Gritos de paz y justicia en algunos países de América Latina

Altercados en las calles de Bolivia

Gritos de paz y justicia en algunos países de América Latina (I)

Protestas, manifestaciones y disturbios en las ciudades han marcado las últimas semanas el panorama socio-político y económico en algunos países de América Latina, entre ellos Bolivia se mantiene la pugna por la legitimidad de la nueva reelección del Presidente Evo Morales. La Conferencia Episcopal boliviana, hizo público un comunicado en el que exigen que cese la violencia y se proceda con justicia.

En Bolivia, aún no se define si el país va a la segunda vuelta electoral, para elegir de nuevo a Evo Morales o elegir a Carlos Mesa. Mientras la OEA está llevando a cabo una auditoría, el pueblo se ha ido a las calles en protestas a favor y en contra de Mesa y Morales.

En un comunicado los obispos con el título: entendimiento y paz, desde la verdad y la justicia”, manifiestan su profunda preocupación por la violencia que se ha cobrado ya dos vidas, se solidarizan con el dolor de las familias de las víctimas y exigen a las autoridades que no queden impunes estas muertes y se haga justicia. «Como Iglesia católica en Bolivia, exigimos escuchar el clamor del pueblo y respetar la voluntad popular para preservar la democracia, único sistema de convivencia que garantiza la libertad el bien común y el progreso de una nación».

Los obispos bolivianos condenan “enérgicamente” toda forma de violencia, recuerdan que es responsabilidad de las autoridades, preservar la paz y de todos manifestar las demandas en forma pacífica. Piden al gobierno y a la ciudadanía que depongan actitudes de agresión y busquen formas pacíficas de expresión y protesta.

Los obispos denuncian y rechazan las amenazas y acciones que han desplegado autoridades y otros representantes nacionales en los últimos días, como es la convocatoria a cercar ciudades, cortar el suministro de agua, amenazar de muerte a jóvenes movilizados o fomentar el enfrentamiento entre el campo y la ciudad. Acciones “inaceptables y carecen de sensatez y responsabilidad. La organización y despliegue de grupos de choque acrecientan la violencia en las calles de nuestras ciudades y merecen el repudio general por constituirse en expresiones de intolerancia e inseguridad para la población”.

Una auditoría integral que analice todo el proceso electoral

Los obispos piden una salida a la crisis que sea “adecuada, coherente y democrática” en un dialogo sincero, humilde y transparente. Un diálogo basado en la verdad. Consideran que una auditoría, realizada en condiciones adecuadas, “o sea una auditoría integral del proceso electoral pactada y vinculante podría sentar las bases para un acuerdo y colaborar a la pacificación del país”.

Al hablar de una auditoría integral, los obispos piden que tenga en cuenta todas las etapas del “proceso electoral y no sólo el recuento final de los votos”, si es pactada debe reconocer las observaciones y condiciones de todos los involucrados en el proceso. “Y se compromete en acatar los resultados y junto a ellos las acciones necesarias para restablecer la justicia si se demuestra que fue vulnerada”. Por último, animan a todos a continuar e intensificar iniciativas de oración por la paz en Bolivia, a través de las iniciativas que se están proponiendo, solo la inspiración de Dios, afirman, ayudará a encontrar “la salida justa, libre y verdadera que permita recuperar la paz, fruto de la justicia” que merece Bolivia.

(Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano, vaticannews.va)

 

Gritos de paz y justicia en algunos países de América Latina (II)

El continente latinoamericano, es marco desde hace varias semanas de protestas, manifestaciones, con sus consecuencias: Una violencia desatada dejando un saldo de muertos, heridos y daños materiales. Las motivaciones son varias, pero al final predomina el descontento general. En Chile se llega a dos semanas de una profunda crisis política y cívica inédita en las últimas cuatro décadas. La Iglesia mira con especial atención al continente acompañando las justas reivindicaciones de muchos de los movimientos sociales. Entrevista al director de Caritas Chile

El pasado fin de semana, el presidente de Cáritas América Latina y el Caribe, Mons. José Luis Azuaje, expresó en un comunicado su solidaridad con “comunidades y pueblos que viven sumergidos en la pobreza, la inequidad, la exclusión y la indigencia, que viven descartados” y con aquellos que trabajan en la construcción de caminos de paz y de justicia. El prelado mencionó las difíciles situaciones que viven países como Chile, Ecuador, Venezuela, Bolivia, Puerto Rico, Haití, Honduras y Nicaragua, entre otros.

El obispo, recuerda además que existe la “constatación de querer imponer por caminos democráticos en la región ciertas ideologías que han perdido sus valores y se erigen hoy día como paladines de un poder hegemónico, utilizando a los pobres y sus comunidades como medios para lograr fines políticos que trascienden fronteras nacionales y que permiten un nuevo colonialismo, debilitando el Estado de Derecho y la separación de poderes, lo que impide caminar hacia un marco de justicia y solidaridad”.

Aunar esfuerzos en busca del bien común

El también arzobispo de la Arquidiócesis de Maracaibo, dice en el comunicado que es necesario que los gobiernos y sociedades de estos países en conflicto “se encuentren en diálogos abiertos y sinceros que permitan aunar esfuerzos para la construcción de una sociedad que todos sientan como propia y para la cual todos busquen el bien común”.

Como dijo el Papa Francisco y recuerda Mons. Azuaje, un cambio es posible si se pone la economía al servicio de los pueblos, y no al servicio del dinero y sus dueños. Cada Nación puede ser artífice de su propio destino, buscando la paz hacia la justicia, “sin tutelajes ni injerencias donde el más fuerte subordina al más débil”. Es necesario defender la madre tierra, como se dijo en el sínodo.  La casa común está siendo saqueada, devastada, vejada impunemente. Y por último, hacer de la política un servicio a la vida y al bien común. El compromiso por el bien común debe estar inspirado por la caridad,  la política, los gobiernos, los poderes públicos deben reconocer la dignidad humana y trabajar por el desarrollo integral y sustentable de los pueblos.

La situación en Chile

Los disturbios comenzaron con la decisión del presidente Sebastián Piñera de subir el precio del boleto del metro de Santiago. El descontento y la frustración que persiste en medio de la población salió a flote, y la gente salió a las calles a protestar, clamando contra la inequidad. Consecuencia de esta tensión que se vive en el país, Chile decidió no ser más la sede de dos grandes cumbres, la de los líderes del Foro de Cooperación del Asia Pacífico (APEC) y la del clima COP-25, que debían realizarse en la ciudad de Santiago de Chile en noviembre y diciembre respectivamente.

Derechos Humanos en el país

Los obispos chilenos en un comunicado, llamaron a los manifestantes y a los “organismos y autoridades competentes a velar por el respeto de los derechos fundamentales, el trato ajustado a derecho de las personas detenidas y el respeto a los servidores públicos llamados a mantener el orden y la seguridad de acuerdo a las normas que la ley consagra».

Además, pidieron evitar más derramamiento de sangre. Esta, dijeron, tiene que ser para todos, la principal motivación en este momento para construir efectivamente la paz social. “Los caminos de vida y unidad jamás se construyen con la muerte de compatriotas ni atropellando la dignidad de las personas, de todas las personas, independiente de su condición», se lee en el comunicado.

El saldo de las víctimas y daños materiales

Según informan medios nacionales, se ha imputado a 997 personas por destrozos, incendios, saqueos o enfrentamientos con las fuerzas del orden. Hasta el momento las autoridades contabilizan 389 personas que se encuentran en prisión preventiva tras ser denunciados, y se registraron casi mil 500 lesionados, divididos entre 876 policías y 530 civiles.

Mientras, desde el miércoles llegó al país la misión técnica de la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos para analizar posibles abusos durante las protestas sociales. La misión técnica estará en Chile hasta el 22 de noviembre. En todo este tiempo, la misión recorrerá diversas ciudades y visitará centros de detención, reuniéndose con autoridades del Gobierno, con la sociedad civil, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile y con otras agencias de las Naciones Unidas.

El director de Caritas Chile, Lorenzo Figueroa, explica que, en estos días, que ha persistido la violencia, ha habido también una vulneración grave de los DDHH, según datos denunciados por el Instituto Nacional de derechos Humanos.

Lorenzo Figueroa hace un balance sobre la situación en el país, donde en las calles se sigue manifestando la población, sin importar edad ni sector de la sociedad. Porque como dice Figueroa, las medidas adoptadas hasta ahora para detener la crisis non han sido suficientes.

(Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano, vaticannews.va)

 

 

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 38859 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).