Un nuevo sacerdote para la diócesis de Astorga

Muchos familiares, amigos, compañeros y un nutrido grupo de sacerdotes diocesanos acompañaron a Antonio Ferrer Soto el domingo 30 de junio en la Capilla del Seminario de Astorga donde recibía la ordenación presbiteral de manos del obispo de León, Mons. Julián López.

Un momento muy especial para la diócesis de Astorga ya que incorpora a un nuevo sacerdote al presbiterio diocesano. El obispo de León tuvo un especial recuerdo al comienzo de la homilía para nuestro querido, recientemente fallecido, obispo Mons. Juan Antonio Menéndez.

Después de la homilía, el candidato se postró en el suelo mientras se invocaba al Espíritu Santo con el canto de las letanías de los santos. El momento central del rito de la ordenación es la imposición de manos, este expresivo gesto realizado por el obispo juntamente con todos los sacerdotes y la posterior oración consacratoria confieren el presbiterado. Por tanto, Antonio se reviste ya como presbítero ayudado por los sacerdotes diocesanos D. Severino y D. Lisardo. La unción interior del espíritu se expresa por la unción con el Santo Crisma de las manos del nuevo sacerdote.

Tras ser ungidas sus manos por el obispo fueron anudadas con el lazo de manos por la madre de Antonio. Mons. Julián Lópezle hizo entrega de la ofrenda del pueblo santo, un cáliz y una patena, que previamente habían sido presentadas al obispo por los sobrinos de Antonio. Con un abrazo de paz del prelado legionense y de los sacerdotes allí presentes se simboliza la entrada de Antonio en el presbiterio. Y como nuevo miembro del mismo concelebra por primera vez la Santa Misa con el obispo. Al final de la celebración, muchos participantes se acercaron a besar las manos recién ungidas del nuevo sacerdote.

(Diócesis de Astorga)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37591 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).