Prioridades Pastorales para el curso 2018/2019

Mons. Francesc Pardo i Artigas               Como cada curso, proponemos, como Iglesia Diocesana, unas prioridades o acentos pastorales que conviene estudiar y valorar para así orientar, renovar y promover la misión confiada a nuestras parroquias, movimientos y asociaciones. También es bueno tenerlas en cuenta, pensando en las comunidades religiosas, escuelas cristianas…, porque cada parroquia o institución eclesial, a partir de su situación actual, de su historia y de sus posibilidades, decida qué conviene acentuar durante este curso 2018/2019.

¿Por qué unes prioridades pastorales?

Porque somos muy conscientes de los retos que se nos plantean en cada momento para anunciar el Evangelio de Jesucristo, enseñar y educar para vivir como cristianos, celebrar la fe por medio de los sacramentos y dar testimonio amando y sirviendo a las personas.

También somos conscientes de la pluralidad de situaciones en nuestras comunidades parroquiales e instituciones de apostolado. Al mismo tiempo, y en relación a los responsables de la misión pastoral —sacerdotes, diáconos, laicos o religiosos—, son necesarias propuestas de colaboración y organización para atender debidamente a las parroquias y sus actividades pastorales.

Conviene añadir que las prioridades son fruto de la reflexión de los Consejos de Pastoral y Presbiteral, de los arciprestes y de algunas delegaciones.

 ¿Cuáles son estas prioridades? Las encontraréis recogidas en el documento especial encartado en esta Hoja Parroquial.

El documento tiene dos partes. La primera se trata de una reflexión que nos ayuda a recordar la identidad del cristiano. Su finalidad es fundamentar las diversas prioridades pastorales, que concretan la misión de la Iglesia hoy en día. Esta misión consiste en hacer nacer, crecer  y sostener a los cristianos para que vivamos y ofrezcamos la Salvación.

La segunda parte presenta las diversas prioridades para el presente curso.

 CREER EN JESUCRISTO Y ANUNCIARLO

Ésta es la primera de prioridad. Toda nuestra acción pastoral tiene como finalidad ayudarnos a creer en Jesucristo y ser sus testigos por medio de nuestra vida, nuestras actuaciones y palabras.

Se ofrecen propuestas para el anuncio del Evangelio, la familia, la catequesis, la atención pastoral a niños y jóvenes, el catecumenado y la confirmación de adultos y la celebración de la Eucaristía.

AMAR Y SERVIR

Desde la experiencia fundamental del Amor a Dios y que transmitimos como amor al prójimo, lo concretamos en el respeto, la acogida y el servicio.

Hay que tener muy en cuenta a Caritas, a los enfermos y ancianos, a la “Frater”, “Fe y luz”, a la Hospitalidad de Lourdes, a las fundaciones y patronatos con fines sociales, a las familias con problemas, a los compromisos con la sociedad…

EL LAICADO

Los laicos son la inmensa mayoría del Pueblo de Dios. La identidad y la misión del laico se fundamentan en el Bautismo y la Confirmación. Las prioridades buscan concienciar a los laicos de su identidad, de su misión y responsabilidad. Asimismo, hay que reconocer el compromiso de los laicos en algunas actividades pastorales de las parroquias. Algunos han asumido también responsabilidades cívicas, conscientes de que la fe implica compromiso a favor de la mejora y transformación de la sociedad.  Pero en estos momentos es necesario ayudar a los laicos a descubrir su insustituible misión.

SENTIRSE IGLESIA, E IGLESIA EN COMUNIÓN

Hay que reforzar el sentido eclesial de los bautizados, ya que con frecuencia “acuden a la iglesia, pero no se sienten Iglesia”. Se desea, pues, remarcar la dimensión eclesial de la vida cristiana.

También en necesario intensificar la comunión y coordinación entre parroquias, responsables pastorales y delegaciones, para que en el ámbito arciprestal o de agrupaciones parroquiales se ofrezcan los servicios pastorales necesarios para la vida cristiana. També se deben crear equipos parroquiales y consolidar los existentes junto a los respectivos párrocos.

¡Os animo a leer el documento y a decidir lo que es necesario hacer!

+ Francesc Pardo i Artigas

Obispo de Girona

Mons. Francesc Pardo i Artigas
Acerca de Mons. Francesc Pardo i Artigas 396 Articles
Francesc Pardo i Artigas nació en Torrellas de Foix (comarca del Alt Penedès, provincia de Barcelona), diócesis de Sant Feliu de Llobregat, el 26 de junio de 1946. Ingresó en el Seminario Menor de Barcelona y siguió estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor, de la misma diócesis. Se licenció en Teología, en la Facultad de Teología de Cataluña. Es autor de diversos artículos sobre temas teológicos publicados es revistas especializadas. Recibió la ordenación presbiteral en la basílica de Santa María de Vilafranca del Penedès, el 31 de mayo de 1973, de manos del cardenal Narcís Jubany. El 16 de julio del 2008, el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de Girona. Recibió la Ordenación Episcopal el dia 19 de octubre del 2008 en la Catedral de Girona, tomando posesión de la diócesis el mismo día.