Carta a los turistas que visitan nuestra diócesis

¡Bienvenido, bienvenida a nuestra casa!

Has decidido pasar unos días con nosotros, en estas tierras de Girona, porque te gustan, porque es tradición familiar, porque disfrutas de una residencia aquí o porque has oído hablar favorablemente de nuestras riquezas naturales, de las visitas culturales que puedes hacer, del trato recibido, de las condiciones… Se bienvenido/da.

Me presento: soy el obispo de la Diócesis de Girona y te escribo en nombre de los cristianos católicos de este territorio, que nos esforzamos para vivir cristianamente, dando testimonio del Evangelio, celebrando la fe y sirviendo a las personas.

Si estás leyendo estas líneas es porque has entrado en alguna de nuestras iglesias para rezar y celebrar la fe, por interés cultural o, sencillamente, para disponer de un rato de silencio y de recogimiento. O quizá hayas recogido esta carta de salutación en algunos de los hoteles en los cuales te alojas.

No te conozco personalmente, ni sé si eres creyente o no, ni de qué religión o iglesia. Tampoco sé cuál es tu idea del mundo y de las personas, ni los gozos y sufrimientos que asumes. Pero sí sé que eres un hijo o hija de Dios muy querido/da, y por tanto eres un hermano que buscas algo de tiempo para recuperar fuerzas y saborear, por unos días, el descanso y la fiesta que toda persona tanto necesita.

Si eres católico y quieres participar en las celebraciones del domingo o de otros días, serás acogido con mucha alegría. También –si lo deseas– en las iglesias podrás encontrar un espacio de silencio y recogimiento para rezar, reflexionar y admirar su belleza.

Deseo que el tiempo que pases entre nosotros te ayude a vivir una experiencia de gozo, de serenidad y de realización personal con tus seres queridos, que te acompañan. Que estas jornadas sean un anticipo del amor y de la solicitud que Dios te dedica a ti y a tu familia.

Piensa en el trabajo y en el esfuerzo de todos aquellos que estos días estarán a tu servicio, y ten para ellos un recuerdo.

¡Felices vacaciones! Cuenta con mi plegaria y con mi bendición.

+ Francesc Pardo i Artigas,

obispo de Girona