Manos Unidas: 60 campañas

Mons. Brau­lio Ro­drí­guez              Seis décadas, durante las cuales las mujeres y hombres que forman Manos Unidas han luchado con denuedo por la dignidad del ser humano y su igualdad en lo más elemental: tener comida para una alimentación normal, equilibrada y capaz de hacer crecer a la persona. Lo han hecho empleando la imaginación y la voluntad férrea de conseguir medios para abordar los proyectos realistas que dieran esperanza a tanta gente, los más pobres. Lo han hecho con trasparencia y austeridad: son voluntarios de Manos Unidas, ONG católica, de fieles laicos fundamentalmente, sin ánimo de lucro, por supuesto. Para la Iglesia en España, un lujo y un orgullo; para la Iglesia de Toledo, una alegría.

Quién duda de la implantación social de Manos Unidas en España? Es lógica esta implantación, porque sus fondos provienen, en un 87% de sector privado, y el 12,7%, del sector público. Y con dos líneas de trabajo muy marcadas: la financiación de proyectos de desarrollo y la sensibilización de la sociedad española, por ejemplo, en el mundo de la educación, en el de los medios de comunicación y también en el de las administraciones pública.

Leo, sin embargo, en la guía de Manos Unidas para la Campaña LX un dato preocupante. En el inicio de este 2019, pese al mundo de abundancia en que vivimos en el mundo occidental y otras partes del planeta, nos encontramos con que el número de personas que pasan hambre ha vuelto a aumentar. Es realmente una situación paradójica y un tanto decepcionante. ¿Os desanimaréis, voluntarios de Manos Unidas de nuestra Diócesis por esta realidad? No lo creo. No hace mucho tiempo que esta ONG de voluntarios católicos ha cambiado su equipo directivo, después del trabajo del anterior equipo diocesano, a quienes agradecemos su dedicación y su tiempo. No es fácil ciertamente tener tiempo para dedicarlo a una tarea que lleva mucha dedicación y desgaste.

En esta semana, en la que se concentra el lanzamiento de la Campaña LX, la cena del Hambre y el ayuno voluntario, el Presidente-Delegado de Manos Unidas y su equipo nos invitan a percibir la gravedad del abismo que se abre en la desigualdad por el hambre y tantas calamidades anejos a él. La colecta del domingo día 10 no es el único recurso de Manos Unidas, porque son muchos los grupos de voluntario trabajan durante el año para conseguir sufragar los proyectos a los que se han comprometido. Sin embargo, la colecta une a las comunidades cristianas en el mismo empeño y comunión, en las diferentes parroquias e iglesias de nuestra Diócesis. Es una colecta denominada “imperada”, hay que hacerla.

“Promoviendo los derechos con hechos” es el lema de esta LX Campaña de Manos Unidas. Obras son amores. Y se trata de expresar nuestro amor por los que más necesitan nuestra ayuda, y en los que hoy sufre Cristo, desde los confines del mundo. Creemos en la igualdad y la dignidad de las personas porque somos discípulos de Aquel que vino a dar la vida por todos los hombres, sin excluir a nadie. Hay, pues, mucho que trabajar. Os deseo una buena Campaña LX en 2019, y os animo a todos los voluntarios de Manos Unidas, unidos al equipo directivo. Mi agradecimiento a cuantos estáis implicados en Manos Unidas. Gracias en nombre de los más pobres.

 

+Braulio Rodríguez Plaza

Arzobispo de Toledo, Primado de España

Mons. Braulio Rodríguez
Acerca de Mons. Braulio Rodríguez 296 Articles
Don Braulio Rodríguez Plaza nació en Aldea del Fresno (Madrid) el 27 de enero de 1944. Estudió en los Seminarios Menor y Mayor de Madrid. En 1973 obtuvo la Licenciatura en Teología Bíblica en la Universidad Pontificia de Comillas. En 1990 alcanzó el grado de Doctor en Teología Bíblica por la Facultad de Teología del Norte, con sede en Burgos. Ordenado presbítero en Madrid, el 3 de abril de 1972. Entre 1984 y 1987 fue miembro del Equipo de Formadores del Seminario Diocesano de Madrid. Fue nombrado obispo de Osma-Soria el 13 de noviembre de 1987, siendo ordenado el 20 de diciembre. En 1995 fue nombrado obispo de Salamanca. El 28 de agosto de 2002 se hizo público su nombramiento por el Santo Padre como arzobispo de Valladolid. Benedicto XVI lo nombró Arzobispo electo de Toledo, tomando posesión de la Sede el día 21 de junio de 2009. Es el Arzobispo 120 en la sucesión apostólica de los Pastores que han presidido la archidiócesis primada.