5 años sembrando semillas de esperanza

Mons. Àngel Saiz Me­ne­ses          Hoy celebramos la II Jornada Mundial de los Pobres. La idea de esta Jornada nació el 13 de noviembre del año 2016. Ese día, en la Basílica de San Pedro, el papa Francisco celebraba el Jubileo dedicado a todas las personas marginadas. Al finalizar la homilía dijo lo siguiente: «A la luz de estas reflexiones, quisiera que hoy sea la “Jornada de los pobres”. Nos lo recuerda una antigua tradición, que se refiere al santo mártir romano Lorenzo. Él, antes de sufrir un atroz martirio por amor al Señor, distribuyó los bienes de la comunidad a los pobres, a los que consideraba como los verdaderos tesoros de la Iglesia. Que el Señor nos conceda mirar sin miedo a lo que importa, dirigir el corazón a él y a nuestros verdaderos tesoros».La celebración de esta Jornada es una ocasión especial para visibilizar la acogida, la integración y la aportación de los más pobres en la vida de las comunidades.  El mensaje del Papa se inspira en el Salmo 34,7: «Este pobre gritó y el Señor lo escuchó», y su contenido se desarrolla alrededor de tres palabras: gritar, responder, liberar.Alerta el Papa de que hoy son muchos los caminos que conducen a la precariedad, y de que quienes se encuentran en ellos esperan que alguien se les acerque y les ayude a salir de ellos. Pero a menudo se escuchan voces de reproche y recomendaciones a sufrir y callar. La actitud del cristiano ha de ser bien distinta y por eso el Santo Padre nos anima a hacer un serio examen de conciencia y darnos cuenta de si realmente hemos sido capaces de escuchar a los pobres.

El Señor no sólo escucha esta petición desesperada de ayuda, sino que responde curando las heridas del alma y del cuerpo, haciendo justicia y ayudando a reemprender la vida con dignidad. En consecuencia, nuestra actitud como creyentes no puede limitarse a una cierta forma de asistencia, que ciertamente es necesaria en un primer momento, pero que debe llegar a ser fraternidad que acoge al otro como persona, como hermano, como hijo de Dios, y que busca su máximo bien en todos los sentidos. La acción liberadora del Señor cambia la vida del pobre y afligido, porque  la fuerza de la intervención de Dios rompe las cadenas de la pobreza y la esclavitud.

       El grito del pobre nos interpela cada día. Nuestra respuesta no se ha de hacer esperar. Estamos llamados a ser instrumentos de liberación y promoción de los pobres. Hemos de salir al encuentro de los pobres que se encuentran al borde de nuestro camino y gritan pidiendo solidaridad y ayuda. No podemos hacer callar las voces de los nuevos “bartimeos”, ni tampoco hacer oídos sordos a su clamor. Que su grito llegue a nuestros oídos y a nuestros corazones, y provoque una respuesta eficaz. Que la celebración de la II Jornada Mundial de los Pobres sea un momento fuerte para dirigir la mirada hacia ellos, escuchar su voz y hacerles experimentar nuestra ayuda y cercanía.

En nuestra diócesis celebramos también el quinto aniversario de Cáritas Diocesana, erigida canónicamente el 19 de octubre de 2012, y completado su traspaso a pleno funcionamiento un año después. La labor que hemos desarrollado a lo largo de este tiempo para dar ayuda  y calor a las personas más frágiles ha sido posible gracias al soporte, dinamismo y compromiso de las comunidades cristianas de las 121 parroquias y la colaboración de los 53 municipios. La Iglesia siempre ha estado y estará al lado de las personas más vulnerables. Estamos invitados a vivir el encuentro con los más pobres a través de la oración y la mesa compartida, y a expresarles un signo de alegría y de esperanza. Hemos querido que esta celebración reúna las personas que son atendidas, los voluntarios, los trabajadores, los responsables y consiliarios, toda la familia que hace posible Cáritas Diocesana de Terrassa. Muchas felicidades.

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa.

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 395 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar. Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos. En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989). El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”. El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis. El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa. En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.