Comenzamos el Adviento


Mons. Gerardo Melgar              El año litúrgico está divi­dido en varios tiempos en los que conmemoramos un hecho importante de nuestra vida cristiana y de nuestra vida de relación con Dios, que reclama de nosotros unas acti­tudes concretas con las que vivir las exigencias de los mismos: el Advien­to, la Navidad, la Cuaresma, la Pas­cua y el Tiempo litúrgico Ordinario.

Cada uno de estos tiempos litúrgi­cos tiene un significado y nos llaman a encarnar en nosotros como creyen­tes unas mismas actitudes concretas.

En este domingo comenzamos el tiempo litúrgico del Adviento: un tiempo de expectación y esperanza, de espera de la venida del Salvador.

El Adviento tiene un triple signi­ficado y el triple significado pide de nosotros una misma actitud con la que vivirlo.

En el Adviento celebramos el re­cuerdo y la conmemoración de la pri­mera venida de Cristo al mundo. Re­cordamos y conmemoramos que el Hijo de Dios, en ese momento culmi­nante de la historia, puso su tienda entre nosotros y lo hizo por nuestra salvación y para darnos el mensaje de amor del Padre que tanto nos amó que nos envió a su propio Hijo.

Dios había ido preparando a su pueblo por medio de su amor e inclu­so de sus castigos pedagógicos, había acompañado en todo momento a su pueblo, había enviado a los profetas para recordar a su pueblo el camino por el que debían caminar y las acti­tudes que debían vivir para preparar la llegada del salvador definitivo, el salvador que les liberaría de todas sus esclavitudes.

El recuerdo de esta primera veni­da de Cristo nos pide que avivemos en nosotros aquellas actitudes que los profetas recordaron a su pueblo. Pone como modelos de espera los modelos de María, su madre; de Juan el Bautista, que anunció la inminente llegada y de los profetas.

En el recuerdo y en los modelos que esperaron al Salvador, recibimos nosotros la llamada a vivir nuestra vida con verdadera esperanza, con­virtiendo nuestra forma de vivir de acuerdo con las actitudes que los profetas y Juan pedían a su pueblo y la Virgen encarnó en todo momento: llena de fe, de amor y de esperanza.

Un segundo significado del Ad­viento es el de la llegada de Dios a cada uno de nosotros. Dios no solo se encarnó hace 2019 años, Dios se si­gue encarnando en cada uno de no­sotros, Dios quiere entrar en nuestra vida y transformarla de acuerdo con el estilo que Cristo vino a predicar, de amor a Dios y a los hermanos.

También con este significado del Adviento como preparación para que Cristo nazca en cada uno de nosotros pide de nuestra vida las mismas ac­titudes de conversión, de esperanza, de fe y de amor.

Cristo nacerá de verdad en nues­tros corazones si en nosotros somos c a p a c e s de acoger­le y vivir en nues­tra vida el mismo es­tilo de vida de Jesús, que se resume en la vivencia del amor al Padre de Dios y de caridad con los hermanos

Y un tercer significado del Ad­viento como tiempo de esperanza es que nos preparamos para la defini­tiva venida de Cristo al final de los tiempos, que pide de nosotros que estemos en vela, que no nos dejemos llevar ni vivamos desde actitudes mundanas, que no nos quedemos dormidos en las llamadas del mundo a la comodidad y el placer pasajero, porque a la hora que menos pense­mos viene el Hijo del hombre.

Esta definitiva venida de Cristo a nosotros nos está pidiendo que en­carnemos en nosotros aquellas acti­tudes que Cristo nos pone como su estilo propio y que vivamos el espíri­tu de las Bienaventuranzas, viviendo nuestra vida desde la fe y la esperan­za, sabiendo que un día se nos pedi­rá cuenta de lo que hemos hecho y vivido y nos preguntarán sobre todo si hemos amado o no a Dios y a los hermanos.

Vivamos en este Adviento esta triple significación y convirtamos nuestra vida de acuerdo con el estilo que Cristo quiere de nosotros.

 

+ Gerardo Melgar

Obispo de Ciudad Real

imprimir

bookmark icon

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies