Hagamos realidad sus sueños

Mons Sebastià Taltavull          Una nueva jornada de «Mallorca Misionera». Una nueva ocasión para preguntarnos sobre la dimensión misionera de nuestra vida cristiana. La pregunta de fondo es: Como cristiano, ¿vivo pensando solo en mí mismo y sin compartir con otros mi fe, o creo que he de dar a conocer a Jesús a los que no lo conocen o viven como si no lo conocieran? Este segundo aspecto es la dimensión misionera, la que ha hecho que determinadas personas dejaran su casa y se fueran a otros países a anunciar el Evangelio, sirviendo a los más pobres. En esta jornada los debemos tener bien presentes en nuestra oración y ayuda económica como gesto de solidaridad con los que más lo necesitan.

Con esta comunión y aportación solidaria intentamos hacer realidad los sueños de tantas personas, personas mayores, adultos, jóvenes y niños que en estos momentos son atendidos por 81 misioneras y misioneros mallorquines, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos presentes en los cinco continentes. Ellos han dejado la tierra que les ha visto nacer y han marchado a otros países a repartir la semilla del Evangelio con la generosa y arriesgada entrega de su vida. Ellos han tenido claro que «el bien siempre tiende a comunicarse, que toda experiencia auténtica de verdad y de belleza busca por sí misma su expansión, y cualquier persona que viva una profunda liberación adquiere mayor sensibilidad ante las necesidades de los demás» (EG 9). A ellos, hermanas y hermanos misioneros nuestros, vaya nuestro agradecimiento por todo el trabajo apostólico y también nuestra oración constante.

La actitud misionera, sin embargo, no es solo propia de quienes marchan a misiones, sino que debe ser de todo cristiano, seguidor de Jesús y miembro de la Iglesia. «La alegría del Evangelio —dice también el papa Francisco— que llena la vida de la comunidad de los discípulos es una alegría misionera… Este gozo es un signo de que el Evangelio ha sido anunciado y está dando fruto» (EG 21 ). ¿No creéis que todo esto nos lo tenemos que aplicar en Mallorca, que hoy por hoy también es tierra de misión? La alegría del Evangelio no puede excluir a nadie y debe dirigirse a quienes no creen y a los que, creyendo, viven como si no creyeran. Hay muchos sueños que tenemos que hacer que sean realidad. ¡Será uno de los mejores frutos de Pascua!

Mons. Sebastià Taltavull Anglada
Acerca de Mons. Sebastià Taltavull Anglada 119 Articles
Mons. D. Sebastià Taltavull nace en Ciutadella de Menorca (Baleares), el 28 de enero de 1948. Después de los primeros estudios en la Compañía de Maria y en el Colegio salesiano, el año 1959 ingresa en el Seminario diocesano de Menorca y cursa los estudios de Humanidades, Filosofía y Teología. El 23 de septiembre de 1972 recibe la ordenación sacerdotal en la Catedral de Menorca, después de cursar estudios en la Facultad de Teología de Cataluña y obtener la Licenciatura en Teología dogmática. CARGOS PASTORALES El mismo día de la ordenación sacerdotal es nombrado Director de la Casa diocesana de Espiritualidad de Monte-Toro (1972-1984) y Delegado diocesano de Juventud (1972-1989). Dos años después, Rector del Santuario Diocesano de la Virgen de Monte-Toro, Patrona de Menorca (1975-1984). Es elegido Secretario del primer Consejo Diocesano de Pastoral (1973-1977) y Secretario del Consejo del Presbiterio y Colegio de Consultores (1983-1989). Fue Consiliario del Movimiento de Jóvenes Cristianos, de grupos de Revisión de Vida del MUEC y de Escultismo entre 1977 y 1989. Recibe el encargo de Formador (1977-1984) y Profesor de Teología dogmática (1977-1994) del Seminario y del Instituto Diocesano de Teología. Fue Rector del Seminario Diocesano de 1995 a 2002. El año 1984 es nombrado Párroco de San Rafael de Ciutadella, cargo que ejerce hasta 1992, año en que es nombrado Consiliario del Centro Catequístico de San Miguel (1992-2005). El 23 de septiembre de 1989 es nombrado Vicario General de la Diócesis de Menorca y Moderador de la Curia, cargos que ejerce hasta el año 2002, año en que es nombrado Párroco de Ntra. Sra. del Rosario de la Catedral y de San Francisco de Asís de Ciutadella y elegido Deán-Presidente del Cabildo y Penitenciario de la Catedral (2002-2005). Le es asignada la tarea de Moderador de la Asamblea Diocesana de Menorca celebrada entre los años 1996-1998. Además de trabajar en el Secretariado Diocesano de Catequesis en los Departamentos de Catequesis de adolescentes y jóvenes (1973-1995) es nombrado Delegado Diocesano de Catequesis (1989-1995) y forma parte del Secretariado Interdiocesano de Catequesis de Cataluña y Baleares (SIC), dedicándose especialmente a la catequesis de adolescentes, jóvenes y catequesis familiar. Como Consiliario ha trabajado en los Equipos de Matrimonios de Nuestra Señora (1988-2005) y se ha dedicado a la preparación y formación de catequistas (1973-1998) y de los matrimonios-catequistas de grupos de Catequesis familiar (1998-2005). Para los años 2002-2005 fue nombrado Delegado Diocesano de Medios de Comunicación Social y para las Relaciones Institucionales. Fue nombrado Obispo Auxiliar de Barcelona por Benedicto XVI el 28 de enero de 2009 y recibió la Ordenación episcopal el 21 de marzo de 2009. Es administrador apostólico de Mallorca desde el 8 de septiembre de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y Pastoral Social. Anteriormente, fue miembro del Consejo Asesor de la Subcomisión de Catequesis y desde junio de 2005 Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Conferencia Episcopal Española hasta su nombramiento como Obispo. Desde 2009 hasta 2011 fue miembro de dicha comisión. En 2011, fue elegido Presidente de dicha Comisión.