Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado

Queridos diocesanos:

No se trata sólo de migrantes» es el lema de esta Jornada para el año 2019. Este año se celebra con una novedad: la Santa Sede hacía público el pasado mes de noviembre la decisión de cambiar de enero al último domingo de septiembre la Jornada, respondiendo a la petición de varias Conferencias Episcopales. Será, pues, el domingo 29. Veréis muchas referencias en los medios de comunicación social porque todas las diócesis harán para ese día el anuncio sobre una realidad tan preocupante y que a todos conmueve por la enorme cantidad de vidas humanas que están en juego.

En nuestra diócesis hemos adelantado esta Jornada al domingo, 22 de septiembre. Los responsables han considerado la coincidencia con la Feria de San Miguel y han preferido cambiar de fecha para darle mayor importancia y para que el contenido de su mensaje llegue nítido a la conciencia de todos, creyentes o no. Han organizado una misa en la parroquia del Carmen a las 10 horas y después un Festival folklórico en el colegio Sagrada Familia.

La fecha es distinta pero el objetivo es el mismo: sensibilizar sobre la acogida a los migrantes y refugiados que «no son un peligro sino una ayuda que nos enriquece» como recuerdan los obispos de la Comisión Episcopal de Migraciones en su mensaje para esta Jornada. También reclaman en su escrito que se traten de erradicar y prevenir situaciones de vulnerabilidad o la desatención de los derechos humanos.

Como todos los grandes temas que afectan al ser humano y a la sociedad en su conjunto tienen ramificaciones múltiples y las soluciones son muy complejas. Nuestra atención no pretende simplificar la situación ni banalizar el drama que viven a diario muchos hermanos nuestros. Con estas líneas sólo quiero conseguir una reflexión más cercana al Evangelio y una implicación de todo cristiano en la búsqueda de soluciones globales y fraternas. No podemos quedarnos limitados a recibir las informaciones que nos ofrecen los medios. Han sido muy intensos en los últimos meses. Cada día teníamos como noticia principal unas muertes en el mar, unas mafias que tratan como mercancía a los seres humanos, las gentes de unos barcos que pretenden ayudar y, en algunos casos, lo consiguen, los gobiernos que quieren que se cumplan las leyes y omiten la ayuda necesaria para salvar vidas, los periodistas y los estudiosos del tema que analizan y conforman la opinión pública, la ideologización de esta trágica situación que permite que los distintos grupos sociales se lancen invectivas, como piedras a la cabeza de los oponentes, produciendo añadidos enfrentamientos según la posición ideológica o partidista de cada cual. Y nosotros produciendo comentarios y dictando soluciones mientras tranquilamente tomamos café en la barra de un bar.

Los cristianos observamos la complejidad de estos grandes problemas humanos pero necesitamos actuar con criterios evangélicos. Nacen todos ellos de las palabras y de las actitudes que manifiesta Jesús de Nazaret.

Quiero acabar mi comentario con unas palabras del papa Francisco en su Mensaje para esta ocasión glosando el lema, que se repite, y añadiendo otras frases que condicionan y contrastan nuestra propia actitud: No se trata sólo de migrantes, se trata de nuestros miedos; …se trata de la caridad; …se trata de nuestra humanidad; …se trata de no excluir a nadie; …se trata de poner a los últimos en primer lugar; …se trata de la persona en su totalidad, de todas las personas; …se trata de construir la ciudad de Dios y del hombre.

Con mi bendición y afecto.

 † Salvador Giménez Valls

Obispo de Lleida

Mons. Salvador Giménez Valls
Acerca de Mons. Salvador Giménez Valls 187 Articles
Mons. D. Salvador Giménez Valls nace el 31 de mayo de 1948 en Muro de Alcoy, provincia de Alicante y archidiócesis de Valencia. En 1960 ingresó en el Seminario Metropolitano de Valencia para cursar los estudios eclesiásticos. Es Bachiller en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca. Fue ordenado sacerdote el 9 de junio de 1973. Es licenciado en Filosofía y Letras, con especialización en Historia, por la Universidad Literaria de Valencia. CARGOS PASTORALES Inició su ministerio sacerdotal como párroco de Santiago Apóstol de Alborache, de 1973 a 1977, cuando fue nombrado director del Colegio “Claret” en Xátiva, cargo que desarrolló hasta 1980. Este año fue nombrado Rector del Seminario Menor, en Moncada, donde permaneció hasta 1982. Desde 1982 hasta 1989 fue Jefe de Estudios de la Escuela Universitaria de Magisterio “Edetania”. Desde 1989 a 1996 fue párroco de San Mauro y San Francisco en Alcoy (Alicante) y Arcipreste del Arciprestazgo Virgen de los Lirios y San Jorge en Alcoy (Alicante) entre 1993 y 1996. Desde este último año y hasta su nombramiento episcopal fue Vicario Episcopal de la Vicaría II Valencia Centro y Suroeste. Además, entre 1987 y 1989, fue director de la Sección de Enseñanza Religiosa, dentro del Secretariado de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de la CEE, y fue miembro del Colegio de Consultores entre 1994 y 2001. El 11 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como obispo auxiliar de Valencia. Recibió la ordenación episcopal el 2 de julio del mismo año. Fue administrador diocesano de Menorca del 21 de septiembre de 2008 hasta el 21 de mayo de 2009, fecha en la que fue nombrado obispo de esta sede. Tomó posesión el 11 de julio del mismo año. El 28 de julio de 2015 se hacía público su nombramiento como obispo de Lleida. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social desde 2014. También ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de 2005 a 2014.