Legado solidario por un mundo más justo

Con motivo de la celebración del Día Internacional del Legado Solidario, Manos Unidas recuerda que las herencias y legados solidarios son un importante instrumento para contribuir a hacer realidad el compromiso de un mundo más justo.

“Las herencias y legados solidarios a favor de organizaciones como Manos Unidas son una forma generosa de ofrecer una vida mejor a las generaciones venideras. Una manera de colaborar con los más necesitados, que está adquiriendo cada vez mayor importancia, aunque todavía no es muy conocida en nuestro país”, explica Alberto Mora, responsable de esta iniciativa en la ONG.

Ese desconocimiento y la percepción que hay en la sociedad española de las dificultades que podría entrañar dejar un legado o un testamento solidario, es lo que, según Mora, “hace que en España la cantidad de personas que deciden nombrar a una ONG como Manos Unidas en su testamento sea muy reducido frente a otros países en los que esta manera de colaborar está más extendida”. “Sin embargo, se trata de un acto sencillo, económico y reversible, que respeta los derechos de los herederos forzosos”, explica.

Era una obligación moral

Antonio Molina, toledano y hombre de fe, falleció hace algo más un año haciendo realidad su deseo de apoyar a las personas más necesitadas gracias a su legado solidario. “Mi padre nos comunicó su intención de dejar parte de su herencia para ayudar a la Iglesia católica con las necesidades que creyera más urgentes”, asegura su hijo, Francisco Molina. “Para él, esta era una obligación moral”, afirma.

“No sé si padre era socio de Manos Unidas, pero para él esta organización era la adecuada para materializar, en proyectos concretos, su amor al prójimo”

El de Antonio, es uno de los múltiples motivos por los que personas anónimas, afines a Manos Unidas y empeñadas en construir un mundo mejor, deciden dejar su herencia o un legado a la organización. Porque “dejar una herencia o un legado solidario a Manos Unidas es una manera de asegurar que nuestros valores de solidaridad y lucha por un mundo más justo perduran en el tiempo”, asegura Alberto Mora, responsable de esta iniciativa en la ONG.

Un 17,1% de la recaudación de 2018

Históricamente, Manos Unidas ha sido una de las principales entidades receptoras de herencias y legados solidarios en España.

En el año 2018, Manos Unidas recaudó, por este concepto, 7.957.251 €, un 17,1 por ciento del total de los ingresos del año, lo que ha permitido financiar diversos proyectos en todos los sectores de actuación de la ONG. “Son muchas las personas que han confiado en nosotros y nos han incluido en su testamento, para que hagamos perdurar en el tiempo su generosidad”, explica el responsable de herencias y legados de la organización.

“Algunos de ellos expresa su voluntad de dedicar su aportación a causas concretas como la educación, la infancia, el trabajo con mujeres o la protección del medioambiente, mientras que otros, como Antonio, prefieren dedicarlos a los fines de la organización, para que se dediquen a la lucha contra el hambre en el mundo”, informa Mora.

Los ingresos por herencias y legados han sido importantes en delegaciones como la Madrid, de donde procede la mayor parte de lo recibido, con un importe de 2.783.022 €. A Madrid le siguen la delegación de Granada, con 555.402 €; Oviedo, con 553.769 €; Vitoria, con 484.906 € y San Sebastián, con 476.094 €.

Sobre la Campaña Legado Solidario

Manos Unidas es una de las 25 organizaciones que forman parte del Legado Solidario,  la Campaña Informativa sobre Herencias y Legados Solidarios, que se presentó públicamente en 2007 y cuyo objetivo principal es informar sobre el procedimiento sencillo, económico y útil a seguir para realizar testamento ante notario y decidir sobre la administración del patrimonio, así como sobre la posibilidad de realizar un legado solidario.

(Manos Unidas)

 

 

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37933 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).