Hacer visible a Cristo

Mons. César Franco              Coincidiendo con la fiesta de la Virgen de la Fuencisla, se ha presentado a los sacerdotes el Plan diocesano de Pastoral para el próximo trienio, que pronto se hará público. El objetivo fundamental para estos tres años puede resumirse en hacer visible a Cristo mediante el encuentro personal y comunitario con él. Nada nuevo, pero siempre nuevo, porque la identidad cristiana y eclesial se reducen a esto: vivir con alegría el encuentro con Cristo para compartir con los demás el regalo que hemos recibido al ser cristianos. La Iglesia sólo vive para esto. Desde su llegada a la sede de Pedro, el Papa Francisco nos ha prevenido contra el peligro de que la Iglesia se refiera a sí misma, y no a Cristo. Por eso, la llamada a la misión es consecuencia de vivir referidos siempre a Cristo hasta convertirnos en signos elocuentes de su presencia en el mundo.

Este ambicioso proyecto no se logrará por supuesto en tres años. Desde sus orígenes, la Iglesia intenta hacerlo realidad. Nosotros somos sólo un eslabón de la cadena que continuará hasta el fin de la historia. Pero conviene tener las ideas claras para saber cuál es la misión del cristiano en el mundo. Decía san Juan Crisóstomo que si los cristianos viviéramos el evangelio de verdad, no se necesitaría la predicación. Bastaría la vida de los cristianos para hacer creíble la vigencia de Cristo en cada época.

Este objetivo general se desgrana en seis objetivos específicos que nos ayudarán a no quedarnos en principios teológicos que parecen abstractos.  De la mano de la exhortación apostólica del Papa Francisco, «Alegraos y Regocijaos», invitamos a todos los cristianos a avanzar en el deseo de ser santos estudiando la exhortación y favoreciendo la formación bíblica y el acompañamiento de comunidades cristianas y cofradías especialmente en las Cuaresma. Sería el primer objetivo.

Un segundo objetivo busca potenciar aún más la corresponsabilidad en las comunidades cristianas renovando estructuras y potenciando el trabajo en los arciprestazgos y el fomento del asociacionismo seglar. El tercero pretende revitalizar la familia como iglesia doméstica, formando grupos de familias, visitándolas en sus casas y ayudándolas a iniciar en la vida cristiana a sus hijos.

Dada la importancia de los medios de comunicación y difusión, y el uso que hacemos de ellos en la vida ordinaria y parroquial (redes sociales, hojas parroquiales, etc.), se pretende, en el cuarto objetivo, elaborar un plan de comunicación diocesano y difundir la actividad de las comunidades cristianas y de la diócesis para que llegue a más destinatarios.

El quinto objetivo se refiere a la dimensión social de la evangelización y la opción por los pobres, detectando las situaciones de vulnerabilidad y elaborando un plan de acogida e integración de los emigrantes en nuestros proyectos pastorales. Finalmente, queremos, en el sexto objetivo, cuidar y fomentar el discernimiento vocacional acompañando a las nuevas generaciones en la difícil pero necesaria tarea de descubrir cuál es el plan de Dios sobre cada uno: matrimonio, vida consagrada, sacerdocio, vocación misionera. El pasado día 3 de Octubre comenzaba el sínodo de Obispos en Roma dedicado al tema de la fe de los jóvenes y el discernimiento vocacional. Esperamos que nos ilumine en esta acción prioritaria de la Iglesia.

Al despedir a la Virgen de la Fuencisla, como Obispo de Segovia, ponía este plan en sus manos de madre. Estoy seguro que su ayuda no nos faltará. Espero que las comunidades cristianas y cada cristiano lo acoja con ilusión y todos arrimemos el hombro. De ello depende, en gran medida, que Cristo resplandezca en el rostro y la vida de cada bautizado.

 

 

+ César Franco

Obispo de Segovia

Mons. César Franco Martínez
Acerca de Mons. César Franco Martínez 239 Articles
Mons. D. César Augusto Franco nació el 16 de diciembre de 1948 en Piñuecar (Madrid). Fue ordenado sacerdote el 20 de mayo de 1973. Es licenciado en Teología por la Universidad Pontificia de Comillas en 1978. Diplomado en Ciencias Bíblicas por la Escuela Bíblica y Arqueología de Jerusalén en 1980. Es también Doctor en Teología por la Universidad Pontificia de Comillas en 1983. CARGOS PASTORALES Fue Vicario Parroquial de las parroquias San Casimiro (1973), Santa Rosalía (1973-1975) y Ntra. Sra. de los Dolores(1975-1978/1981-1986). Capellán de las Hijas de la Caridad en el Colegio San Fernando (1980-1981); Secretario del Consejo Presbiteral de Madrid (1986 y 1994) y Consiliario diocesano de Acción Católica General y Capellán de la Escuela de Caminos y de la Facultad de Derecho (1986-1995). Fue Rector del Oratorio Santo niño del Remedio (1993 -1995) y Vicario Episcopal de la Vicarçia VII (antigua VIII) de Madrid (1995-1996). El 14 de mayo de 1996 fue nombrado Obispo Auxiliar de Madrid y Titular de Ursona, recibiendo la ordenación episcopal el 29 de junio del mismo año. Desde 1997 a 2011 fue Consiliario Nacional de la Asociación Católica de Propagandistas y ha sido el Coordinador general de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Madrid 2011. Desde noviembre de 2012 hasta su nombramiento como Obispo de Segovia fue Deán de la Catedral de Santa María la Real de la Almudena de Madrid. En su actividad docente, ha impartido cursos sobre Biblia en la Universidad Complutense de Madrid y en la Universidad Eclesiástica “San Dámaso”. El 12 de noviembre de 2014 se hizo público su nombramiento como obispo de Segovia, sede de la que tomó posesión el 20 de diciembre del mismo año. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es Presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis desde 2014, tras ser de nuevo elegido para este cargo el 14 de marzo de 2017. Ha sido miembro de las Comisiones Episcopales de Liturgia (1996-1999), de Enseñanza y Catequesis (1996-2008), de Apostolado Seglar (1999-2002) y de Relaciones Interconfesionales (2008-2014).