El Instituto para las Obras de Religión publica el balance correspondiente a 2018

Instituto para las Obras de Religión (IOR) (AFP or licensors)

El Instituto para las Obras de Religión (IOR) ha publicado – por séptimo año consecutivo – el balance correspondiente al 2018, dentro de su Informe Anual

El balance ha sido sometido a una revisión contable por la sociedad de auditores independientes Deloitte & Touche S.p.A. El pasado 16 de abril, la Junta de Supervisores del Instituto aprobó por unanimidad el balance para el ejercicio económico del año pasado y propuso a la Comisión Cardenalicia la distribución integral de los beneficios obtenidos.

En el 2018, con prudencia, el Instituto continuó prestando servicios financieros a la Iglesia Católica presente en todo el mundo y en el Estado de la Ciudad del Vaticano.

Sus resultados financieros reflejan este enfoque y confirman el compromiso asumido en el 2014 por el Consejo y la Dirección para hacer del IOR un Instituto financiero mejor, más cercano a sus clientes, con fuertes principios éticos, productos de más alto nivel, procedimientos y normas de control de acuerdo con las mejores prácticas internacionales.

En especial, en el 2018 el Instituto ha servido a 14.953 clientes, lo que representa 5.000 millones de euros en recursos financieros (5.300 millones de euros en el 2017), de los cuales 3.200 millones de euros corresponden a ahorros activos bajo gestión y en custodia.

Se ha alcanzado un resultado neto de 17,5 millones de euros (31,9 millones de euros en el 2017), a pesar de la fuerte turbulencia de los mercados durante el año y la persistencia de los tipos de interés aún muy bajos.

Se ha continuado el proceso de optimización de costes, reduciéndolos a 16 millones de euros (18,7 millones en el 2017); y se ha registrado hasta el 31 de diciembre de 2018, un patrimonio neto de la distribución de beneficios, de unos 637 millones de euros, lo que corresponde a un TIER 1 ratio del 86,4 % (68,3 % en el 2017), como testimonio de su elevada solvencia y de su perfil de bajo riesgo.

Además, en el 2018, el Instituto también ha perfeccionado ulteriormente la integración de criterios de selección negativos y positivos para la selección de actividades financieras en las que realizar inversiones coherentes con la ética católica, seleccionando sólo empresas que realicen actividades que cumplan con la Doctrina Social de la Iglesia Católica.

Se ha seguido realizando inversiones destinadas a fomentar el desarrollo de los países más pobres, respetando al mismo tiempo opciones coherentes con la realización de un futuro sostenible para las generaciones futuras.

Y se ha contribuido a la realización de numerosas actividades de tipo benéfico y social, tanto a través de donaciones de carácter financiero, ya sea por medio de arrendamientos a un precio favorable o por medio de comodato de uso gratuito de bienes inmuebles de su propiedad a entidades con fines sociales.

(Ciudad del Vaticano, vaticannews.va)

 

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37591 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).