Entrevista a Fernando Bogónez, rector del seminario diocesano de Valladolid

Fernando Bogónez es el nuevo rector del Seminario Diocesano de Valladolid. “Recibo el rectorado con sorpresa, temor y temblor, porque asumo mi fragilidad y la necesidad que tengo de Dios”, confiesa.

Tras una emotiva Eucaristía, y rodeado por sus familiares, compañeros presbíteros, cofrades de la Oración en el Huerto, y formadores y alumnos del Seminario, el sacerdote Fernando Bogónez, hasta ahora párroco de Santa Clara y San Pedro, tomó posesión de su cargo como rector del centro educativo, el pasado, 5 de septiembre. El sacerdote vallisoletano sustituye así al obispo obispo auxiliar, Mons. Luis Argüello, que el curso pasado desempeñó este cometido después del repentino fallecimiento del anterior rector, Fernando García. “Recibo el rectorado con sorpresa, temor y temblor, porque asumo mi fragilidad y la necesidad que tengo de Dios”, confiesa.

¿Cómo recibió la propuesta del cardenal Ricardo Blázquez?

Con sorpresa, con temor y temblor. Con sorpresa porque no lo esperas. Con temor porque es una misión muy importante y, con temblor, porque asumo mi fragilidad y la necesidad de Dios para llevarla a cabo. • ¿Y sus primeras impresiones desde el aterrizaje? Tomas de contacto, organización del centro, profesorado… En cuanto al Seminario Mayor, los nueve seminaristas veteranos llevan el trabajo muy hecho y con los nuevos hay que empezar a dialogar y a discernir. En el menor, quisiera agradecer mucho la labor de los profesores que han acompañado a los alumnos estos últimos años.

¿Cuáles persigue que sean los acentos de su rectorado?

Poner en práctica lo que la Iglesia nos dice en la ratio, el documento de formación de los seminarios mayores. Empezar a trabajar lo que tenemos en nuestro corazón para ser personas capaces de responder, de dialogar con el mundo con el que estamos en razón de nuestra fe. La dimensión espiritual con el Señor es fundamental, sobre todo en la Eucaristía. Y por supuesto, la dimensión pastoral, esa capacidad de ir haciéndonos poco a poco sacerdotes, de ponernos al servicio de la comunidad cristiana.

¿Cómo desearía que fueran el vínculo entre el presbiterio y el centro educativo?

Del Seminario, el primer responsable es el obispo y con el obispo todos los curas y la Iglesia en Valladolid. Es una familia donde tenemos las puertas abiertas. Pretendemos invitar a sacerdotes y a laicos a que puedan acercarse para dialogar con nosotros, como nosotros nos acercaremos a los curas de la Diócesis y a los fieles de las parroquias y movimientos.

¿Qué destacaría de su experiencia como docente y párroco?

De mis 18 años en las parroquias de San Pedro y Santa Clara en la Rondilla, la cercanía con las personas. El procurar que, poco a poco, se vayan generando relaciones de amistad y cariño que vayan haciendo que entre todos vayamos descubriendo a lo que el Señor nos quiere llamar. En la universidad, la importancia del diálogo, de la reflexión y el trabajo conjuntos.

¿Qué tiene de específica la formación del seminarista?

En el aspecto académico los seminaristas mayores van a estudiar al Estudio Teológico Agustiniano, donde reciben una buena formación teológica y desarrollan su dimensión intelectual. En el campo espiritual es importante la oración, la Eucaristía… Todos los días celebramos la Eucaristía y la liturgia de las horas. Y, por supuesto, en el campo de la dimensión humana son imprescindibles los lazos de amistad entre nosotros, con quienes nos rodean y con nuestras familias. Desde el punto de vista de la pastoral, tenemos que descubrir que en la parroquia se celebra y se forma en la fe y subrayar el elemento sociocaritativo, que los pobres tienen siempre el primer lugar en la mesa.

Este curso el número de estudiantes en el menor ha crecido, ¿por qué?

Creemos que es un entorno que puede ofrecer a las familias, para sus hijos, una educación integral. Hoy, más que nunca, necesitamos que nuestros jóvenes, que los hijos de las familias que se acercan, puedan crecer no solo desde el punto de vista intelectual, sino en amistad, como personas, en amor. También en una cultura vocacional. Reconocer a qué son llamados, por quién son llamados, dentro de un ámbito de cercanía y de formación. Contamos con un profesorado que deja el tiempo y la vida por sus alumnos.

(Iglesia en Valladolid)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39344 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).