“El dinero que la Iglesia recibe se emplea con eficacia y transparencia”

Estamos en plena campaña de la Renta 2019 y, desde Xtantos, nos vuelven a proponer el lema “Juntos X un mundo mejor”. Queremos conocer más a fondo esta Campaña y, para ello, hemos hablado con el nuevo ecónomo de la diócesis de Albacete, José Fernando Cerro Játiva.

José Fernando, ¿por qué motivos debemos marcar la X en la casilla de la Iglesia Católica?

La Iglesia ha recibido de Cristo la misión de anunciar a los hombres de todos los tiempos el mensaje del Evangelio. Para poder realizarlo, la Iglesia necesita personas que se entreguen a esta misión y, también, medios materiales para llevarla a cabo.

Una manera sencilla de colaborar con esta misión, que TODOS los bautizados hemos recibido de Cristo, es poner la “X” en la casilla correspondiente, al hacer nuestra decla­ración del Impuesto sobre la Renta, para colaborar con el sostenimiento de la Iglesia Católica.

Con esto, una parte de nuestros impuestos irán destinados a ayudar a la Iglesia en sus necesidades. No pagaremos más, ni tampoco nos devolverán menos.

¿A qué se destina nuestra aportación?

La Iglesia desarrolla en nuestro país una inmensa labor de evangelización y, también, de promoción social y caritativa.

Con esta aportación, hacemos posible que los sacerdotes y otros agentes de pastoral tengan los medios materiales necesarios para dedicar toda su vida a la tarea evangelizadora. Que las instituciones de caridad, educativas, sanitarias, inmigración y de ayuda social de todo tipo, en las que muchísimos religiosos y religiosas dan toda su vida con los más desfavorecidos, puedan seguir haciendo realidad la dignidad de toda persona hecha a imagen de Dios, sin distinción de religión, raza o ideología.

¿Cómo podemos ayudar a la financiación de nuestra Iglesia?

Marcar la “X” es una forma muy sencilla y eficaz, para todos, de colaborar con la labor de la Iglesia, incluso para los no creyentes, pero no es la única. Hay otras formas de ayudar: Podemos hacerlo con nuestra aportación en las colectas que se hacen en todas las Misas dominicales. Estableciendo una cuota periódica domiciliada en nuestro banco, a favor de nuestra parroquia, nuestra diócesis u otra institución eclesial de ayuda caritativa o social. Además, estas aportaciones las podremos desgravar en la declaración de la renta. Aportando alimentos o ropa en las campañas caritativas que se realizan periódicamente. Haciendo un legado en nuestro testamento a favor de la Iglesia o alguna institución eclesial. Preguntando a nuestro sacerdote cómo puedo ayudar a las necesidades de “mi iglesia”.

Además, podemos ayudar el doble

Sí, nuestro régimen tributario nos permite marcar también la otra “X” destinada a otros fines de interés social, juntamente con la de la Iglesia Católica.

Por este medio, también ayudamos a la Iglesia puesto que muchas instituciones eclesiales, de carácter social y caritativo, reciben financiación ya que cumplen con los fines de interés social requeridos por el Estado.

Así, nuestro pequeño gesto de marcar la “X” se hace como el grano de mostaza que, siendo una semilla pequeña, se hace un árbol grande donde muchos pueden cobijarse.

Albacete es la tercera provincia donde más se marca la X. La gente, por tanto, ¿valora la labor de la Iglesia?

Gracias a Dios, cada año vemos cómo aumenta el número de personas que marcan la “X” a favor de la Iglesia y, también, la de otros fines sociales. Albacete es la tercera provincia de España con más porcentaje de personas que lo hacen. Esto supone una gran responsabilidad por la confianza que los contribuyentes ponen en la Iglesia y la labor que realiza en la sociedad. Sin duda que lo hacen porque saben que no van a ser defraudados y que el dinero de todos va a ser empleado, con eficacia y transparencia, para los fines que se recaudaron.

Que cada año sean más los que marcan la “X”, a favor de la Iglesia y otros fines sociales, creo que es un buen argumento para empezar a marcarla este año si no lo han hecho anteriormente. La confianza de tantas personas, año tras año, le da la tranquilidad que estará haciendo mucho con muy poco.

Para alguien que nunca ha marcado la X, ¿qué tiene que hacer?

Si no ha marcado la “X” antes, es muy sencillo hacerlo este año. Al recibir su borrador de declaración, fíjese en la casilla 105, donde dice: “Asignación tributaria a la Iglesia Católica”, márquela y guarde el cambio.

Si desea también marcar la de otros fines sociales, debe fijarse en la casilla 106, donde dice: “Asignación de cantidades a actividades de interés general consideradas de interés social”, y proceda de la misma manera.

Recuerde que ambas casillas marcadas son totalmente compatibles y destinan cada una un 0,7% de la cuota íntegra del impuesto a esos fines.

Si usted mismo no hace la declaración, no olvide decirle a su gestor o encargado que ponga la “X”.

Si ya la puso en años anteriores, vendrá ya marcada en su borrador de declaración, pero no está mal que lo revise por si acaso.

(Diócesis de Albacete)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40371 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).