Beatificación en la Catedral

Mons. Jaume Pujol          En sus 800 años de historia la Catedral de Tarragona ha acogido muchas ceremonias solemnes, pero el sábado 23 de este mes de marzo será escenario de la primera beatificación. Es explicable que esperemos con gran satisfacción esta efeméride y aún más por las características de la misma.

La persona glorificada por la Iglesia es un seglar, padre de familia de nuestra archidiócesis, el médico Mariano Mullerat, nacido en Santa Coloma de Queralt y que ejerció en Arbeca donde fue asesinado por sus convicciones cristianas el 13 de agosto de 1936, junto con otras cinco personas de la población.

Todavía viven testimonios muy fehacientes de la serenidad con que entregó su vida, comenzando por sus cuatro hijas. El nuevo beato se despidió de su esposa y de ellas pidiéndoles que perdonaran a quienes iban a matarle y, ya en el camión en el que eran conducidos al sacrificio, tuvo aún admirables gestos de caridad para pacientes que dejaba en el pueblo mostrando una profesionalidad y una paz interior admirables.

Es un santo de nuestra tierra, que hizo el bachillerato en Reus, en el Colegio de la Sagrada Familia, para cursar luego Medicina en la Universidad de Barcelona.

El proceso canónico fue abierto por mi antecesor, Monseñor Lluís Martínez Sistach en 2003 con la apertura de la causa diocesana, que se clausuró en 2004. El pasado 8 de noviembre el Santo Padre autorizó a la Congregación de la Causa de los Santos para promulgar el decreto de beatificación y el próximo 23, como he dicho, el prefecto de esta Congregación, cardenal Angelo Becciu, presidirá felizmente la ceremonia catedralicia.

Como ha comentado Mn. Rafael Serra, que ha estudiado con atención la vida de Mariano Mullerat, en 2013 se celebró en el Complex Educatiu de Tarragona la beatificación del obispo Borràs y un gran número de sacerdotes, mártires del siglo XX, pero podría decirse que faltaba un laico, un seglar que fuera también mártir de la fe.

Precisamente porque es un mártir, que murió por no renunciar a su amor a Jesucristo, la víspera de la ceremonia en la Catedral, el viernes día 22, a las 19.00 h, celebraremos un Via Crucis en el Anfiteatro, testigo histórico de otros martirios como el de San Fructuoso y sus diáconos. Será presidido por un crucifijo que Mariano Mullerat tenía en su casa de Arbeca, y al que dio un último beso antes de entregarse a quienes fueron a buscarle para la ejecución.

Aunque las imágenes religiosas del hogar fueron arrojadas por la ventana, el Crucifijo no sufrió la destrucción, como si el hecho fuera una metáfora de la permanencia de Cristo en sus santos, testigos de un amor que no tiene fin.

 

† Jaume Pujol Balcells
Arzobispo metropolitano de Tarragona y primado

Mons. Jaume Pujol
Acerca de Mons. Jaume Pujol 324 Articles
Nace en Guissona (Lleida), el 8 de febrero de 1944. Cursó los estudios primarios en los colegios de las Dominicas de la Anunciata y de los Hermanos Maristas de Guissona. Amplió sus estudios en Pamplona, Barcelona y Roma. Realizó el doctorado en Ciencias de la Educación en Roma, donde cursó estudios filosóficos y teológicos. Es doctor en Teología por la Universidad de Navarra. Fue ordenado sacerdote por el cardenal Vicente Enrique y Tarancón, en Madrid, el 5 de agosto de 1973, incardinado en la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei. CARGOS PASTORALES Fue profesor ordinario de Pedagogía Religiosa en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra. Desde el año 1976 y hasta su consagración episcopal, dirigió el Departamento de Pastoral y Catequesis, y desde el 1997, el Instituto Superior de Ciencias Religiosas, los dos de la misma Universidad. Ocupó distintos cargos en la Facultad de Teología: director de estudios, director del Servicio de Promoción y Asistencia a los Alumnos, secretario, director de la revista Cauces de Intercomunicación (Instituto Superior de Ciencias Religiosas), dirigida a profesores de religión. Durante sus años en Pamplon dirigió cursos de titulación, formación y perfeccionamiento de catequistas, profesores de religión y educadores de la fe, y tesis de licenciatura y de doctorado. Su trabajo de investigación se ha centrado en temas de didáctica y catequesis; ha publicado 23 libros y 60 artículos en revistas científicas, obras colectivas, etc. También ha desarrollado otras tareas docentes y pastorales con jóvenes, sacerdotes, etc. El día 15 de junio de 2004 el Papa Juan Pablo II lo nombró Arzobispo de Tarragona, archidiócesis metropolitana y primada, responsabilidad que, hasta hoy, conlleva la presidencia de la Conferencia Episcopal Tarraconense, que integran los obispos de la provincia eclesiástica Tarraconense y los de la provincia eclesiástica de Barcelona. El día 19 de septiembre de 2004, en la Catedral Metropolitana y Primada de Tarragona, fue consagrado obispo y tomó posesión canónica de la archidiócesis. El día 29 de junio de 2005 recibía el palio de manos del Papa Benedicto XVI, en la basílica de San Pedro del Vaticano. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis y Seminarios y Universidades. Cargo que desempeña desde 2004. Además, ha sido miembro de la Comisión Permanente entre 2004 y 2009.