Alan Kurdi

Mons. Se­bas­tià Tal­ta­vull           Este es el nombre de niño kurdo muerto en playa, en Turquía, el día 2 de septiembre del año 2015, cuya imagen dio la vuelta al mundo y que había naufragado con su hermano Ghalib y su madre Rehana. «Alan Kurdi» es el nuevo nombre que ha hecho suyo el barco alemán amarrado en el puerto de Palma, en Mallorca, en memoria de las innumerables víctimas que casi a diario pierden la vida en el mar Mediterráneo, convirtiéndolo en un cementerio.

Este barco, todo un símbolo -como otros- de ayuda humanitaria perteneciente a la ONG alemana Sea-Eye, se dedica a salvar la vida de los refugiados que huyen de la violencia, del hambre y de la injusticia. Una llamada, una voz profética que es un toque a nuestras conciencias instaladas en la comodidad y la indiferencia, cuando no en el rechazo que impide la acogida y la ayuda urgente de los que piden que les sea reconocida su dignidad humana. Como han explicado, ni Malta, ni Italia, ni Túnez les han abierto los brazos.

El capitán Klaus Stadler y los tripulantes de barco de rescate «Alan Kurdi» nos han pedido que les traemos la bendición del Señor, y así lo hemos hecho. La emotiva sorpresa ha sido contar con la presencia del padre del pequeño Alan Kurdi, Abdullah Kurdi, venido expresamente desde Siria y su cuñada Fátima Kurdi, con el objetivo de participar en este evento que ha puesto el nombre de su hijo y sobrino a un barco que quiere ser para muchos un signo más de salvación. «Es un honor que el nombre de mi hijo esté en un barco que se dedica a salvar vidas», ha dicho emocionado el padre.

Hemos rociado el barco con agua bendita, signo de vida en nuestras tradiciones religiosas y hemos compartido —cristianos y musulmanes— la oración dirigida a Dios, Padre de todos, para que acompañe y ayude siempre a esta organización humanitaria, testimonio de su amor misericordioso.

Con este texto concluíamos la oración: «Que el Dios del amor, Padre de nuestro Señor Jesucristo y por la fuerza de su Espíritu, guíe vuestros caminos por el mar, para que hagáis el viaje en paz y ayuda con tu actitud humanitaria y toda nuestra solidaridad y ayuda, a vivir la dignidad de los hijos de Dios y disfrutar de todos los derechos a los que serán acogidos y trasladados. Al mismo tiempo, pedimos que comience una nueva era de paz y bienestar en los países de donde tanta gente huye de la miseria, la injusticia, la violencia y el hambre». Una experiencia vivida que reclama de todos nuevas actitudes y nuevas acciones humanitarias.

 

+ Se­bas­tià Tal­ta­vull

Obis­po de Ma­llor­ca

Mons. Sebastià Taltavull Anglada
Acerca de Mons. Sebastià Taltavull Anglada 111 Articles
Mons. D. Sebastià Taltavull nace en Ciutadella de Menorca (Baleares), el 28 de enero de 1948. Después de los primeros estudios en la Compañía de Maria y en el Colegio salesiano, el año 1959 ingresa en el Seminario diocesano de Menorca y cursa los estudios de Humanidades, Filosofía y Teología. El 23 de septiembre de 1972 recibe la ordenación sacerdotal en la Catedral de Menorca, después de cursar estudios en la Facultad de Teología de Cataluña y obtener la Licenciatura en Teología dogmática. CARGOS PASTORALES El mismo día de la ordenación sacerdotal es nombrado Director de la Casa diocesana de Espiritualidad de Monte-Toro (1972-1984) y Delegado diocesano de Juventud (1972-1989). Dos años después, Rector del Santuario Diocesano de la Virgen de Monte-Toro, Patrona de Menorca (1975-1984). Es elegido Secretario del primer Consejo Diocesano de Pastoral (1973-1977) y Secretario del Consejo del Presbiterio y Colegio de Consultores (1983-1989). Fue Consiliario del Movimiento de Jóvenes Cristianos, de grupos de Revisión de Vida del MUEC y de Escultismo entre 1977 y 1989. Recibe el encargo de Formador (1977-1984) y Profesor de Teología dogmática (1977-1994) del Seminario y del Instituto Diocesano de Teología. Fue Rector del Seminario Diocesano de 1995 a 2002. El año 1984 es nombrado Párroco de San Rafael de Ciutadella, cargo que ejerce hasta 1992, año en que es nombrado Consiliario del Centro Catequístico de San Miguel (1992-2005). El 23 de septiembre de 1989 es nombrado Vicario General de la Diócesis de Menorca y Moderador de la Curia, cargos que ejerce hasta el año 2002, año en que es nombrado Párroco de Ntra. Sra. del Rosario de la Catedral y de San Francisco de Asís de Ciutadella y elegido Deán-Presidente del Cabildo y Penitenciario de la Catedral (2002-2005). Le es asignada la tarea de Moderador de la Asamblea Diocesana de Menorca celebrada entre los años 1996-1998. Además de trabajar en el Secretariado Diocesano de Catequesis en los Departamentos de Catequesis de adolescentes y jóvenes (1973-1995) es nombrado Delegado Diocesano de Catequesis (1989-1995) y forma parte del Secretariado Interdiocesano de Catequesis de Cataluña y Baleares (SIC), dedicándose especialmente a la catequesis de adolescentes, jóvenes y catequesis familiar. Como Consiliario ha trabajado en los Equipos de Matrimonios de Nuestra Señora (1988-2005) y se ha dedicado a la preparación y formación de catequistas (1973-1998) y de los matrimonios-catequistas de grupos de Catequesis familiar (1998-2005). Para los años 2002-2005 fue nombrado Delegado Diocesano de Medios de Comunicación Social y para las Relaciones Institucionales. Fue nombrado Obispo Auxiliar de Barcelona por Benedicto XVI el 28 de enero de 2009 y recibió la Ordenación episcopal el 21 de marzo de 2009. Es administrador apostólico de Mallorca desde el 8 de septiembre de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y Pastoral Social. Anteriormente, fue miembro del Consejo Asesor de la Subcomisión de Catequesis y desde junio de 2005 Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Conferencia Episcopal Española hasta su nombramiento como Obispo. Desde 2009 hasta 2011 fue miembro de dicha comisión. En 2011, fue elegido Presidente de dicha Comisión.