“La alegría de ser familia”, una jornada festiva de novios, matrimonios, hijos y abuelos

Más de ciento cincuenta personas se dieron cita este sábado día  21 de septiembre en el Seminario Menor de Santiago para participar en el I Encuentro Diocesano de novios, matrimonios, hijos y abuelos organizado por la Archidiócesis compostelana a través de la Delegación Diocesana de Pastoral Familiar. Familias que se hicieron notar por la presencia de sus hijos y por la alegría que mostraron a lo largo de toda la jornada. El encuentro se inició con una oración y una pequeña intervención del arzobispo, monseñor Julián Barrio, quien manifestó sentirse alegre por este acontecimiento, “porque sois familias que sabéis a dónde vais”. La acogida del arzobispo era hacer presente en el encuentro “La alegría de ser familia”, el lema de la jornada. También fue notable la presencia de adolescentes y jóvenes.

El obispo auxiliar, monseñor Jesús Fernández, promotor de esta iniciativa, tuvo una intervención en la sesión de la mañana en la que pidió a los matrimonios dar gracias a Dios por el don del amor y de la familia, pidió responsabilidad para hacerlos crecer y demandó ser conscientes de vivir en y desde la Iglesia para servir a la familia. Monseñor Fernández González reflexionó sobre las etapas por las que pasa el amor humano: noviazgo, matrimonio y familia. Y explicó cuál es la apuesta de la Archidiócesis de Santiago para fortalecer la pastoral familiar, que pasa primeramente por formar a los jóvenes en la importancia de la vocación al matrimonio, por la preparación de los novios a su compromiso esponsal y por el acompañamiento de los matrimonios jóvenes.

Una de las novedades del encuentro fue la presencia de un grupo de sordos, que contaron con el apoyo de una intérprete de lengua de signos española. Con este gesto, la Iglesia diocesana quería simbolizar su cercanía a estas personas a fin de conseguir su plena integración eclesial y social, reconociendo así el trabajo que ya se desarrolla en la Pastoral del Sordo.

El plano lúdico de la jornada, del que disfrutaron especialmente los más pequeños, fue la actuación del mago Alexis. Alexis es un mago de profesión que proviene de una familia mejicana que se dedica al espectáculo y animación y que descubrió que con su profesión puede llegar a muchos y por ende hacer de ello también una fuente de evangelización, surgiendo así el número de Magia Evangelizadora.

La jornada se cerró con la Eucaristía que presidió el arzobispo, una ceremonia llena de símbolos, como los carteles dibujados por los niños en sus talleres de la mañana y presentados junto a las ofrendas del pan y del vino; el recuerdo a las mujeres asesinadas en Valga y la oración por su familia; o la acción de gracias por las parejas de novios que se presentaron ante el arzobispo como imagen del futuro de la sociedad y de la propia Iglesia.

En su homilía, el arzobispo indicó que daba “gracias a Dios por el don de las familias” y dijo que pedía “de manera especial por las que están pasando por momentos difíciles”.

El arzobispo recordó que “también hoy se está negociando astutamente con la familia, no apoyándola como se debería y acosándola con una legislación que la está minando indirectamente. Es un fraude a la familia contra los planes de Dios”. Monseñor Barrio pidió a todos los presentes no dejar “a Dios fuera de la familia”; rogó a los esposos ser “misericordiosos con las debilidades mutuas”; alentó a los novios a “recordar siempre que la grandeza del amor es entregarse por completo al otro”; invitó a los jóvenes a estar cerca de Cristo, para así “beber del verdadero manantial que mantiene vivos vuestros sueños, vuestros proyectos, vuestros grandes ideales, y os lanza al anuncio de la vida que vale la pena”; dijo que los niños nos enseñan a ver que las cosas se pueden hacer de otra manera; y alabó el papel de los abuelos, porque “tenéis la misión de testimoniar los valores que cuentan de verdad, más allá de las apariencias”.

(Archidiócesis de Santiago de Compostela)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41432 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).