«Autobiografía», de Marcelo Van

Acaba de aparecer en las librerías españolas la Autobiografía del joven vietnamita redentorista Marcelo Van, coetáneo del cardenal Van Thuan, y que se ha editado en español, en Francia, por Amis de Van Éditions.

No es un mero libro autobiográfico de un joven humanamente significativo del Sureste asiático, tampoco un libro de espiritualidad cristiana más. Es el extraordinario relato de un joven que vivió en un mundo lleno de esperanzas humanas de signo muy diverso, muchas de las cuales se mostraron ilusorias, conduciéndolo a su autodestrucción, y de una vida marcada por el sufrimiento de su tiempo, de su patria, de su familia, y de su propia historia personal, con todas las heridas que una existencia así conlleva. Y es, al mismo tiempo, el relato de una elección divina que lo escogió para mostrarle el camino de la felicidad en medio de esa existencia marcada por la experiencia del mal y del dolor.

Una extraordinaria historia que va más allá de su historia personal, porque es también el relato de una misión que el cielo le confió para bien de la Iglesia y del mundo. A través de su vida y de las revelaciones que el cielo le comunicó, nos abrió también a nosotros, hijos y nietos de ese tiempo, marcados también por esas heridas de las que somos herederos y por las nuevas que nos infringe nuestro tiempo, el camino que nos conduce a superar el dolor y el sufrimiento, y a encontrar en el Amor Misericordioso de Dios el remedio a nuestras heridas, la fuente de una existencia fecunda y la paz del corazón, para así vivir felices en medio de todo ese sufrimiento, de las heridas que cargamos y del mal que hasta el último momento de nuestra vida nos pueda golpear.

Es la Historia de un alma de un joven vietnamita, alma gemela de su hermana mayor Santa Teresita del Niño Jesús, llena de similitudes entre ellos, particularmente en la sensibilidad e interioridad de ambos, en sus deseos, en “el pequeño camino” que recorrieron y en la misión que comparten los dos.

Comienza desde que alcanza su uso de razón hasta febrero de 1950, nueve años antes de su muerte, acontecida el 10 de julio de 1959, a los 31 años de edad y apenas 15 de vida religiosa, extenuado y enfermo en un campo de “reeducación” comunista.

¿Quién es su autor, Marcelo Van?

Un joven vietnamita, que nació en Vietnam en 1928 y murió en 1959, a los 31 años de edad, extenuado y enfermo, en uno de los campos de “reeducación” comunistas, que vivió una existencia corta pero asombrosamente intensa y fecunda, marcada por las rupturas, separaciones, pérdidas y sufrimientos de su generación y de su tiempo. Un joven con una sensibilidad espiritual fuera de lo común, que encontró en Santa Teresita del Niño Jesús su alma gemela, y en su pequeño camino de infancia espiritual su camino hacia la plenitud, hacia una felicidad insospechada, hacia la santidad.

Un joven con una existencia marcada por la humillación y el sufrimiento desde niño, pero que unido íntimamente a Jesús, especialmente en la Eucaristía, y a la Virgen, a quien se confiaba particularmente con el rezo diario del rosario, y más tarde también a Santa Teresita del Niño Jesús, renunció vigorosamente al mal y al pecado, luchó contra ellos y se mantuvo fiel a Dios y a su voluntad, poniéndose por encima de las humillaciones y de los sufrimientos morales y físicos que sufrió.

Un joven con un alma y una existencia sacerdotal cuyo único anhelo desde niño fue ser sacerdote para amar y hacer amar a Cristo, que fortalecido por la gracia divina, como en otro tiempo su hermana Santa Teresita, hizo su acto de ofrenda total al Amor Misericordioso y se ofreció día a día a Dios con su oración y su trabajo, con sus alegrías y sufrimientos, hasta la consumación de su amor en el campo de internamiento, trabajos forzados y “reeducación” comunista número 2 del Vietnam del Norte, donde agotado y extenuado rindió su alma a Dios el 10 de julio de 1959, para entrar en el deseado reino del cielo que Jesús le había prometido. Sus últimas palabras fueron: «El amor no puede morir».

Un joven con el que el cielo estableció un diálogo interior en forma de coloquios, a través de Santa Teresita del Niño Jesús, de la Virgen María y de Jesucristo, por medio de los cuales le reveló su camino, lo consoló, lo sanó de sus heridas, lo fortaleció en su debilidad y le mostró su misión, educándole con maravillosa paciencia, ternura y comprensión para que la pudiera realizar. ¿Y cuál es esta misión que el cielo le confió? ¿El sacerdocio por el que había luchado desde muy niño? El Padre tenía otra misión para su pequeño hijo: ser el apóstol escondido del Amor Misericordioso, la fuerza vital de los apóstoles misioneros del reino del Amor de su Hijo, prolongando en la tierra durante su vida, y más aún después de ella, la misión de su hermana mayor Santa Teresita.

Su autor, Marcelo Van, es un don que nos ha sido dado por el cielo, como un guía experimentado en los caminos de la vida, alguien que se ha adelantado a nosotros y nos ha abierto el camino en estos tiempos de incertidumbre, de confusión, de miedo y de dolor, para que podamos también nosotros vivir una vida plena, gozosa, feliz, llena de sentido y fecunda.

Autobiografía, Marcelo Van (edición española).

Obras Completas 1, Amis de Van Éditions, Versalles 2018, 446 págs.

(Álvaro Cárdenas)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).