Mons. Cabrera López: La misión es igual a testimonio cristiano

Monseñor Rogelio Cabrera López, Presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana (CEM) y arzobispo de Monterrey (ANSA)

En un vídeo mensaje con ocasión del Mes Misionero Extraordinario y del inicio del Sínodo para la Amazonía, el arzobispo de Monterrey y Presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana, Monseñor Rogelio Cabrera López, resaltó la importancia de la Iglesia misionera, que debe dar “testimonio del Señor resucitado”.

El Presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana (CEM) y arzobispo de Monterrey, Monseñor Rogelio Cabrera López, ha enviado un vídeo mensaje con motivo del Mes Misionero Extraordinario.

En el mensaje, las primeras palabras de Monseñor  Cabrera López son para manifestar su alegría por el presente Sínodo dedicado a la Región Panamazónica, recordando, al mismo tiempo, que el Papa Francisco ha invitado a ver este Sínodo en “clave misionera”: “está de por medio la misión de la Iglesia de llevar el mensaje de Jesucristo a todos los lugares del mundo especialmente a la zona amazónica”.

El prelado recuerda asimismo que “desde los primeros tiempos, la Iglesia Católica tiene marcado un objetivo muy claro, dado por el mismo Cristo: ser misionera”. “El valioso y emprendedor peregrinar de los primeros discípulos, y de los miles de cristianos a lo largo de la historia, ha brindado a la Iglesia la oportunidad de llevar el mensaje de Cristo a todos los rincones del mundo”, precisa.

La misión de los bautizados

El Presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana afirma además que el escuchar testimonios “esperanzadores de aquellos que han entregado su vida para ir a lugares alejados del bullicio citadino y compartir la Buena Nueva con sencillez y generosidad, fortalece nuestro espíritu”. Esta donación de vida – añade el arzobispo de Monterrey – nos recuerda constantemente la misión que hemos de vivir todos los bautizados en cualquiera de los ambientes donde desarrollamos nuestra vida”.

“Fue en el año 1926, cuando el Papa Pío XI estableció en la Iglesia que el mes de octubre se dedicara, particularmente, a la reflexión de nuestro compromiso misionero y se procurara la comunión de bienes con quienes trabajan arduamente en lugares de misión”, recuerda también monseñor Cabrera López.

Asimismo, el arzobispo evidencia que el apostolado que realizan los misioneros “está marcado por una gran cantidad de dificultades” y es “gracias a la solidaridad, espiritual y material, de los cristianos en el mundo” que estas dificultades “son superadas”.

Volver a encontrar el sentido misionero recibido en el Bautismo

“Este año, continua el arzobispo de Monterrey, el Papa Francisco ha motivado a que vivamos un tiempo misionero extraordinario en toda la Iglesia, conmemorando el centenario de la promulgación de la Carta Apostólica ‘Maximum Illud’, sobre la propagación de la fe en el mundo, del Papa Benedicto XV (30 de noviembre de 1919)”. “La celebración de este mes – dice el Papa Francisco –  nos ayudará a volver a encontrar el sentido misionero de nuestra adhesión de fe a Jesucristo, fe que hemos recibido gratuitamente como un don en el Bautismo”.

Finalmente, el arzobispo mexicano hace una invitación a los fieles de la Iglesia de Monterrey para que se unan a esta intención en cada una de las comunidades y realicen acciones “que den testimonio del mensaje cristiano para que también la misión se viva en nuestra arquidiócesis”.

Tras recordar que el domingo 20 de octubre, será el día dedicado para celebrar la Jornada Mundial de las Misiones, Monseñor Rogelio Cabrera López agradece a los fieles de Monterrey por sus oraciones por la Iglesia, y agrega:

“ En este cambio de época urge claridad de proyectos y urge, sobre todo, que haya cristianos, sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles laicos, que den testimonio del Señor resucitado, porque misión es igual a testimonio cristiano. ”

(vaticannews.va)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 38357 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).