Regina coeli, laetare, alleluia

Mons. Joan E. Vives            En la proximidad de la fiesta litúrgica de la Virgen de Montserrat, Patrona principal de Cataluña y de todas las Diócesis catalanas, es bueno que le otorguemos a la Virgen María el lugar central que ocupa siempre en la celebración de la Pascua de Resurrección. Ella se mantuvo firme al pie de la Cruz de Jesús, le acompañaba dolorosa, silenciosa y rodeada de soledad (así la titula el pueblo cristiano), pero llena de fe y de esperanza, fuente de luz y de vida, porque creyó y amó de forma única. Ella recibió de los labios del mismo Jesús el gran don de ser Madre de la Iglesia y Madre de toda la humanidad: «¡Aquí tienes a tu hijo!». Y nosotros la recibimos en nuestra casa, la amamos, la veneramos y la llenamos de reconocimiento agradecido. Gracias por ser nuestra Madre amorosa: «¡Aquí tienes a tu Madre!», nos dijo Jesús a todos. La Pascua significó estallido de alegría de los discípulos y su envío para la misión, y María les acompañó, los reunió para orar con ellos y esperó, con ellos, el don del Espíritu Santo en Pentecostés, que corroboraba su misión apostólica. María sigue acompañando y ayudando al pueblo cristiano en todas sus necesidades.

Durante el tiempo pascual, la Iglesia venera y felicita a la Santísima Virgen María rezando una oración muy antigua, el Regina Coeli que es la oración cristiana de la Iglesia católica en honor a la Virgen María en el tiempo del gozo pascual, siempre unida al «aleluya» de la resurrección. Felicitamos a María por la resurrección de su Hijo Jesucristo, que a Ella le debía conllevar una alegría inmensa. El himno es bien popular: «Regina coeli, laetare, alleluia. Quia quem meruisti portare, alleluia. Resurrexit, sicut dixit, alleluia. Ora pro nobis Deum, aleluya».«Reina del cielo, alégrate, aleluya. Porque el Señor, a quien has llevado en tu vientre, aleluya. Ha resucitado según su palabra, aleluya. Ruega al Señor por nosotros, aleluyaV/. Reina del Cielo, alégrate; aleluya.

Regina Coeli son las palabras latinas con las que comienza el himno pascual que sustituye al rezo del Ángelus durante el tiempo litúrgico de Pascua. Así lo estableció el Papa Benedicto XIV en 1742. Aunque no se conoce el autor de este breve y bellísimo himno, ya se cantaba en el siglo XII y los frailes menores franciscanos lo rezaban después del oficio de Completas, ya en la primera mitad del siglo XIII. Fue seguramente por la difusión de la espiritualidad franciscana que se popularizó y se expandió por todo el mundo. Si bien esta oración es de autor desconocido, la tradición se la atribuye al Papa S. Gregorio Magno (540-604), quien habría escuchado los tres primeros versos cantados por los ángeles, mientras caminaba descalzo una mañana, en una procesión en Roma, y a los que él añadió la cuarta línea.

Recemos y cantemos el Regina Coeli con fe y devoción. Llevemos a nuestra Madre y Patrona, que desde Montserrat vela por el pueblo de Cataluña, todos los anhelos y las necesidades de nuestro país, para que en las elecciones a las Cortes del Estado salgan elegidos aquellos que mejor y más acertadamente trabajen por la paz y la reconciliación, el diálogo entre todos los pueblos que formamos el Estado, llamados a amarnos y a colaborar solidariamente. Y que los elegidos este domingo actúen con responsabilidad en la línea de lograr una economía social que ponga interés preferente por los que menos recursos tienen, y que se preocupen de la familia, del apoyo y respeto a la vida, de la juventud, de los parados, los emigrantes, y de los más vulnerables. ¡La Virgen nos ayudará, como siempre ha hecho a lo largo de nuestra historia milenaria!

+ Joan E. Vives

Arzobispo de Urgell

Mons. Joan E. Vives
Acerca de Mons. Joan E. Vives 333 Articles
Nació el 24 de Julio de 1949 en Barcelona. Tercer hijo de Francesc Vives Pons, i de Cornèlia Sicília Ibáñez, pequeños comerciantes. Fue ordenado presbítero en su parroquia natal de Sta. María del Taulat de Barcelona. Elegido Obispo titular de Nona y auxiliar de Barcelona el 9 de junio de 1993, fue ordenado Obispo en la S.E. Catedral de Barcelona el 5 de septiembre de 1993. Nombrado Obispo Coadjutor de la diócesis de Urgell el 25 de junio del 2001. Tomó Posesión del cargo el 29 de julio, en una celebración presidida por Mons. Manuel Monteiro de Castro, Nuncio Apostólico en España y Andorra. El día 12 de mayo del año 2003, con la renuncia por edad del Arzobispo Joan Martí Alanis, el Obispo Coadjutor Mons. Joan-Enric Vives Sicília pasó a ser Obispo titular de la diócesis de Urgell y copríncipe de Andorra. El 10 de julio del 2003 juró constitucionalmente como nuevo Copríncipe de Andorra, en la Casa de la Vall, de Andorra la Vella. El 19 de marzo del 2010, el Papa Benedicto XVI le otorgó el titulo y dignidad de Arzobispo "ad personam". Estudios: Después del Bachillerato cursado en la Escuela "Pere Vila" y en el Instituto "Jaume Balmes" de Barcelona, entró al Seminario de Barcelona en el año 1965 donde estudio humanidades, filosofía y teología, en el Seminario Conciliar de Barcelona y en la Facultad de Teología de Barcelona (Sección St. Pacià). Licenciado en Teología por la Facultad de Teología de Barcelona, en diciembre de 1976. Profesor de lengua catalana por la JAEC revalidado por el ICE de la Universidad de Barcelona en julio de 1979. Licenciado en Filosofía y ciencias de la educación -sección filosofía- por la Universidad de Barcelona en Julio de 1982. Ha realizado los cursos de Doctorado en Filosofía en la Universidad de Barcelona (1990-1993).