Mons. Munilla trata del acoso escolar en la Semana por la Paz

Palabras de Mons. José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián, a los jóvenes reunidos en la Catedral del Buen Pastor a las 12:00 h. La diócesis de San Sebastián realiza desde hace diez años una Semana por la Paz, que consiste en un proceso reflexivo en el contexto de las aulas con jóvenes de 14 a 18 años de edad; culminando con un encuentro en la catedral de San Sebastián, presidido por el obispo.

Este año el tema tratado ha sido el del Bullying, o acoso escolar. Las reflexiones que el Obispo comparte con los jóvenes son las siguientes:

Semana de la paz

Catedral El Buen Pastor, 1 de febrero, 12:00h

1.- Con frecuencia el bullying es indicativo de numerosas fracturas interiores (desavenencias familiares, rupturas de amistades, muros entre culturas y razas…) Por ello, es básico cultivar la “comunión” a todos los niveles, propiciando el ambiente de comunión y encuentro, en el que no nos identifiquemos unos a otros como competidores, sino como parte de un proyecto compartido.

2.-En el bullying llama la atención una agresividad que no parece tener ninguna justificación práctica concreta, ni responder a causas externas… El bullying que se ceba en la burla de los débiles, es al mismo tiempo, una muestra de máxima crueldad y una muestra de máxima fragilidad… Tras esa violencia se esconde el drama de la frustración de quien intenta esconder su crisis interior buscando protagonismo y reconocimiento a través de un conflicto gratuito. La experiencia nos dice que la violencia “gratuita” es una manifestación de poder que esconde una gran inseguridad interior, que opta por la estrategia de una falsa huida para adelante, sin sopesar el daño que se provoca a los otros.

3.- Desde el punto de vista ético, las enseñanzas de Jesús en el Evangelio son determinantes. ¡Qué distinto sería el mundo si tomase las siguientes palabras del Evangelio como su norma de vida!: “No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque seréis juzgados como juzguéis vosotros, y la medida que uséis, la usarán con vosotros. ¿Por qué te fijas en la mota que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: “Déjame que te saque la mota del ojo”, teniendo una viga en el tuyo? Hipócrita: sácate primero la viga del ojo; entonces verás claro y podrás sacar la mota del ojo de tu hermano….  Así, pues, todo lo que queráis que los demás hagan con vosotros, hacedlo vosotros con ellos” (Mt 7, 1-5 12.

4.- Para combatir el bullying, además del argumento ético y moral, es también importante superar las barreras culturales que nos dificultan expresar gestos de encuentro y comunión. El carisma del Papa Francisco es iluminador para que entendamos la importancia de poner en valor este tipo de signos de comunión: el abrazo, la sonrisa, la mirada cariñosa, gestos de aprobación y paciencia… Como dice Francisco: “El bulismo es una agresión que esconde una profunda crueldad. Por desgracia, ¡el mundo es cruel! La única manera de vencerlo, es con signo de ternura”. Vosotros, los jóvenes, podéis ser también protagonistas de estos signos de ternura del papa Francisco.

– Vamos a hacer una “mini-encuesta” entre los que estáis aquí en la Catedral: ¿Cuántos de vosotros disteis ayer un beso a un abrazo a vuestros padres o hermanos en casa?

– Los gestos de ternura y solidaridad son muy importantes para cultivar nuestra sensibilidad en favor de la comunión y la solidaridad. Por ejemplo, ha llamado la atención en la opinión pública mundial el gesto realizado por cuatro jóvenes en la recientemente finalizada Jornada Mundial de la Juventud de Panamá, quienes elevaron a un compañero discapacitado en su silla de ruedas, para que pudiese saludar el Papa, en el momento en que pasaba por las calles. La imagen se hizo rápidamente viral…)

5.- Pero obviamente, no se trata de hacer meros gestos, sino algo más profundo. Se trata de amor. El marco de la convivencia humana no puede ser la mera “no agresión”, sino el amor mutuo. El Evangelio es muy claro en su mensaje. Jesús vino a decirnos: “no os peguéis”; sino “amaos unos a otros”. La alternativa cristiana a la violencia no es la indiferencia, sino el amor. Habrá algunos que piensen que es un ideal inalcanzable, pero la experiencia de muchísimas personas lo demuestra.

Voy a concluir con una frase del Papa Francisco a los jóvenes en Panamá: “Vosotros estáis llamados a desmentir y desautorizar todos esos discursos que se concentran y se empeñan en sembrar división, en excluir o expulsar a los que ‘no son de los nuestros’”.

(Diócesis de San Sebastián)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41910 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).