Mons. Gordo: «Hagamos del mar nuestro hogar»

Mons. Gordo, obispo auxiliar de Barcelona, el barrio de la Barceloneta. Fotografía: Ramon Ripoll)

Una vez más, la Virgen ha vuelto en procesión por el barrio marinero de Barcelona. Este 13 de julio, hacia los alrededores de las cinco de la tarde, todos los devotos esperaban un año más, con cantos y bailes, la salida de la Virgen en la plaza de la Barceloneta, para iniciar la tradicional celebración.

Este año, ha contado con la participación del obispo auxiliar de Barcelona, ​​Mons. Sergi Gordo, que por primera vez presidió esta fiesta tan popular entre la gente de mar. Bajo el lema: «El mar es nuestra casa, cuidémoslo», el obispo recordó que es la Virgen del Carmen, «quien nos enseña a mirar con misericordia aquellos que sufren en el mar».

Procesión

Los pescadores, los marineros, los trabajadores y las familias de la zona portuaria se añadieron a la procesión. Un momento para pedir la protección de la Virgen. Después de la caminata por el paseo marítimo, a paso lento, en dirección al muelle de los pescadores, la comitiva se detuvo para navegar a alta mar. Todos se distribuyeron a las diferentes embarcaciones de pesca, así como alguna golondrina que se ofreció para asegurar que todos pudieran disfrutar de la travesía con la Virgen.

Santa Misa

Una vez en tierra firme, tuvo lugar la Santa Misa, presidida por el obispo auxiliar, y concelebrada por otros sacerdotes del arciprestazgo. No faltó, el diácono Ricardo Rodríguez, representante del Apostolado del Mar del Arciprestazgo de Barcelona y del centro Stella Maris, que vela por el bienestar de los marineros durante el año.

Aludiendo a esta necesidad de velar por el otro, el obispo sergi subrayó como la Virgen nos llama a hacer esta atención a nuestro hermano. «Aprendamos de nuestra Madre que supone ser hijo y que supone ser hermano, que la vida del otro no debe ser indiferente», explicaba el obispo. Así, haciendo referencia a la Parábola del Buen Samaritano, explicaba la necesidad de parar para atender aquel que sufre.

Atender al hermano

En este sentido, recordó unas palabras de Martin Luther King que decía: «no me de pensar que nos pasará a nosotros si nos detenemos, sino que le pasará al otro si me paro».

El obispo Sergio se refirió a todas aquellas personas que mueren a nuestro mar. «Ojalá nuestro corazón latiera al ritmo del de la Virgen – exponía el obispo- un corazón que late por lo que le pasará al otro si no lo atendemos». «No hay que hacerlo todo, pero sí detenernos. Donde no llegue un llegará otro», explicava. Así, subrayando el eje del Plan Pastoral dijo, que «la fraternidad debe ser compartida. y le pedimos hoy al señor por el mar. El mar es nuestro».

«Hagamos del mar nuestro hogar», animó. Así lo afirmó, confiando en el Señor, que nos conduce por alta mar. En esta línea, destacó que «quien lleva la barca de la Iglesia es Él». «Por eso debemos confiar en la ruta que nos marca», añadió.

Tras rezar por todas las vidas perdidas en el mar, dejaron la corona de flores en el agua, en su recuerdo.

(Archidiócesis de Barcelona)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40347 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).