Cáritas Diocesana de Cádiz destinó más de 1.300.000 euros a combatir la pobreza y la exclusión

La Memoria 2018 de Cáritas Diocesana, que habitualmente se da a conocer con motivo de la celebración del Corpus Christi – Día de Caridad, nos habla del compromiso de la Iglesia Diocesana, a través de Cáritas, con más de 19.000 personas vulnerables y en situación de exclusión social.

Memoria de actividades

La Memoria anual expone el destino de los 1.375.737,75 euros invertidos en programas y proyectos de lucha contra la pobreza y la desigualdad en nuestra Diócesis. Este año 2018, por primera vez desde la aprobación de los nuevos estatutos de Cáritas, nuestra memoria de actividades recoge la acción de Cáritas Diocesana de Cádiz diferenciada de la de Cáritas Diocesana de Ceuta. Igualmente, los recursos invertidos que se detallan en la memoria de actividades corresponden a lo queCáritas Diocesana de Cádiz ejecuta como corporación, de forma directa, a través de sus programas sociales.

La labor de Cáritas Diocesana de Cádiz no sería posible sin el compromiso de 1.028 voluntarios y 26 trabajadores remunerados que han dedicado sus esfuerzos a dignificar las condiciones de vida y mejorar el acceso a los derechos de los más empobrecidos de nuestros pueblos y ciudades de la diócesis de Cádiz.

El impacto de la acción asistencial y promocional logrado por Cáritas Diocesana y el conjunto de los miembros que la conforman (parroquias de la Diócesis) ha alcanzado durante el año 2018 a 8.391 personas, siendo un total de 19.140 las beneficiadas por la ayuda ofrecida.

Informe Foessa: una visión a nuestra realidad social

La pasada semana se presentó en Madrid el VIII Informe FOESSA sobre Exclusión y Desarrollo Social en España, que da cuenta de la salida de la gran recesión y de las consecuencias que se han instalado en la sociedad española. Una de sus principales conclusiones subraya que se ha recuperado el espacio de la integración social, pero bajo un modelo más frágil y precario del que teníamos, que de por sí ya lo era. El Informe sobre Exclusión y Desarrollo Social en Andalucía, que verá la luz a principios del próximo otoño, certifica esta misma tendencia que nosotros constatamos en nuestra realidad cercana.

En nuestra Diócesis, siguiendo el análisis del Informe sobre Exclusión y Desarrollo Social en Andalucía, se constata cómo la mejora del empleo y la sostenibilidad de los mecanismos del bienestar públicos han reubicado a la sociedad en la salida de la crisis, pero de un modo en el que se consagran la precariedad y la incertidumbre. Asimismo, se aumentan las distancias entre los más ricos y los más pobres.

Igualmente, en el VIII Informe FOESSA sobre Exclusión y Desarrollo Social en España se da la voz de alarma ante algo que venimos denunciando en los últimos años: la cronificación de la pobreza, es decir, personas y familias que, a pesar de la mejora de la situación, se siguen manteniendo en la exclusión severa con pocas posibilidades de mejorar su situación. Además, no supone decir algo nuevo que las principales causas de exclusión social en Andalucía vienen determinadas por el eje económico. El informe que se presentará en otoño abundará sobre este aspecto. El empleo sigue siendo el talón de Aquiles para nuestra comunidad y, de hecho, el informe refleja que tener un empleo ya no es garantía “cierta” para la inclusión.

Nuestro compromiso concreto con los más pobres

El desglose de los recursos invertidos de forma directa por Cáritas Diocesana de Cádiz evidencia una clara importancia de los fondos destinados al programa de Empleo, que alcanza el 35,97% del total (494.903 euros) y que refleja la apuesta por el trabajo promocional de Cáritas.

A través de proyectos repartidos por el territorio diocesano (Bahía de Cádiz, La Janda y Campo de Gibraltar, con presencia consolidada ya en La Línea de la Concepción), nuestros servicios han ofrecido nuevas oportunidades a 486 personas desempleadas en situación de vulnerabilidad social. Nuestra metodología de trabajo, basada en itinerarios de inserción laboral, se adapta a las circunstancias concretas de cada persona y permite adquirir o recobrar habilidades laborales y personales para acceder al mercado laboral. Los itinerarios hacen posible un seguimiento tutorizado de orientación, formación ad hoc (cursos teórico-prácticos, formación en el puesto de trabajo, en empresas colaboradoras…) y mediación ante el mercado laboral.

El perfil de las personas atendidas responde fundamentalmente a personas desempleadas españolas (más del 65% son mujeres) de edades comprendidas entre25 y 45 años, con baja cualificación profesional, cargas familiares, situación de vulnerabilidad social y con especiales dificultades para acceder a los recursos formativos de las distintas zonas de la Diócesis o al mercado de trabajo ordinario si no tienen un apoyo integral y personalizado.

Destacamos en este apartado que, a pesar de las dificultades de diversa índole que afrontan las personas que participan en este programa y de la debilidad de las políticas públicas y del mercado laboral gaditano, 119 personas (24,5%) han logrado su reinserción laboral durante el 2018, gracias a su propio esfuerzo y al programa de Empleo de Cáritas Diocesana de Cádiz, un resultado que en este ámbito mejora la media nacional.

Por otro lado, resalta la creación, en junio de 2018, de la Agencia de Colocación con sede en San Fernando. La Agencia propia de colocación de Cáritas Diocesana ha supuesto un avance significativo en el trabajo de mediación laboral entre empleadores y participantes de nuestro programa de Empleo, con más de 70 empleadores que han ofertado empleo. Por último, durante el pasado año se impulsó el proyecto de reciclaje de ropa “Inserta Cádiz”, con el propósito de testimoniar los principios de la Doctrina Social de la Iglesia en el ámbito de la actividad económica y empresarial. Los objetivos de este nuevo proyecto de economía social son tres: promover la creación de puestos de trabajo de inserción, reutilizar la ropa donada con criterios de dignidad y transparencia y sensibilizar sobre modelos de consumo responsable y sostenible.

Junto a esta labor, Cáritas Diocesana de Cádiz ha seguido acogiendo y acompañando a personas sin hogar, 1.249 personas, a través de diversos dispositivos que mantiene repartidos por el territorio diocesano (Cádiz, San Fernando, Chiclana de la Frontera, Algeciras y la Línea de la Concepción). A este programa de Personas en situación de sin Hogar, Cáritas ha destinado 349.075,99 euros (25,37% del total).

Ante esta realidad, nuestra acción está orientada a todas aquellas personas que viven en un espacio público, se hospedan en albergues, centros o refugios y carecen de recursos, de lazos comunitarios y familiares. El perfil de las personas atendidas, responde a hombres de entre 40 y 60 años, que han llegado a esta situación por pérdida del empleo y la familia, con problemas de adicciones y, muchos de ellos, con carencias de salud mental que Cáritas no puede solventar con sus medios humanos y materiales y para los que reclama, año tras año, una atención real adecuada y profesional por parte de los servicios públicos de salud, responsables de esa labor. A favor de todos ellos, Cáritas promueve la opción de itinerarios personales que cubran tanto las necesidades más básicas de alojamiento, alimentación (Comedor Social Algeciras), y salud e higiene, como el objetivo de máxima recuperación personal e integración social. En esta aspiración, el año 2018 ha supuesto la puesta en funcionamiento, a pleno rendimiento, del renovado proyecto “Luz y Sal” ubicado en el centro Madre Teresa en San Fernando, que ha vertebrado cualitativamente el sentido socioeducativo de la misión de Cáritas con las personas sin hogar.

En conjunto, podemos destacar que en 2018 un total de 36 personas que se hallan en esta situación (sin hogar) han logrado una mejora significativa de sus condiciones de vida (acceso a vivienda normalizada, acceso a servicios médicos especializados y continuados, acceso a comunidades terapéuticas para tratamiento de adicciones…).

El tercer ámbito donde Cáritas ha invertido sus recursos es en Acogida y Atención primaria. El total de lo aplicado en este apartado asciende a 235.729,83 euros (17,13%), lo que pone de manifiesto la necesidad de seguir saliendo al paso de numerosas situaciones de precariedad y emergencia en las familias, que se alargan en el tiempo. Aunque desciende ligeramente el número de personas que Cáritas atiende en situaciones de grave precariedad, este apoyo es menos puntual y precisa ser mantenido durante más tiempo, a través de diferentes programas, debido a la situación multi-problemática y de vulnerabilidad en que se encuentran las familias atendidas.

Esta parte de nuestro servicio ofrece espacios de escucha, ayuda básica para vivir, acompañamiento y orientación a las personas y familias que acuden a nuestros equipos de la red parroquial. Los voluntarios de Cáritas, verdadera fuerza que hace posible esta labor, acogen en nombre de la Iglesia a todas las personas, sin hacer distinción por su procedencia, su historia de vida, su religión o su ideología. En concreto, a lo largo del  pasado año 6.350 personas, han recibido atención y ayuda de Cáritas (alimentos, ropa, vivienda y suministros, transporte, formación, farmacia y salud…), alcanzando su repercusión positiva a unas 17.700 personas en total. Los perfiles de las personas se mantienen con respecto a los de años anteriores: familias de parejas con hijos, familias monoparentales (mayoría mujeres), personas solas, por regla general sin estudios o con estudios primarios y sin ingresos, o bien con ingresos insuficientes o dependientes de prestaciones no contributivas. Entre las personas solas mayores, Cáritas Diocesana destaca la labor de acompañamiento a 65 ancianos, tanto en domicilios como en residencias, a través del proyecto “Estamos contigo”, dirigido a combatir la soledad.

Las ayudas básicas se acompañan con actividades socioeducativas para las familias. En colaboración con el Centro de Orientación Familiar de Cádiz, voluntarios y trabajadores realizaron durante el pasado año 8 talleres socioeducativos en los que participaron 93 familias de San Fernando, Chiclana de la Frontera, Vejer, Tarifa, La Línea de la Concepción, Medina Sidonia y Algeciras. Asimismo, los proyectos de Infancia y Adolescencia ofrecen acciones didácticas de refuerzo en valores y educación del ocio y tiempo libre, orientados al desarrollo de niños, adolescentes y jóvenes de las familias que Cáritas acompaña en las parroquias.

Apoyo a los países del sur

El año 2018 ha visto también cómo, junto a nuestra acción en el territorio diocesano, Cáritas Diocesana de Cádiz ha apoyado en Bangladesh el proyecto “CORR – The Jute Works” que se dirige al fortalecimiento de mujeres artesanas en cuatro zonas de alto riesgo de vulnerabilidad por el cambio climático y la trata de personas del Sureste de Bangladesh. Con la colaboración de nuestros socios y donantes, más de 400 mujeres han recibido formación para la producción de artesanía y así acceder con sus productos al mercado y lograr ingresos para el sostenimiento digno de sus familias. Algunos de estos productos, elaborados bajo el sello decomercio justo, pueden adquirirse en la tienda “Kuyapayana” que Cáritas Diocesana de Cádiz mantiene abierta, desde hace más de 10 años, en el barrio de El Pópulo de Cádiz.

Otros capítulos de inversión

El resto de los recursos que Cáritas Diocesana de Cádiz aplicó en el pasado año se resume en la acción complementaria a los programas sociales: formación del voluntariado, comunicación y sensibilización, cooperación internacional, comercio justo y desarrollo institucional, siendo el coste dedicado a las labores de administración de un 7.51%.

Valoración final

Desde el año 2017, Cáritas Diocesana de Cádiz está sometida a una situación de dificultad económica provocada por una disminución de donaciones y aportaciones, el retraso en los pagos de subvenciones aprobadas por parte de algunas administraciones públicas y la drástica reducción de la concesión de fondos procedentes de la asignación tributaria del 0,7 % del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (un retroceso sin precedentes que ha supuesto más del 50% con respecto a la solicitud presentada). Ello implica una limitación en el desarrollo de la acción social, a pesar de las necesidades reales de miles de personas que acuden a Cáritas.Apelamos al sentido de solidaridad de la comunidad cristiana y a la colaboración de todas las personas, entidades privadas y administraciones para poder seguir con nuestra labor.

Como hecho destacable a nivel institucional, tras la aprobación de los nuevos estatutos de la corporación, durante el año 2018 puede subrayarse la celebración de laprimera Asamblea como órgano de expresión comunitaria y el normal funcionamiento del Consejo Diocesano, órgano colegiado de gobierno compuesto, al igual que la dirección, por voluntarios (lo que implica un coste de cero euros en el capítulo de retribución a los órganos de gobierno). El Consejo Diocesano conoce y aprueba en el año 2018 las cuentas auditadas de la corporación, conforme a nuestro objetivo de legalidad y transparencia. Fruto del trabajo común de valoración realizado a lo largo del año, Cáritas Diocesana finalizó el ejercicio con la determinación de prioridades y orientaciones para el próximo período 2019-2021.

Gracias por apoyar nuestro compromiso

La acción de Cáritas es posible gracias a la generosidad de voluntarios, socios, donantes y empresas colaboradoras. Igualmente, el apoyo de entidades privadas y las administraciones públicas hacen posible que podamos avanzar en la mejora de las condiciones de vida de muchas personas y que tengamos un papel relevante en la transformación social que quiere hacer de este mundo un lugar más habitable y justo para todos.

Campaña de Cáritas: Tu compromiso mejora el mundo

En el marco de la celebración, el domingo 23 de junio, del Día de Caridad, fiesta del Corpus Christi, Cáritas lanza una llamada a “poner en marcha nuestro compromiso para mejorar el mundo”.

Esta invitación forma parte del ciclo bianual de la campaña institucional que bajo el lema “Tu compromiso mejora el mundo” se viene desarrollando desde el año pasado.

(Cáritas Diocesana de Cádiz y Ceuta)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37592 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).