Peregrinar ante el Jubileo de la Cruz Bendita de Casar de Palomero

Siempre recordaremos la entrada por la puerta santa en el santuario de la Cruz Bendita de Casar de Palomero. Obispos, sacerdotes, seminaristas, vida consagrada familias, laicos hicieron esa primera peregrinación  a venerar la Cruz Bendita y a ganar el jubileo comenzando con la Eucaristía, el perdón de los pecados con la penitencia y el rezar por las intenciones del Papa.

Peregrinar es vida. Sabemos que en la vida de toda persona existen los tres pasos hacia la unión con Cristo, con su muerte y su resurrección.

Dentro de nosotros habita el convertido, el peregrino y el santo. A esto nos invita el jubileo de la Cruz Bendita de Casar de Palomeros. Son ofertas del jubileo para la conversión (Eucaristía, leer la Palabra, sacramento de la penitencia) Peregrinación: salir de la ermita hasta el santuario de la Cruz, caminar sabiendo que al andar se hace camino. Por último vivimos la santidad que es la experiencia de la caridad, donde la organización de este jubileo nos habla de que todo convertido y peregrino llega a la conversión que pasa por el compartir con los más pobres, el proyecto Hombre, Cáritas y las instituciones en la Iglesia que sirven a los pobres. Precisamente el jubileo puede ser una oportunidad única de visitar las Hurdes que Casar de Palomero es como el pórtico de entrada para después estar en aquellos lugares, con aquella gente, con una naturaleza que es una auténtica maravilla del Creador. Parece que en las Hurdes se agotó la creatividad de Dios de plasmar tanta belleza.  En Pinofranqueado con los Esclavos de María y de los pobres y el Cottolengo en la Fragosa nos recuerdan la labor  tan inmensa y gratuita que hace la Iglesia con los enfermos, impedidos, con los más necesitados.

Invito de corazón a todas las parroquias de Coria-Cáceres, de la provincia eclesiástica y a todos los que quieran un encuentro con la devoción a la Cruz Bendita, a peregrinar. La presencia es siempre enriquecedora para todos. Invito a las Delegaciones episcopales a realizar allí su encuentro diocesano. Es una manera de ir a un lugar muy hermoso, dar una catequesis sobre la Cruz Bendita sabiendo que la Cruz es patrimonio de la humanidad.

También invito a visitar la Cruz Bendita a los sacerdotes, diáconos permanentes, vida consagrada, CONFER, movimientos, laicos, asociaciones, familias, que quieran tener una profunda experiencia del Señor en fraternidad. Una oportunidad de conocer en profundidad un rincón de nuestra querida Extremadura y de una Diócesis que se goza en este jubileo.

Os espero a todos y la cita es en el Santuario de la Cruz Bendita en Casar de Palomero. No te lo pierdas.

+Francisco Cerro Chaves

Obispo de Coria-Cáceres

Mons. Francisco Cerro Chaves
Acerca de Mons. Francisco Cerro Chaves 176 Articles
Nació el 18 de octubre de 1957 en Malpartida de Cáceres (Cáceres). Cursó los estudios de bachillerato y de filosofía en el Seminario de Cáceres, completándolos en el Seminario de Toledo. Fue ordenado sacerdote el 12 de julio de 1981 en Toledo, desempeñó diversos ministerios: Vicario Parroquial de "San Nicolás", Consiliario de Pastoral Juvenil, Colaborador de la Parroquia de "Santa Teresa" y Director de la Casa Diocesana de Ejercicios Espirituales. En la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma se licenció y doctoró en Teología Espiritual (1997), con la tesis: "La experiencia de Dios en el Beato Fray María Rafael Arnáiz Barón (1911-1938). Estudio teológico espiritual de su vida y escritos". Es doctorado en Teología de la Vida Consagrada en la Universidad Pontificia de Salamanca. Autor de más de ochenta publicaciones, escritas con simplicidad y dirigidas, sobre todo, a la formación espiritual de los jóvenes. Miembro fundador de la "Fraternidad Sacerdotal del Corazón de Cristo". Desde 1989 trabajó pastoralmente en Valladolid. Allí fue capellán del Santuario Nacional de la Gran Promesa y Director del Centro de Formación y Espiritualidad del "Sagrado Corazón de Jesús", Director diocesano del "Apostolado de la Oración", miembro del Consejo Presbiteral Diocesano; delegado Diocesano de Pastoral Juvenil y Profesor de Teología Espiritual del Estudio Teológico Agustiniano. El 2 de septiembre de 2007 fue ordenado Obispo de Coria-Cáceres en la ciudad de Coria. En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, departamento de Pastoral de Juventud, y de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada.