muros para decirnos con claridad que lo que nos mantiene unidos no son las ideas, que pueden ser diferentes, sino la acción de Espíritu Santo» y ha pedido a la patrona «que nos guarde de las plagas de la dispersión y del desprecio que son frutos de corazones tristes».

En este sentido, ha invitado a los presentes a «vivir en la luz» que «viene de Dios» y que «garantiza la dignidad del hombre». «¡No os dejéis engañar por luces que nos son verdaderas!», ha reclamado, advirtiendo del riesgo de «caer en la idolatría» y «hacernos dioses a nuestro gusto». «La dicha, la felicidad del ser humano, está en descubrir lo que hace Dios en nosotros. Vivamos de su misericordia, de su amor; descubramos sus obras, veamos y mostremos el auxilio que nos da», ha aseverado.

Almeida, en el Voto de la Villa: «Que nos libréis de discordias estériles»

Unos minutos antes, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha emulado a sus antecesores y ha renovado por primera vez el Voto de la Villa, instaurado por el rey Felipe IV en 1646. El regidor ha fijado su mirada en la «protectora e intercesora» de los madrileños y, aludiendo al Encuentro Internacional Paz sin Fronteras de Sant’Egidio y a la próxima Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático, ha recordado que «damos lo mejor de nosotros mismos cuando aparcamos nuestras diferencias y trabajamos juntos en aras de objetivos comunes».

«Que nos concedáis la gracia de vivir en paz, en tolerancia y en concordia –ha pedido a la patrona–. Que protejáis y ayudéis a nuestras familias, en especial para que se mantengan unidas. Que a ningún ciudadano le falten el empleo ni los recursos necesarios para vivir dignamente. Que nos libréis de discordias estériles cuyas primeras víctimas son siempre los más desfavorecidos. Que nos ayudéis a seguir siendo patria y tierra de acogida para todos los que buscan libertad y prosperidad. Que infundáis en todos los corazones, especialmente en los de quienes tenemos responsabilidades públicas, el sincero deseo y la valentía de velar siempre por el bien común».

Continúan las celebraciones

Tras la Eucaristía, en la que han concelebrado los cardenales Rouco Varela y Bocos; el obispo emérito de Ciudad Real, monseñor Algora; el obispo de Alcalá, monseñor Reig Pla; los obispos auxiliares de Madrid, monseñor Cobo, monseñor Martínez Camino, monseñor Montoya y monseñor Vidal, y numerosos presbíteros, la imagen de la Virgen ha salido de la plaza a hombros de la Hermandad de Jesús el Pobre, igual que lo hiciera el año pasado. En la procesión de vuelta a la catedral, porta el bastón de mando del alcalde y un manto de 1833.

Además, durante el resto del fin de semana permanecerá abierta la ofrenda floral solidaria en la plaza de la Almudena para que los madrileños honren a su patrona con flores y también con alimentos no perecedores que se distribuirán en comedores sociales de la Iglesia.

( R. Pinedo / Fotos: Ignacio Arregui, Archidiócesis de Madrid)

 

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).