El Papa llega a Abu Dhabi

Después de casi seis horas de viaje, el Papa es recibido en los Emiratos Árabes Unidos. El Boeing 777 de Alitalia con Francisco a bordo, aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Abu Dhabi a las 18.48, hora italiana, justo antes de las 22.00, hora local.

Comienza el 27º viaje apostólico, el primero a los Emiratos Árabes Unidos y, más en general, a la Península Arábiga. Para el Pontífice este viaje tiene por lema: «Hazme instrumento de tu paz», para seguir la senda de la esperanza que hace 8 siglos acompañó el encuentro entre San Francisco y el Sultán de Egipto Malik Al Kamil.

Una visita histórica, por tanto, incluso en su brevedad, y largamente esperada por la comunidad cristiana que vive aquí como inmigrante, especialmente de tierras asiáticas, y que tendrá sus momentos centrales en el encuentro interreligioso de el lunes por la tarde, en el Memorial del Fundador de la capital, y luego, el martes, en la misa pública en la Ciudad Deportiva de Zayed, la última cita antes de regresar a Roma.

Algunas noticias han cambiado el protocolo que estamos acostumbrados a ver, principalmente por razones climáticas relacionadas con el calor y la humedad de la ciudad. Así pues, Francisco, al llegar al aeropuerto, no bajó por la pista para saludar a las delegaciones, sino que entró directamente, desde el avión, en un pasillo cubierto, el llamado «dedo», acompañado por el Príncipe Heredero, Su Alteza el Jeque Mohammed bin Zayed Al Nahyan, y aquí, con un saludo y unas palabras cariñosas, recibió el regalo floral de dos niños vestidos con trajes tradicionales.

Luego, pasó revista a la Guardia de Honor y, como de costumbre, el saludo a las delegaciones en la sala de protocolo. Después, el abrazo más caluroso al «amigo y querido hermano», que Francisco encuentra por quinta vez, el Gran Imán de Al-Azhar, Ahamad Al-Tayyb. Será esta figura autorizada y eminente del mundo islámico la que acompañará al Papa en las reuniones de este viaje, como ha precisado el director interino de la Oficina de Prensa del Vaticano, Alessandro Gisotti.

Y fue con el gran Imán que Francisco, al final de su bienvenida marcada por la música tradicional, se trasladó a bordo de un pequeño autobús -que recorría unos 28 km- al Palacio de Mushrif, residencia de honor a disposición de ilustres invitados, que servirá de alojamiento para toda la estancia del Papa, porque en  los Emiratos Árabes Unidos no hay Nunciatura. A partir de mañana, por lo tanto, los primeros compromisos oficiales, son la Ceremonia de Bienvenida y la Visita Oficial al Príncipe Heredero, en el Palacio Presidencial, a las 12.00 hora local, a las 9.00 horas en Italia; luego, por la tarde, cuando en Italia serán las 14.00 horas, tendrá lugar la reunión privada con los miembros del Consejo Musulmán de Ancianos y después el gran Encuentro Interreligioso en el Memorial del Fundador, en el que el Papa dará el primer discurso oficial.

(Ciudad del Vaticano, vaticannews.va)

El Papa en vuelo: en los Emiratos llovía esta mañana, signo de bendición

En el avión rumbo a Abu Dhabi, Francisco saluda a los periodistas y hace que les repartan una imagen que refleja la relación entre jóvenes y ancianos.

Esta mañana ha llovido en los Emiratos y la lluvia, rara en esos países, se considera un signo positivo: «¡Esperemos que todo sea así!”. El Papa Francisco, en vuelo rumbo a Abu Dhabi, saluda a los periodistas que lo acompañan. Francisco fue presentado por las palabras del director ad interim de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, quien dijo: «Santo Padre, parece que fue ayer cuando estábamos en el vuelo de regreso de Panamá. Entre los muchos carteles de bienvenida había uno de la comunidad musulmana en Panamá que decía: “Bienvenido Papa Francisco, hombre de Paz”. Con este espíritu creo que lo esperan en los Emiratos, como hombre de paz, para fortalecer el diálogo.

El Papa agradeció primero a los periodistas por su presencia, y luego añadió: «Esta mañana he oído la noticia de que estaba lloviendo en Abu Dhabi y que en este lugar es considerado como una señal de bendición. Esperemos que todo sea así».

Luego Francisco continuó diciendo: «Les he traído una imagen hecha en el monasterio de Bose, una copia, para que se la lleven a casa. Se trata del diálogo entre los ancianos y los jóvenes. Estoy muy preocupado por esto y creo que es un reto”.

La imagen, distribuida a los periodistas por el Prefecto del Dicasterio para la Comunicación, Paolo Ruffini, muestra a un joven monje cargando a un anciano sobre sus hombros.

En la habitual ronda de saludos personales a los periodistas, regalaron al Papa dulces preparados por monjas que cuidan de los enfermos pobres. Y al Pontífice le contaron la historia de un médico de los Emiratos que estudió en Italia y que en las últimas semanas, con ocasión del viaje apostólico y en homenaje a Francisco, decidió operar gratuitamente a un centenar de niños víctimas de la guerra en Yemen.

Por su parte, un fotógrafo de la agencia ANSA, de origen genovés, regaló al Papa una camiseta con la imagen del Puente Morandi, que se derrumbó el pasado mes de agosto.

(Andrea Tornielli, vaticannews.va)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41910 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).