Hace un año me acogisteis como pastor de esta Iglesia, ¡gracias!

Mons. Se­bas­tià Tal­ta­vull           Hacía catorce meses que había venido como administrador apostólico y, justamente hoy, día 25, hace un año, era acogido como obispo titular de esta Iglesia de Mallorca, enviado a servirla como Jesús, el buen Pastor. Ha sido un año intenso de contactos, visitas, celebraciones, encuentros y oraciones, un año en el que nos hemos ido tratando y conociéndonos, abiertos a ganarnos la confianza, poniéndonos a disposición para llevar adelante el proyecto pastoral que el Espíritu del Señor nos está señalando cada día. He intentado estar atento, hacerme cercano, como he escuchado todo lo que me ha llegado de cada uno de vosotros, con la voz que me habéis hecho llegar también de parte de él, el Señor.

En un año hemos tenido la oportunidad de hacer muchas cosas, reuniones, entrevistas, visitas individuales y a familias, parroquias y comunidades religiosas. He notado más que nunca una acogida exquisita, un trato lleno de cordialidad, una voluntad de cooperación y servicio, una disponibilidad que ha hecho posible que en este momento hayamos podido hacer una cierta reorganización diocesana confiando nuevos cargos a personas nuevas, especialmente provenientes del mundo del laicado y femenino. Con un agradecimiento general a todos con los que me he encontrado, quiero dar un especial relieve a los sacerdotes y diáconos. Las horas que hemos pasado juntos en reuniones, en conversaciones personales, en retiros de oración y encuentros de amistosa convivencia, me han confirmado que es posible vivir el gozo de una fraternidad sacerdotal que es la clave del ardor apostólico y del servicio pastoral que todo el mundo espera de nosotros.

A lo largo de este año, como le puede pasar a cualquier pastor, me ha hecho sufrir el dolor de aquellos y aquellas que se han visto acosados ​​por la enfermedad, por el rechazo social, por la falta de recursos de primera necesidad, por el azote de las inundaciones y otras desgracias, por la ausencia de oportunidades en el mercado laboral, por cualquier tipo de explotación, violencia y abuso, por la indiferencia hacia los clamores que reivindican justicia, derechos humanos, reconocimiento social, por la falta de comprensión y de perdón.

Con vosotros, agradezco al Señor haber podido compartir el gozo de la misión entre vosotros y haber podido llevar la luz del Evangelio y el consuelo de Jesús. Seguiremos trabajando con este celo apostólico y no dejaremos de orar unos por otros. Sé que lo hacéis, pero no dejéis de rezar por mí. Una vez más, ¡muchas gracias!

 

+ Se­bas­tià Tal­ta­vull

Obis­po de Ma­llor­ca

Mons. Sebastià Taltavull Anglada
Acerca de Mons. Sebastià Taltavull Anglada 100 Articles
Mons. D. Sebastià Taltavull nace en Ciutadella de Menorca (Baleares), el 28 de enero de 1948. Después de los primeros estudios en la Compañía de Maria y en el Colegio salesiano, el año 1959 ingresa en el Seminario diocesano de Menorca y cursa los estudios de Humanidades, Filosofía y Teología. El 23 de septiembre de 1972 recibe la ordenación sacerdotal en la Catedral de Menorca, después de cursar estudios en la Facultad de Teología de Cataluña y obtener la Licenciatura en Teología dogmática. CARGOS PASTORALES El mismo día de la ordenación sacerdotal es nombrado Director de la Casa diocesana de Espiritualidad de Monte-Toro (1972-1984) y Delegado diocesano de Juventud (1972-1989). Dos años después, Rector del Santuario Diocesano de la Virgen de Monte-Toro, Patrona de Menorca (1975-1984). Es elegido Secretario del primer Consejo Diocesano de Pastoral (1973-1977) y Secretario del Consejo del Presbiterio y Colegio de Consultores (1983-1989). Fue Consiliario del Movimiento de Jóvenes Cristianos, de grupos de Revisión de Vida del MUEC y de Escultismo entre 1977 y 1989. Recibe el encargo de Formador (1977-1984) y Profesor de Teología dogmática (1977-1994) del Seminario y del Instituto Diocesano de Teología. Fue Rector del Seminario Diocesano de 1995 a 2002. El año 1984 es nombrado Párroco de San Rafael de Ciutadella, cargo que ejerce hasta 1992, año en que es nombrado Consiliario del Centro Catequístico de San Miguel (1992-2005). El 23 de septiembre de 1989 es nombrado Vicario General de la Diócesis de Menorca y Moderador de la Curia, cargos que ejerce hasta el año 2002, año en que es nombrado Párroco de Ntra. Sra. del Rosario de la Catedral y de San Francisco de Asís de Ciutadella y elegido Deán-Presidente del Cabildo y Penitenciario de la Catedral (2002-2005). Le es asignada la tarea de Moderador de la Asamblea Diocesana de Menorca celebrada entre los años 1996-1998. Además de trabajar en el Secretariado Diocesano de Catequesis en los Departamentos de Catequesis de adolescentes y jóvenes (1973-1995) es nombrado Delegado Diocesano de Catequesis (1989-1995) y forma parte del Secretariado Interdiocesano de Catequesis de Cataluña y Baleares (SIC), dedicándose especialmente a la catequesis de adolescentes, jóvenes y catequesis familiar. Como Consiliario ha trabajado en los Equipos de Matrimonios de Nuestra Señora (1988-2005) y se ha dedicado a la preparación y formación de catequistas (1973-1998) y de los matrimonios-catequistas de grupos de Catequesis familiar (1998-2005). Para los años 2002-2005 fue nombrado Delegado Diocesano de Medios de Comunicación Social y para las Relaciones Institucionales. Fue nombrado Obispo Auxiliar de Barcelona por Benedicto XVI el 28 de enero de 2009 y recibió la Ordenación episcopal el 21 de marzo de 2009. Es administrador apostólico de Mallorca desde el 8 de septiembre de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y Pastoral Social. Anteriormente, fue miembro del Consejo Asesor de la Subcomisión de Catequesis y desde junio de 2005 Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Pastoral de la Conferencia Episcopal Española hasta su nombramiento como Obispo. Desde 2009 hasta 2011 fue miembro de dicha comisión. En 2011, fue elegido Presidente de dicha Comisión.