Los pequeños del Centro Social de Temara reciben al Papa

«Los musulmanes me han enseñado muchas cosas y todas muy buenas” ha expresado Sor Gloria Carrilero, Responsable del Centro Rural de Servicios Sociales de Temara

El Papa da inicio a su segundo y último día en Marruecos con la visita al Centro Rural de Servicios Sociales de la ciudad costera de Temara, situada a 20 kilómetros de Rabat, gestionado por la Congregación de las Hijas de la Caridad, quienes ofrecen diferentes servicios a la población local, entre ellos: alfabetización para adultos, apoyo escolástico para los más pequeños, comedores escolares, guarderías para los niños de entre 2 y 7 años, ayuda psicológica a los más necesitados y cuidados médicos a los enfermos.

Entrevista a Sor Gloria, Responsable del Centro

Sor Gloria Carrilero, Responsable del centro, explica para Vatican News que lleva 28 años sirviendo a los musulmanes; servicio que considera como “una gran Gracia del Señor”: “todos los servicios que yo hago para mí es dar muchas gracias al Señor de que me haya concedido estar aquí”.

Además, asegura que los musulmanes le han enseñado muchas cosas y “todas muy buenas”: “su gran generosidad, su entrega, su estar dispuestos a la acogida, la hospitalidad que tienen”; valores – dice – que le han dado “una lección”, porque ella como católica “todo esto lo acepta” pero ellos – puntualiza – “la enseñan a practicarlo”.

Por último asegura que para ella “es una gran riqueza vivir en un pueblo musulmán” y cuenta que muchas veces les dice: “tenemos un mismo Dios, es único y por distintos caminos vamos al mismo Dios”. Además, subraya que el hecho de que el Papa Francisco visite un pueblo musulmán “es una gran riqueza, una gran Gracia” y el pueblo – finaliza – “lo está esperando con alegría”.

(Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano, vaticannews.va)

 

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 42428 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).