La peregrinación en Jesucristo, María y la Iglesia

Hoy me gustaría compartir algunas reflexiones sobre la peregrinación a partir del Nuevo Testamento. En primer lugar, contemplamos cómo Nuestro Señor Jesucristo entra en la historia humana y recorre los caminos del ser humano. Nace en Belén, se verá forzado a emigrar a Egipto, vive después en Nazaret y durante su vida pública recorre los caminos de Palestina. Siendo un niño peregrina al templo de Jerusalén para ser presentado por sus padres y después peregrina como judío observante en las fiestas que estaban prescritas.

Cristo se hace presente en la vida de todo ser humano y se revela como Camino, Verdad y Vida. Su vida y ministerio público, recorriendo los caminos de Palestina, deviene una peregrinación hacia Jerusalén, un viaje que tiene como meta la Pasión, Muerte, Resurrección y Ascensión a los cielos. La vida de Cristo, entregada por amor hasta la muerte, es un camino, una peregrinación de abajamiento, de humillación, y finalmente, de resurrección y de exaltación a la derecha del Padre. El Hijo eterno se encarna, se hace hombre, se humilla a sí mismo tomando la forma de siervo; siendo rico, se hace pobre por nosotros y da su vida muriendo en la cruz por nuestra salvación. Resucitado por el Padre, es glorificado y exaltado a su derecha como Salvador.

En segundo lugar, María es introducida en el misterio de Cristo desde el momento de la anunciación y será modelo de peregrinación de la fe. En primer término, cuando se dirige con decisión a visitar a su prima Isabel; en la Natividad, al mostrar a los pastores y a los Magos a su Hijo primogénito; también al presentarlo en el Templo y cuando años más tarde lo encuentra entre los doctores de la Ley, ocupado en las cosas de su Padre. San Juan Pablo II resalta dos aspectos en referencia a la Virgen María: la radical novedad de la fe de María y la noche de la fe de María en su manera de ascender las cumbres de la peregrinación de la fe.

A lo largo de la vida pública de Jesús, María sigue avanzando en la peregrinación de la fe y mantiene la unión con su Hijo hasta la cruz, donde es dada como Madre al discípulo por el mismo Jesús. María está presente al inicio de la peregrinación de la Iglesia en Pentecostés. Antecede y pertenece al misterio de esta Iglesia que comienza su andadura en la historia, ella, que era el testigo singular de la infancia de Jesús y de la vida oculta de Nazaret y por eso estaba en el corazón más profundo de la misma Iglesia. En la peregrinación de la Iglesia María nos ha precedido y nos acompaña siempre. Ella es consuelo para los creyentes y signo de esperanza cierta.

Y en tercer lugar la Iglesia es el pueblo peregrino que Dios reúne en el mundo entero. Realiza su misión de anunciar el Reino de Dios e instaurarlo en todos los pueblos mientras peregrina en medio de las dificultades y persecuciones del mundo con la gracia y la fuerza que recibe del Señor resucitado. Mientras camina en esta tierra tiene la experiencia de que ésta no es su morada definitiva. Mientras tanto, es sacramento de salvación, fermento vivo en el transitar de la historia, formando una comunidad de peregrinos en medio de los hombres.

Dios quiere que todos los hombres se salven. Para eso eligió a Israel, que es figura del nuevo Pueblo de Dios, constituido por judíos y gentiles, unificado según el Espíritu. Este pueblo tiene por cabeza a Cristo, tiene por ley la caridad y como fin el Reino de Dios. Este nuevo pueblo de Dios es la Iglesia de Cristo, que peregrina en este mundo confortada con la presencia del Señor según su promesa a los apóstoles: “Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el final de los tiempos” (Mt 28,19).

 

+ Josep Àngel Saiz Meneses,

Obispo de Terrassa

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 317 Artículos
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar.Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos.En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989).El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”.El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis.El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa.En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.