Una mano amiga vence la corrupción

Nos llena de alegría descubrir de qué parte se pone Dios y a quién extiende su mano amiga, aunque se trate una persona corrupta y sufra el rechazo social. Sabemos que el Señor sostiene a los que están a punto de caer, y a quienes han tropezado, él los endereza. No se trata solo de altruismo, es entender bien la invitación que hace Jesús a una persona que sufre la marginación social por su corrupción económica y colaboracionismo político. Jesús no tiene ningún problema en acercarse a este tipo de personas, hasta el punto de «invitarse» a su propia casa.

Estamos ante una pedagogía original que nos reorienta desde el amor y, con él, invita a un cambio de vida que será saludable para toda la persona. Por nuestra parte, conviene acceder, pues, con toda confianza a esta propuesta de Dios, que se acerca porque ama todo lo que existe y no abomina nada de lo que ha creado. La invitación es a conocer que su proximidad y el encuentro con él a través de Jesús puede dar a mi vida un nuevo horizonte y una orientación decisiva. Mientras tanto, si dejamos que Jesús entre en nuestra casa, nos da la oportunidad de vivir con honradez, haciendo de nuestro trabajo un medio de santificación y una fuente de caridad hacia los más pobres.

En el Evangelio leemos que un tal Zaqueo, tras acoger a Jesús en su casa, reconoce la situación de pecado en que ha convivido y recupera la libertad. Colaboracionista con los que oprimen a su pueblo y corrupto en sus negocios, ahora alguien le ha ofrecido una mano amiga y se ha dejado invitar, alguien que con su sola presencia le interpela sobre su conducta y le pide honradez y transparencia. Venciendo su egoísmo, ha pasado de acaparar bienes para él a abrir el corazón a Dios y a los demás, ha comenzado una vida nueva y confiesa: «Señor, ahora mismo doy a los pobres la mitad de mis bienes, y a todos a los que he defraudado, les restituyo cuatro veces más».

El seguimiento de Jesús conlleva hacer el bien a todos, especialmente a los más pobres. Jesús pide al creyente que se enriquezca a los ojos de Dios. Su presencia nos renueva interiormente, nos da un corazón nuevo, capaz de la mejor acogida y, desde una actitud humilde, nos hace decir en el momento de recibirlo: ¡Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme!

+ Sebastià Taltavull

Obispo de Mallorca

Mons. Sebastià Taltavull Anglada
Acerca de Mons. Sebastià Taltavull Anglada 100 Articles
Mons. D. Sebastià Taltavull nace en Ciutadella de Menorca (Baleares), el 28 de enero de 1948. Después de los primeros estudios en la Compañía de Maria y en el Colegio salesiano, el año 1959 ingresa en el Seminario diocesano de Menorca y cursa los estudios de Humanidades, Filosofía y Teología. El 23 de septiembre de 1972 recibe la ordenación sacerdotal en la Catedral de Menorca, después de cursar estudios en la Facultad de Teología de Cataluña y obtener la Licenciatura en Teología dogmática. CARGOS PASTORALES El mismo día de la ordenación sacerdotal es nombrado Director de la Casa diocesana de Espiritualidad de Monte-Toro (1972-1984) y Delegado diocesano de Juventud (1972-1989). Dos años después, Rector del Santuario Diocesano de la Virgen de Monte-Toro, Patrona de Menorca (1975-1984). Es elegido Secretario del primer Consejo Diocesano de Pastoral (1973-1977) y Secretario del Consejo del Presbiterio y Colegio de Consultores (1983-1989). Fue Consiliario del Movimiento de Jóvenes Cristianos, de grupos de Revisión de Vida del MUEC y de Escultismo entre 1977 y 1989. Recibe el encargo de Formador (1977-1984) y Profesor de Teología dogmática (1977-1994) del Seminario y del Instituto Diocesano de Teología. Fue Rector del Seminario Diocesano de 1995 a 2002. El año 1984 es nombrado Párroco de San Rafael de Ciutadella, cargo que ejerce hasta 1992, año en que es nombrado Consiliario del Centro Catequístico de San Miguel (1992-2005). El 23 de septiembre de 1989 es nombrado Vicario General de la Diócesis de Menorca y Moderador de la Curia, cargos que ejerce hasta el año 2002, año en que es nombrado Párroco de Ntra. Sra. del Rosario de la Catedral y de San Francisco de Asís de Ciutadella y elegido Deán-Presidente del Cabildo y Penitenciario de la Catedral (2002-2005). Le es asignada la tarea de Moderador de la Asamblea Diocesana de Menorca celebrada entre los años 1996-1998. Además de trabajar en el Secretariado Diocesano de Catequesis en los Departamentos de Catequesis de adolescentes y jóvenes (1973-1995) es nombrado Delegado Diocesano de Catequesis (1989-1995) y forma parte del Secretariado Interdiocesano de Catequesis de Cataluña y Baleares (SIC), dedicándose especialmente a la catequesis de adolescentes, jóvenes y catequesis familiar. Como Consiliario ha trabajado en los Equipos de Matrimonios de Nuestra Señora (1988-2005) y se ha dedicado a la preparación y formación de catequistas (1973-1998) y de los matrimonios-catequistas de grupos de Catequesis familiar (1998-2005). Para los años 2002-2005 fue nombrado Delegado Diocesano de Medios de Comunicación Social y para las Relaciones Institucionales. Fue nombrado Obispo Auxiliar de Barcelona por Benedicto XVI el 28 de enero de 2009 y recibió la Ordenación episcopal el 21 de marzo de 2009. Es administrador apostólico de Mallorca desde el 8 de septiembre de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y Pastoral Social. Anteriormente, fue miembro del Consejo Asesor de la Subcomisión de Catequesis y desde junio de 2005 Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Conferencia Episcopal Española hasta su nombramiento como Obispo. Desde 2009 hasta 2011 fue miembro de dicha comisión. En 2011, fue elegido Presidente de dicha Comisión.