Entre dos abrazos

Mons. Se­bas­tià Tal­ta­vull           Es genial el papa Francisco cuando se refiere a la identidad cristiana y dice que «es este abrazo bautismal que nos dio de pequeños el Padre, y nos hace anhelar, como hijos pródigos —y predilectos en María—, el otro abrazo, el del Padre misericordioso que nos espera en la gloria. Hacer que nuestro pueblo se sienta como en medio de estos dos abrazos, es la dura pero hermosa tarea de quien predica el Evangelio» (EG 144).

Puede que sea atrevido que nos preguntemos todos cómo nos sentimos en medio de estos dos abrazos, cómo vivimos la tensión entre allí donde venimos y la meta definitiva hacia la que caminamos. Tenemos la experiencia del primero, aunque para muchos bautizados de pequeños fuéramos por edad inconscientes, donde Dios ya nos abrazaba y nos orientaba a vivirlo con alegría. Pero también hacemos la experiencia de preguntarnos ¿hacia dónde vamos? Dios es el origen y el destino —solemos decir—, en él vivimos, nos movemos y somos, y el que nos lo ha dado a conocer es Jesús. Este es el motivo por el cual podemos decir que nos acompaña en este tramo del camino situado entre un abrazo y otro.

Vivir así, entre los dos abrazos, me hace pensar que estamos unidos al Dios que nos ama y no solo eso, sino que «primerea en el amor», es decir, que tiene la iniciativa de amarnos. Es por la fe que reconocemos el don a través del cual descubrimos que somos hijos e hijas de Dios, nuestra máxima dignidad. «La filiación que el Padre regala gratuitamente y la iniciativa del don de su gracia son la condición de posibilidad de esta santificación constante que agrada a Dios y le da gloria. Se trata de dejarse transformar en Cristo por una progresiva vida según el Espíritu» (EG 162).

Aprender a vivir entre los dos abrazos es una constante de toda la vida y se desarrolla marcada por la fuerza de la fe, de la esperanza y de la caridad. Esto condiciona en positivo nuestro caminar como cristianos, conscientes de dónde venimos y hacia dónde vamos. Entre los dos abrazos, pues, tenemos una misión en medio del pueblo que sí o sí tendremos que hacer realidad si queremos ser consecuentes con el don recibido en el bautismo y el don de ser acogidos por siempre en la gloria.

 

+ Se­bas­tià Tal­ta­vull

Obis­po de Ma­llor­ca

Mons. Sebastià Taltavull Anglada
Acerca de Mons. Sebastià Taltavull Anglada 98 Articles
Mons. D. Sebastià Taltavull nace en Ciutadella de Menorca (Baleares), el 28 de enero de 1948. Después de los primeros estudios en la Compañía de Maria y en el Colegio salesiano, el año 1959 ingresa en el Seminario diocesano de Menorca y cursa los estudios de Humanidades, Filosofía y Teología. El 23 de septiembre de 1972 recibe la ordenación sacerdotal en la Catedral de Menorca, después de cursar estudios en la Facultad de Teología de Cataluña y obtener la Licenciatura en Teología dogmática. CARGOS PASTORALES El mismo día de la ordenación sacerdotal es nombrado Director de la Casa diocesana de Espiritualidad de Monte-Toro (1972-1984) y Delegado diocesano de Juventud (1972-1989). Dos años después, Rector del Santuario Diocesano de la Virgen de Monte-Toro, Patrona de Menorca (1975-1984). Es elegido Secretario del primer Consejo Diocesano de Pastoral (1973-1977) y Secretario del Consejo del Presbiterio y Colegio de Consultores (1983-1989). Fue Consiliario del Movimiento de Jóvenes Cristianos, de grupos de Revisión de Vida del MUEC y de Escultismo entre 1977 y 1989. Recibe el encargo de Formador (1977-1984) y Profesor de Teología dogmática (1977-1994) del Seminario y del Instituto Diocesano de Teología. Fue Rector del Seminario Diocesano de 1995 a 2002. El año 1984 es nombrado Párroco de San Rafael de Ciutadella, cargo que ejerce hasta 1992, año en que es nombrado Consiliario del Centro Catequístico de San Miguel (1992-2005). El 23 de septiembre de 1989 es nombrado Vicario General de la Diócesis de Menorca y Moderador de la Curia, cargos que ejerce hasta el año 2002, año en que es nombrado Párroco de Ntra. Sra. del Rosario de la Catedral y de San Francisco de Asís de Ciutadella y elegido Deán-Presidente del Cabildo y Penitenciario de la Catedral (2002-2005). Le es asignada la tarea de Moderador de la Asamblea Diocesana de Menorca celebrada entre los años 1996-1998. Además de trabajar en el Secretariado Diocesano de Catequesis en los Departamentos de Catequesis de adolescentes y jóvenes (1973-1995) es nombrado Delegado Diocesano de Catequesis (1989-1995) y forma parte del Secretariado Interdiocesano de Catequesis de Cataluña y Baleares (SIC), dedicándose especialmente a la catequesis de adolescentes, jóvenes y catequesis familiar. Como Consiliario ha trabajado en los Equipos de Matrimonios de Nuestra Señora (1988-2005) y se ha dedicado a la preparación y formación de catequistas (1973-1998) y de los matrimonios-catequistas de grupos de Catequesis familiar (1998-2005). Para los años 2002-2005 fue nombrado Delegado Diocesano de Medios de Comunicación Social y para las Relaciones Institucionales. Fue nombrado Obispo Auxiliar de Barcelona por Benedicto XVI el 28 de enero de 2009 y recibió la Ordenación episcopal el 21 de marzo de 2009. Es administrador apostólico de Mallorca desde el 8 de septiembre de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y Pastoral Social. Anteriormente, fue miembro del Consejo Asesor de la Subcomisión de Catequesis y desde junio de 2005 Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Conferencia Episcopal Española hasta su nombramiento como Obispo. Desde 2009 hasta 2011 fue miembro de dicha comisión. En 2011, fue elegido Presidente de dicha Comisión.