Escolares comparten talleres y gimnasia con jubilados

Fotografía: A. SaizZ/AVAN

Escolares del colegio religioso La Milagrosa y personas mayores de la residencia con el mismo nombre, ambos de la localidad valenciana de Alberic, participan conjuntamente desde hace cuatro años en una iniciativa educativa, “Creciendo juntos”, que les permite “compartir talleres, gimnasia y otras actividades para educar a los alumnos en la realidad y el respeto”, según han destacado los responsables de ambos centros.

En el programa toman parte todos los alumnos del colegio, desde Infantil, de 3 años, -a los que visitan los mayores para contarles cuentos-, hasta Primaria, cuyos estudiantes, por cursos, participan en sesiones de gimnasia en la residencia, en un taller de nuevas tecnologías y actividades de estimulación cognitiva.

Además de las visitas quincenales a la residencia, alumnos y mayores comparten actividades extraordinarias como el Día del Mayor, el día de la Paz, las Fallas o la Navidad, y celebraciones y acciones organizadas por el departamento de Pastoral.

Son encuentros “mágicos y llenos de vida”

El colegio y la residencia, separados por unos metros, están asistidos por las Hijas de la Caridad bajo la titularidad de la fundación Santo Hospital y Casa de Enseñanza, se han implicado en el proyecto, que es “todo un éxito ya que a niños y mayores les entusiasma y apasiona”, según el director pedagógico del centro, Juan Gutiérrez, y la directora de la residencia, Paloma Jorques.

Los escolares, por grupos, acuden a la residencia y realizan distintas actividades, con el apoyo de las trabajadoras y de la psicóloga del centro para mayores, y cuando estos ven a los alumnos “les cambia la cara, sonríen, no pueden disimular la alegría, son encuentros mágicos y llenos de vida, y al ver sus miradas te das cuenta que lo único que les diferencia son las arrugas”, según los directores de ambos centros.

En cada visita, que dura una hora, unos y otros comparten historias y anécdotas, como cuando los estudiantes les explican a los mayores cuestiones tecnológicas, “les hacemos fotos y alucinan con poder verse al instante en la pantalla, les enseñamos la calle donde vivían en el “Google Maps” o lugares del mundo, o cosas de redes sociales”, según palabras de los propios alumnos.

Cuando termina cada encuentro “todos se despiden con ternura, los chavales les tratan con mucho cariño, como si fueran sus propios abuelos, y vivimos momentos preciosos como una vez que los ancianos cantaron a coro la famosa canción que dice ´algo se muere en el alma cuando un amigo se va`”, han comentado.

La idea surgió cuando ambos directores vieron un vídeo en YouTube sobre un colegio y una residencia, ubicados en un mismo centro, que realizaban un proyecto similar. En el caso de Alberic, no comparten el mismo espacio pero sólo les separan unos pocos metros de una acera a la otra en la misma calle.

Comenzaron, hace cuatro años, “con actividades puntuales para que los estudiantes conocieran la realidad de los ancianos, y hoy el programa está integrado en la vida normal del colegio y sirve de refuerzo del currículo que se da en las aulas”.

Un vínculo entre ancianos y niños que va más allá del colegio

El programa “crea un vínculo entre ancianos y niños que muchas veces va más allá del colegio” ya que muchos alumnos, cuando se van del colegio al terminar Primaria, siguen vinculados a la residencia, van a visitarlos e, incluso, se hacen voluntarios de ella.

La visita de los niños “es uno de los mejores momentos de la semana, nos dan mucha alegría, nos gusta que nos pregunten cosas, que sientan curiosidad por nuestra vida, y hablar con ellos y que nos enseñen novedades”, han explicado los residentes Francisca Pérez -la abuela Paquita, para ellos- y Andrés Santos.

Por su parte, los estudiantes han asegurado que “aprenden valores de la vida, porque ellos son más sabios, nos hacen ver la importancia de respetarlos, nos enseñan juegos y bailes, y con ellos aprendemos que todos somos iguales, aunque tengan más edad”, han apuntado los alumnos Patxi Esparza y Miriam Iglesia, de sexto de Primaria.

El programa “Creciendo juntos” ha recibido diversos de premios de ámbito nacional como son el de “Grandes profes, grandes iniciativas” de la fundación Atresmedia en 2018; el de la Red Solidaria Bankia 2018; y el “Premio de Innovación Educativa” 2019.

El colegio y la residencia La Milagrosa cuentan con la titularidad de la Fundación Santo Hospital y Casa de Enseñanza, cuyos orígenes se remontan a 1740. La junta del Patronato la preside el párroco de San Lorenzo, de Alberic, Juan José López Pacheco, y cuenta con una representante de las Hijas de la Caridad y otro, del Ayuntamiento.

(Archidiócesis de Valencia)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37852 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).