Desierto y jardín – Cuaresma 2019

Mons. Francisco Cerro            La Cuaresma, camino hacia la Pascua, tiene como objetivo convertir el desierto de la conversión cuaresmal en el jardín florido de la Pascua. La Cuaresma, que se inicia con el Miércoles de Ceniza, son cuarenta días como olimpiada de amor, como el primer catecumenado para que vivamos el Bautismo.

A través de los retiros, de los ejercicios espirituales, momentos orantes, la Iglesia diocesana ofrece el que a través del desierto, lugar de oración y encuentro, florezca la vida cristiana para la evangelización.

Prácticamente todos los fines de semana de Cuaresma, y también algunos de Pascua, en nuestra Iglesia Diocesana se oferta en los distintos centros de espiritualidad (Montaña de Cáceres, Guadalupe de Navas del Madroño, Argeme de Coria y El Palancar) abundantes ofertas de crecer por dentro para servir por fuera.

Es el deseo del obispo y de la Delegación Episcopal de Espiritualidad el que todas las parroquias, delegaciones, asociaciones, movimientos, cofradías organicen en Cuaresma una oferta de desierto de oración que aterrice en el servicio a los más pobres y necesitados (limosna). No podemos hacer un auténtico servicio a los más
empobrecidos sin una conversión del corazón que se inicia, se consolida y pasa por la mirada a Cristo Vivo.

Los Centros de Espiritualidad diocesanos son los pulmones donde se fragua la mayoría de las ofertas espirituales diocesanas y que tenemos que acoger y potenciar como una auténtica llamada a la santidad, a tomarnos muy en serio nuestro
Bautismo.

Muchas de las ofertas de retiros y ejercicios espirituales son ofrecidas pensando en las distintas vocaciones en la Iglesia: sacerdotes, vida consagrada, familias, laicos. El Centro de Espiritualidad Virgen de la Montaña, llevado por las Hermanas Franciscanas de la Misericordia, es un ambiente magnífico para retiros y ejercicios espirituales para grupos amplios (hasta cincuenta personas). Muchos realizan sus encuentros con todas las prestaciones necesarias: Capilla, comedor, habitaciones… para esta misión.

El Centro de Espiritualidad Virgen de Guadalupe de la fraternidad Santa María de los Ángeles es un espacio donde las instalaciones y la naturaleza hacen un marco increíblemente bello y apropiado para el silencio y la oración. Con diez habitaciones
y un comedor un poco más amplio es muy recomendado para grupos pequeños que buscan un lugar de recogimiento y adoración.

El Centro de Espiritualidad Virgen de Argeme, unido al santuario y al rector-director del Santuario Virgen de Argeme, ofrece muchas posibilidades de retiros, oración en grupos, celebraciones litúrgicas de un día. También con un espacio para
comer y ser atendidos. La Vicaría de la Zona Norte organiza un retiro mensual y trimestral en el centro del santuario de la patrona de Coria y su diócesis en los tiempos litúrgicos de Adviento, Cuaresma y Pascua.

El Convento de El Palancar, escenario de la reforma alcantarina, con una fraternidad que ofrece retiros y ejercicios espirituales, grupos de oración y Lectio divina, es un auténtico faro de vida y de fraternidad, que es el marco ideal para una
profunda experiencia de Dios.

Os animo a todos a buscar esos días de interioridad y de crecer por dentro para servir por fuera. Entrad en la página web de la diócesis y animaros a vivir una Cuaresma llena de vida.

† Francisco Cerro Chaves,
Obispo de Coria-Cáceres

Mons. Francisco Cerro Chaves
Acerca de Mons. Francisco Cerro Chaves 201 Articles
Nació el 18 de octubre de 1957 en Malpartida de Cáceres (Cáceres). Cursó los estudios de bachillerato y de filosofía en el Seminario de Cáceres, completándolos en el Seminario de Toledo. Fue ordenado sacerdote el 12 de julio de 1981 en Toledo, desempeñó diversos ministerios: Vicario Parroquial de "San Nicolás", Consiliario de Pastoral Juvenil, Colaborador de la Parroquia de "Santa Teresa" y Director de la Casa Diocesana de Ejercicios Espirituales. En la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma se licenció y doctoró en Teología Espiritual (1997), con la tesis: "La experiencia de Dios en el Beato Fray María Rafael Arnáiz Barón (1911-1938). Estudio teológico espiritual de su vida y escritos". Es doctorado en Teología de la Vida Consagrada en la Universidad Pontificia de Salamanca. Autor de más de ochenta publicaciones, escritas con simplicidad y dirigidas, sobre todo, a la formación espiritual de los jóvenes. Miembro fundador de la "Fraternidad Sacerdotal del Corazón de Cristo". Desde 1989 trabajó pastoralmente en Valladolid. Allí fue capellán del Santuario Nacional de la Gran Promesa y Director del Centro de Formación y Espiritualidad del "Sagrado Corazón de Jesús", Director diocesano del "Apostolado de la Oración", miembro del Consejo Presbiteral Diocesano; delegado Diocesano de Pastoral Juvenil y Profesor de Teología Espiritual del Estudio Teológico Agustiniano. El 2 de septiembre de 2007 fue ordenado Obispo de Coria-Cáceres en la ciudad de Coria. En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, departamento de Pastoral de Juventud, y de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada.