¿Qué sería El Alto Aragón sin la Iglesia?

Mons. Ángel Pérez             La apertura del Año Jubilar me ha conmovido e interpelado. Me preguntaba ¿qué habría sido del Alto Aragón oriental sin la Iglesia hace 400 años? (919 años si nos remontamos a sus orígenes). Lo he consultado con algunos sabios del lugar y les he propuesto que, a bote pronto, me indicaran cuál es, a su juicio, el legado que la Iglesia del Alto Aragón nos ha dejado. Os lo iré compartiendo en sucesivas semanas. Con ello pretendo descubrir sin tapujos la ingente riqueza que la Iglesia nos ha ofrecido y, al mismo tiempo, alertaros sobre el futuro que podéis dejar a vuestros hijos si paulatinamente excluís de sus vidas los valores del evangelio que Jesucristo nos ofreció para llenar de sentido y plenitud la vida.

La historia del «resto de Israel» se repite. Y el refrán popular también: «Triste la historia es que a los buenos y a los justos los matamos a disgustos para llorarlos después». Ser cristiano coherente (santo) no está de moda. Sin embargo, cambia tu vida y la sociedad.

Extraigo algún párrafo de la carta a Diogneto (158 d.C.) para que sepáis cuál fue el verdadero secreto de los primeros cristianos: «no se distinguen de los demás hombres ni por el lugar en que viven, ni por su lenguaje, ni por sus costumbres (…) y sin embargo, dan muestras de un tenor de vida admirable. Viven en la carne, pero no según la carne. Viven en la tierra, pero su ciudadanía está en el cielo. Obedecen las leyes establecidas, y con su modo de vivir superan dichas leyes. Aman a todos, y todos los persiguen. Se los condena sin conocerlos. Se les da muerte, y con ello reciben la vida. Hacen el bien, y son castigados como malhechores; y, al ser castigados a muerte, se alegran como si se les diera la vida. (…). Para decirlo en pocas palabras: los cristianos son en el mundo lo que el alma es en el cuerpo (se esparce por todos sus miembros) (…) viven como peregrinos en moradas corruptibles, mientras esperan la incorrupción celestial».

Como Josué a mí también me gustaría reunir al comenzar la semana santa a todos los hijos del Alto Aragón y decirles clara y abiertamente: “Si os resulta duro servir al Señor, elegid hoy a quién queréis servir, que yo y mi casa serviremos al Señor”. (Josue 24, 15).

 

Con mi afecto y bendición

+ Ángel Pérez Pueyo

Obispo de Barbastro-Monzón

Comenta esta noticia

Mons. Ángel Pérez Pueyo
Acerca de Mons. Ángel Pérez Pueyo 97 artículos
- Mons. Ángel Javier Pérez Pueyo, natural de Ejea de los Caballeros (Zaragoza), nace el 18 de agosto de 1956. Es el segundo hijo del matrimonio (+) Rodrigo Pérez Fuertes (1.III. 1924 – 1.III.2012) y (+) Carmen Pueyo (21.II.1929 – 19.IV-2005). Su hermana, (+) Mª Concepción (19.V.1954 – 27.VII.1998), se queda paralítica cuando tenía catorce meses como consecuencia de una poliomielitis aguda.- A los 10 años de edad ingresa en el Seminario Metropolitano de Zaragoza. De 1966 a 1971 cursa sus estudios de bachillerato en el Seminario Menor. En 1972 pasa al Seminario Mayor donde estudia COU y como es demasiado joven para iniciar los Estudios Eclesiásticos los formadores le recomiendan que inicie la Etapa Introductoria y estudie Magisterio en la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado de Educación General Básica “Virgen del Pilar” que se hallaba ubicada en el mismo edificio del Seminario. En 1974 inicia sus Estudios Eclesiásticos en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA).- En 1977 va a Salamanca al Aspirantado “Maestro Ávila”, ¾casa de formación que los Sacerdotes Operarios tienen en España¾, donde cursa los tres últimos años de Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca. Posteriormente realiza estudios de licenciatura en Filosofía y Ciencias de la Educación en la Universidad Civil de Salamanca.- A los 23 años, el día 19 de marzo de 1980, es ordenado sacerdote por Mons. Antonio Vilaplana Molina en Plasencia (Cáceres) donde había sido enviado por los Superiores de la Hermandad para realizar la Etapa de Pastoral como formador y profesor en el Seminario Menor de dicha Diócesis.- Al finalizar el curso 1979/80 es destinado al Seminario de Tarragona. Desde 1980 a 1985 desempeña su labor formativa en el Seminario Menor como responsable de los seminaristas y como tutor y profesor del Colegio-Seminario.- En 1985 es nombrado Rector del Aspirantado Menor de Salamanca. Colabora como profesor y tutor en el Colegio “Maestro Ávila” impulsando el trabajo de pastoral juvenil y vocacional con los alumnos y profesores del mismo colegio.- En julio de 1990, en la XVIII Asamblea General, es elegido miembro del Consejo Central y se le responsabiliza de la Coordinación Pastoral de la Hermandad. Durante este tiempo coordina la preparación y dirección de los Cursos para Formadores de Seminarios que se impartieron en Buenos Aires (Argentina), en Caracas (Venezuela), en Lima (Perú); colaboró en el diseño del Curso para Formadores de Seminarios organizado por la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española que se viene celebrando durante el verano en Santander; y colabora como profesor en el Curso para Formadores de Seminarios de lengua española-portuguesa, organizado por la Congregación para la Educación Católica, que se imparte en el Pontificio Colegio Español de San José y en el que participan formadores de diferentes países Lati­noamericanos. En 1994 participa en Itaicí (Brasil) en el I Congreso Continental Latinoame­ricano de Vocaciones.- En julio de 1996, en la XIX Asamblea General es elegido Director General de la Hermandad de Sacerdotes Operarios hasta el año 2002. En 1997 participa en el Congreso sobre secularidad del presbítero diocesano organizado por la Comisión Episcopal del Clero de la Conferencia Episcopal Española.– En julio de 2002, en la XX Asamblea General, celebrada en el Pontificio Colegio Español de San José de Roma (Italia) es reelegido por mayoría absoluta en primera votación.−El pasado 22 de mayo de 2008 la Hermandad ha recibido de la Santa Sede la aprobación como Asociación Sacerdotal de Derecho Pontificio, tal como soñó desde el comienzo Mosén Sol. Y en julio de 2008, por coincidir con el 125 aniversario de la Fundación de la Hermandad y el I Centenario de la muerte del Beato Manuel Domingo y Sol, se celebrará en Tortosa la XXI Asamblea General.– En septiembre de 2008, al concluir su mandato como Director General, es nombrado Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española.– El 2 de agosto de 2013 es nombrado Rector del Pontificio Colegio Español de San José en Roma por la Congregación del Clero.– El 27 de diciembre de 2014 es nombrado por el Papa Francisco Obispo de Barbastro-Monzón.