Jornada de la Iglesia Diocesana: generar confianza en una sociedad que cada día exige más

Hay que recordar que este Día de la Iglesia Diocesana sirve para acrecentar el sentido de comunión y pertenencia de todos los fieles con su diócesis y con su pastor. Se hace especial hincapié en que este sentido de pertenencia se realice a través de un ejercicio de comunión con el obispo, que se materializa en que este último, como cabeza de la Iglesia Diocesana, comparta y rinda cuentas de lo acontecido en el último año. Y se traduce en unos parámetros económicos, como expresión de la realidad a la que hay que hacer frente a través de recursos. Bienes y dinero que la Iglesia Diocesana de Toledo, junto con el resto de las diócesis españolas, explican a sus fieles y a la sociedad en general.

El año 2018 ha sido un año especialmente delicado para la tesorería del Arzobispado de Toledo. El cierre de ese año arroja un déficit del 17,11%, menos 2.902.435 euros, respecto al total de ingresos y gastos del Arzobispado que supusieron 14.027.898,40 euros como ingresos y 16.964.572,58 euros de gasto, que se debe a las inversiones que el Arzobispado ha realizado en necesidades educativas y de conservación del patrimonio como, por ejemplo, la aportación hecha para la construcción de un nuevo centro educativo. En las cuentas agregadas de la Archidiócesis vemos como este déficit en el que ha incurrido el Arzobispado queda diluido, aunque asciende a una cantidad de 696.395,65 euros un 1,74%, respecto a la cantidad global de ingresos de nuestra Archidiócesis.

La realidad fundacional en el ámbito pastoral, asistencial y educativo, como vemos, también juega un papel primordial en la atención a los demás en nuestra Archidiócesis: nueve residencias diocesanas de mayores, diez centros educativos y cuatro fundaciones dedicadas al ámbito pastoral describen un perímetro de atención a los demás que la archidiócesis ofrece, con lealtad a las iniciativas que han ido surgiendo con el paso de los años por los rincones de esta vasta extensión de 19.333 kilómetros cuadrados. Llegar a los demás, cuidar de los demás requiere invertir y eso es lo que esta Archidiócesis ha hecho.

En el caso de nuestra Archidiócesis, que comprende la provincia de Toledo y una parte importantísima de la provincia de Cáceres y otra de la de Badajoz, este día cobra especial relevancia, si nos atenemos a la dimensión territorial que al Sr. Arzobispo corresponde cuidar: es la segunda diócesis con más extensión en kilómetros cuadrados de toda España.

El ejercicio de responsabilidad para cuidar de los templos parroquiales y de las ermitas que salpican este extenso territorio se hace con especial esmero, sirviendo de acicate y motivación para los fieles que viven y visitan nuestros pueblos y que tienen, en este patrimonio, un signo visible de la fe cristiana y un referente para el mundo de hoy, donde cada parroquia sigue presente, y sin planes para abandonar esta realidad de los pueblos que ahora se ha dado en llamar la España vaciada, y que para la Iglesia significa el abrir día tras día el lugar más singular y especial de una localidad: su Iglesia. Detrás de ese gesto tan sencillo de abrir la puerta del templo, día tras día, se esconde un esfuerzo muy importante por parte de todas las personas que colaboran generosamente para mantenerlo y tenerlo en las mejores condiciones posibles. Este también es un día para darles las gracias.

En estos últimos años, es digno de mención el esfuerzo que han hecho el Arzobispado y sus Parroquias para adaptarse a la normativa contable y poder cumplir con los estándares financieros que se marcan como buenas prácticas para las entidades sin fines lucrativos en nuestro país. Queremos también poner de manifiesto que las cuentas del Arzobispado del año 2018 han sido revisadas, en lo que a los procesos contables y financieros se refiere, por una de las cuatro grandes firmas de auditoría de nuestro país. Toda esta adaptación de nuestras instituciones a la dinámica de revisión y transparencia nos colocan en una posición para poder generar confianza en una sociedad que cada día exige más, esperando que su generosidad vaya en consonancia con su exigencia.

Contigo hay futuro. La Archidiócesis de Toledo cuenta contigo para caminar juntos en el presente y pensando ya en el futuro. Un futuro en el que, Dios mediante, se hará realidad un plan de inversiones por 11,3 millones de euros ya aprobado por los organismos diocesanos competentes, para poder afrontar la construcción, por un lado, de templos parroquiales en las dos únicas parroquias que no los tienen: Ontígola y San Juan de Ávila, de Talavera de la Reina; y por otro, la rehabilitación de espacios que permitan restaurar y albergar obras de arte procedentes de nuestras parroquias y de los conventos que así lo consideren oportuno, tendiendo la mano a los monasterios de clausura de nuestra archidiócesis.

Sin ti no hay presente. La Archidiócesis de Toledo, hoy, en pleno siglo XXI, se pone al día y te da las gracias por formar parte activa de la evangelización y hacerte eco de las necesidades que tienen estas instituciones diocesanas.

(Anastasio Gómez Hidalgo, Archidiócesis de Toledo)

 

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39185 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).