«A Sor Inés la mataron por amor al pueblo centroafricano»

La capilla de Santa Tecla de la Catedral de Burgos acogió el sábado 6 de julio una misa funeral por la religiosa burgalesa Inés Nieves Sancho, asesinada en la aldea de Nola (República Centroafricana) el pasado mes de mayo. Presidió la eucaristía el arzobispo de Burgos, Mons. Fidel Herráez Vegas, con quien concelebraron dos obispos burgaleses, monseñor Braulio Saéz García, hasta hace poco obispo auxiliar de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) y monseñor Jesús Ruiz Molina, obispo auxiliar de Bangassou (República Centroafricana), quien pronunció la homilía.

«A sor Inés la mataron por amor, solo por amor a su Señor Jesús, la mataron por amor al pueblo centroafricano», subrayó Ruiz Molina. «Sor Inés hizo la opción de quedarse en una tierra donde llueven balas, y cuando estás donde llueven balas, alguna puede alcanzarte… Sor Inés hizo esa opción por amor», insistió. En la República Centroafricana donde yo estoy, llevamos siete años en un contexto de muerte y sin sentido. Siete años anhelando la paz, intentado construir la paz. Sor Inés la construía con sus chicas, a las que enseñaba costura y las ayudaba en los estudios para que pudieran tener un futuro más prometedor… Era su manera de ser testigo del Resucitado. La paz del Resucitado es el lema que nos alienta a quedarnos allí, conscientes de que nadie ni nada, ni las balas, ni los cuchillos podrán arrebatarnos esa paz que nos da Jesús Resucitado».

Don Jesús recordó que hoy 650 burgaleses siguen en tierra de misión para que la luz del evangelio siga brillando. «El Evangelio que Burgos recibió hace mucho más de un siglo, lo hemos transmitido. Ese Evangelio sigue siendo luz para las naciones, consuelo y alegría para los pobres». «Cuánto deseo que Burgos siga siendo fiel al Evangelio recibido. El martirio de sor Inés es un aliciente para nuestra fe…».

«Burgos, levántate y anda»

«Burgos ha dado la luz del Evangelio a tantas tierras…», prosiguió. «¡Qué maravilloso sería si ahora nuestra diócesis supiera apreciar, acoger y celebrar esa misma fe con nuestros hermanos venidos de América, Asia y África! ¡Ay si supiéramos revestir nuestra fe tantas veces cansada con la la luz que viene de estos pueblos lejanos que han acogido la luz de Cristo! ¡Diócesis de Burgos, no te repliegues en tu vanagloria secular, no te refugies en tus piedras centenarias, no te escondas en tu pasado glorioso. Burgos, ábrete al futuro de Dios: escucha a esos pueblos lejanos que han recibido la luz de Cristo de la mano de misioneros como sor Inés… Escucha a esos pueblos que ahora invaden tu ciudad… Escucha su dolor… Escucha a esos emigrantes portadores de esa luz inagotable de Cristo… Burgos, abre los ojos a la belleza de esas culturas diferentes que ahora peregrinan hacia ti… Vístete de su luz y su color».

Ruiz Molina concluyó su homilía parafraseando las palabras de Pedro ante el paralítico y dirigiéndose a la Iglesia de Burgos: «Levántate y anda. Sí diócesis de Burgos, camina. Sé una Iglesia en salida, acoge la luz maravillosa que llega desde fuera de tus fronteras, continúa siendo luz para los pueblos, luz para los de fuera».

Al finalizar la celebración, el obispo auxiliar de Bangassou hizo entrega de la cruz que portaba la religiosa asesinada a sus familiares, y de su alianza al arzobispo de Burgos, quien se comprometió a darle un lugar que ayude a recordar esa alianza diocesana con el Evangelio.

(Archidiócesis de Burgos)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37592 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).