El Papa se trae a Roma a Mons. Báez, obispo auxiliar de Managua

 -  - 


Mons. Silvio Báez recibió con un gran dolor en el corazón, pero a la vez con una paz profunda la noticia. Y aceptó con obediencia la decisión del papa Francisco que lo recibió de manera muy fraterna y afectuosa.

El arzobispo de Managua cardenal Leopoldo Brenes, y el auxiliar de la arquidiócesis, Mons. Silvio Báez, explicaron en Conferencia de prensa a los medios de información del país la noticia. En la conferencia de prensa que se desarrolló en la Curia Arzobispo de Managua, el cardenal dijo que Mons. Báez se irá a Roma al final de las celebraciones de la Semana Santa

Una conferencia de prensa, solicitada por el Papa, que ha pedido a los obispos que le expliquen al pueblo esta decisión. El cardenal les dijo a los presentes, que en esta oportunidad, han compartido la verdad, dicho todo con sinceridad y confianza, “queremos, dijo, que se informase con veracidad lo que hemos dicho”.

Mons. Báez se apoyó del texto de la Biblia, de los Hechos de los Apóstoles, sobre las palabras que pronunció San Pablo a los presbíteros de Éfeso.  De allí explicó en tres puntos la situación: en primer lugar, dijo, no he pedido salir de Nicaragua. “Quiero dejar claro que mi corazón ha estado siempre aquí en mi tierra en mi patria y en medio de mi pueblo y mi corazón de pastor seguirá aquí en Nicaragua. Yo no he pedido salir, he sido llamado por el Santo Padre, fui a Roma y me recibió de una manera muy afectuosa, muy fraterna, con un gran interés por mi ministerio y por mi vida, y también por la situación de Nicaragua. Me escuchó con muchísima atención. Les manifiesto a ustedes con toda sinceridad, lo mismo que le dije al Santo Padre: En este momento experimento un gran dolor en mi corazón, un gran dolor de no poder estar físicamente en medio de mi amado pueblo nicaragüense, especialmente del Pueblo Santo fiel de Dios, para anunciarle con mi voz el Evangelio y para ofrecerle a través de la cercanía pastoral una palabra de consuelo y de profecía. Así como Pablo se echó a llorar con los presbíteros de Éfeso, también yo he llorado”.

“Esta decisión del Papa la acepto y asumo con plena obediencia amorosa”

Esta Decisión del Papa, que el prelado acepta y asume con plena obediencia amorosa, ha hecho llorar a su corazón recordando el cariño, la confianza, la cercanía del pueblo nicaragüense, el apoyo, las oraciones de “nuestra gente, de los campesinos, las madres de las víctimas de la represión, los jóvenes perseguidos y sufridos y a quienes están en las cárceles. Tengo una paz profunda que es una gracia especial del Señor, una gracia que da el Señor, a quien durante diez años ha hecho solo lo que tenía que hacer. … No he hecho otra cosa que servir a Jesús y al Evangelio”.

El prelado recordó una anécdota de ese encuentro: le refirió al Papa que muchas veces le pidió a Jesús que le ayudara a poder hacer algo por el santo Padre, viendo tantos problemas que afronta el Pontífice, con colaboradores que le fallan, El Papa sonriendo le dijo, pues  el Señor te cogió la palabra porque ahora me vas a tener que ayudar. Nos dimos un abrazo sonriendo, ésta es la obediencia de la Iglesia”.

Mons. Báez: El Papa confirmó mi ministerio

El Pontífice fue su mayor inspiración, Francisco configuró y confirmó las opciones pastorales de Silvio Báez, y su estilo como Obispo. Después de mencionar a los Carmelitas descalzos, orden a la que pertenece, y a Santa teresa de Jesús, como ejemplos de obediencia, el prelado dijo que le presentó al Pontífice una edición que se ha preparado en el aniversario de su ministerio episcopal, un álbum de 60 fotos, que Francisco vio una a una, y disfrutó de cada uno de los momentos que representaban el ministerio de Mons. Báez, mientras hacía comentarios, diciendo que esto es lo que espera de sus obispos, de esto se trata dijo el Papa, hay una fotografía de una señora que le llevó una gallina, ante esta foto, el Santo Padre dijo, mira que bonito nuestra gente, ¡esta señora que te llevó esta gallina! “Para mí dijo Mons. Báez, el haber compartido conmigo cada una de esas 60 fotografías, fue una confirmación de mi actividad pastoral como obispo en estos diez años, y de mi estilo de pastor que el Señor me ha inspirado llevar adelante. El Papa no me hizo ni una sola observación, ni un sólo reproche, ni una sola corrección, dijo esto es lo que quiero y espero de los obispos, para mí fue la confirmación de pedro a su hermano”.

Mons. Báez sobre la situación en Nicaragua he dado mi crítica constructiva

El prelado le dijo al Papa su opinión, su crítica constructiva sobre la situación que vive el país desde hace un año, le hablé dijo, de los intentos que se hace para buscar algún tipo de solución, el prelado le habló de los aportes que ha hecho sobre el diálogo y las negociaciones y le recordó que este es “un pueblo crucificado, un país secuestrado, que aquí hay poderes fácticos dominado por la mentira, la injusticia, la represión y la ambición, que lastimosamente adoran al dios dinero y al dios riqueza y por él sacrifican a seres humanos. Esta es la realidad de Nicaragua, en este país no hay un enfrentamiento entre dos grupos, lo que hay es un grupo idolátrico que sacrifica a seres humanos”.

Por último, Mons. Báez dijo que sueña con una Iglesia menos diplomática y temerosa y más profética y valiente, una Iglesia que no le haga más complicada la vida a la gente, con una Iglesia misericordiosa, samaritana, que vea el dolor que se baje y cure heridas, del corazón, del cuerpo y de relaciones. Heridas del cuerpo como las que han curado varios pastores durante este año de represión, ha dicho el prelado.  ser voz de los que no tienen voz, ser pescadores de hombres, rescatarlos. Pastores con olor a oveja y olor a evangelio.  Pidió disculpas por no haber tenido en algún momento generosidad, y se va con la conciencia tranquila de que ha cumplido la misión que se le ha encomendado. Y con lágrimas en los ojos, agradece al Señor de haberle permitido la gracia de haber sido pastor en medio de este pueblo tan bueno como el de Nicaragua.

Preguntas de los periodistas

Uno de los periodistas recordó las amenazas que ha tenido el obispo, y que en estos días se han escuchado a través de las redes sociales, y le preguntó a Mons. Báez si esta decisión del Papa era para preservar su vida. Mons. insistió que la frase que le dijo el Santo Padre continuamente fue “me interesa tenerte conmigo acá, en este momento te necesito”.

Otro periodista recordó las palabras de Mons. Báez precedentemente cuando dijo que desearía una Iglesia menos diplomática. La Sociedad civil dice que se ha avanzado mucho en la diplomacia y poco en resultados concretos del diálogo. Por ejemplo, aún no hay un listado oficial de los presos, hay más vacíos que certezas dijo el colega y le preguntó al prelado su recomendación al respecto.

Mons. Báez dijo que sobre este diálogo ha expresado en más de una oportunidad, su opinión constructiva diciendo que aunque estén los mejores mediadores, si no hay voluntad política sino se camina en la verdad, sino se piensa en el futuro de Nicaragua, “más allá de las ambiciones personales y de los pensamientos ideológicos, no se va a lograr nada y me parece que eso es lo que tiene estancadas estas conversaciones. Mientras no se ponga a la persona humana en el centro de esta negociación no se va a lograr nada. Lo dije hace algunas semanas, no se trata de salvar la economía, lo primero no es tirarle un salvavidas al mercado financiero, por favor, el becerro de oro de hoy que es el dinero, no puede ocupar el lugar de las personas. Mientras no haya compasión hacia el ser humano y búsqueda sincera de restablecer los derechos y respetar la dignidad de las personas, no vamos a avanzar a ninguna parte”.

Las amenazas que ha recibido Mons. Báez y toda la lglesia

Alvaro Navarro de Artículo 66, ¿Cuál es su información sobre lo que dijo la ex embajadora de los Estados Unidos, Laura Dogu, información que también dio el Señor Cardenal, que dijo que querían asesinarlo

El prelado dijo que el año pasado, junio o julio, recibió una llamada de la embajada de los EEUU, donde se le advertía de un plan para asesinarlo, con lujo de detalles, sabían dónde, cómo, a qué horas, etc. Ante la pregunta del periodista del Nuevo Diario, sobre el porqué de tanto hermetismo de parte de la Iglesia sobre estas amenazas que ha recibido el cardenal dijo que todos los obispos han recibido amenazas, pero están en las manos del Señor, lo hemos dicho en muchas ocasiones, no queremos alarmarlos, dijo, “seguimos haciendo nuestro trabajado pastoral, visitando las parroquias sin ningún temor, tenemos en primer lugar la cercanía de nuestros fieles, la cercanía con su oración, y lo que en algunas ocasiones les he dicho, oramos por los que nos insultan, critican y por los que no quieren”.

Luis Sequeira de la agencia AFP:  ¿Se va a detener Mons. Báez? No me voy a detener en mi anuncio del Evangelio, no voy a dejar de proclamar la justicia del Reino de los Cielos, la compasión como principio de vida, no voy a dejar de estar al lado de los más pobres, que fueron los preferidos de Jesús, y no voy a dejar nunca como lo hizo Jesús, de hacer la crítica a todos aquellos poderes e instancias que se “autodivinicen”, queriendo someter al ser humano, ocupando el lugar de Dios, continuaré en las redes sociales presente, mi homilía dominical seguirá presente en Youtube los domingos, y continuaremos en comunicación a través de las redes sociales.  Y como dijo el cardenal y el Papa que esto es por un tiempo, y el Papa añadió y espero que sea breve. En base a eso espero muy poder estar en Nicaragua.

(Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano, vaticannews.va)

imprimir
bookmark icon

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies