Un mismo peregrinaje nos une

Mons. Se­bas­tià Tal­ta­vull           Este domingo, día, 20 de enero, nuestra Iglesia honra al mártir San Sebastián, patrón de la ciudad de Palma en la celebración de la Eucaristía en la Catedral, y a primera hora de la tarde nos encontramos también en la Catedral grupos de diferentes confesiones cristianas para orar juntos. Ambas celebraciones a las que estamos todos invitados, son para orar, y orar en comunidad. Como dice el Concilio Vaticano II, «por inspiración de la gracia del Espíritu Santo, el diálogo y la acción, hoy se hacen en todo el mundo muchos intentos de llegar a aquella plenitud de unidad que quiere Jesucristo» (UR 4). Oramos por nuestra Iglesia Católica y rezamos por el resto de Iglesias para que la voluntad del Señor «que todos sean uno» sea una realidad entre nosotros y vivamos la alegría de un mismo peregrinación.

Querer caminar juntos ya es un primer paso. Entonces es cuando nos sentimos convocados a hacernos presentes sobre todo en las ocasiones de oración, que es el momento en el que tomamos conciencia del camino que hemos emprendido. Unos y otros vivimos en unos mismos pueblos y ciudades, convivimos en unos mismos ambientes, estamos presentes en instituciones que nos representan a todos, compartimos inquietudes y nos ayudamos en todo lo que nos afecta y nos encamina a servir el bien común y, sobre todo, nos une la fe en un mismo Jesucristo.

Sin embargo, todo esto necesita del esfuerzo para la unidad dentro de nuestra Iglesia católica. Que también nos una un mismo peregrinaje y desterremos toda división entre nosotros. Solo hay una vara de medir, que es la fidelidad al mensaje de Jesucristo y el esfuerzo continuado para hacer de la Iglesia una verdadera fraternidad. Fue el Concilio, y el papa Francisco nos lo recuerda, quien insistió en que somos peregrinos, y peregrinamos juntos. «A tal fin, hay que confiar el corazón a compañeros de camino sin recelos, sin desconfianzas, y mirar ante todo lo que buscamos: la paz en el rostro del único Dios» (EG 244). No pensamos solo en lograr la unidad de las Iglesias, el esfuerzo de diálogo ecuménico debe repercutir en la unidad de toda la familia humana. Oración y acción, en una unidad indisoluble.

 

+ Se­bas­tià Tal­ta­vull

Obis­po de Ma­llor­ca

Mons. Sebastià Taltavull Anglada
Acerca de Mons. Sebastià Taltavull Anglada 111 Articles
Mons. D. Sebastià Taltavull nace en Ciutadella de Menorca (Baleares), el 28 de enero de 1948. Después de los primeros estudios en la Compañía de Maria y en el Colegio salesiano, el año 1959 ingresa en el Seminario diocesano de Menorca y cursa los estudios de Humanidades, Filosofía y Teología. El 23 de septiembre de 1972 recibe la ordenación sacerdotal en la Catedral de Menorca, después de cursar estudios en la Facultad de Teología de Cataluña y obtener la Licenciatura en Teología dogmática. CARGOS PASTORALES El mismo día de la ordenación sacerdotal es nombrado Director de la Casa diocesana de Espiritualidad de Monte-Toro (1972-1984) y Delegado diocesano de Juventud (1972-1989). Dos años después, Rector del Santuario Diocesano de la Virgen de Monte-Toro, Patrona de Menorca (1975-1984). Es elegido Secretario del primer Consejo Diocesano de Pastoral (1973-1977) y Secretario del Consejo del Presbiterio y Colegio de Consultores (1983-1989). Fue Consiliario del Movimiento de Jóvenes Cristianos, de grupos de Revisión de Vida del MUEC y de Escultismo entre 1977 y 1989. Recibe el encargo de Formador (1977-1984) y Profesor de Teología dogmática (1977-1994) del Seminario y del Instituto Diocesano de Teología. Fue Rector del Seminario Diocesano de 1995 a 2002. El año 1984 es nombrado Párroco de San Rafael de Ciutadella, cargo que ejerce hasta 1992, año en que es nombrado Consiliario del Centro Catequístico de San Miguel (1992-2005). El 23 de septiembre de 1989 es nombrado Vicario General de la Diócesis de Menorca y Moderador de la Curia, cargos que ejerce hasta el año 2002, año en que es nombrado Párroco de Ntra. Sra. del Rosario de la Catedral y de San Francisco de Asís de Ciutadella y elegido Deán-Presidente del Cabildo y Penitenciario de la Catedral (2002-2005). Le es asignada la tarea de Moderador de la Asamblea Diocesana de Menorca celebrada entre los años 1996-1998. Además de trabajar en el Secretariado Diocesano de Catequesis en los Departamentos de Catequesis de adolescentes y jóvenes (1973-1995) es nombrado Delegado Diocesano de Catequesis (1989-1995) y forma parte del Secretariado Interdiocesano de Catequesis de Cataluña y Baleares (SIC), dedicándose especialmente a la catequesis de adolescentes, jóvenes y catequesis familiar. Como Consiliario ha trabajado en los Equipos de Matrimonios de Nuestra Señora (1988-2005) y se ha dedicado a la preparación y formación de catequistas (1973-1998) y de los matrimonios-catequistas de grupos de Catequesis familiar (1998-2005). Para los años 2002-2005 fue nombrado Delegado Diocesano de Medios de Comunicación Social y para las Relaciones Institucionales. Fue nombrado Obispo Auxiliar de Barcelona por Benedicto XVI el 28 de enero de 2009 y recibió la Ordenación episcopal el 21 de marzo de 2009. Es administrador apostólico de Mallorca desde el 8 de septiembre de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y Pastoral Social. Anteriormente, fue miembro del Consejo Asesor de la Subcomisión de Catequesis y desde junio de 2005 Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Conferencia Episcopal Española hasta su nombramiento como Obispo. Desde 2009 hasta 2011 fue miembro de dicha comisión. En 2011, fue elegido Presidente de dicha Comisión.