Acuerdo Santa Sede-República Popular China: fruto de un camino

Católicos que rezan ante la Basílica de Nuestra Señora de Sheshan en Shanghái

El diálogo con la República Popular China comenzó con San Juan Pablo II a través de conversaciones confidenciales. Después prosiguió con Benedicto XVI, mientras ahora el papa Francisco desea continuar en este compromiso

El Acuerdo Provisorio sobre el nombramiento de los Obispos, firmado el 22 de septiembre en Pekín por la Santa Sede y la República Popular China es fruto de un largo camino que comenzó con San Juan Pablo II. Durante este Pontificado se establecieron contactos institucionales con las Autoridades chinas, en el contexto de la apertura de China al mundo externo.

En este período se inician una serie de conversaciones confidenciales. La Santa Sede conduce el diálogo manifestando una actitud respetuosa hacia el Gobierno chino y tratando de aclarar, más allá de todo malentendido pasado o presente, la naturaleza y la misión religiosa de la Iglesia católica y la finalidad de la labor de la Santa Sede a nivel internacional.

En el Mensaje dirigido al Congreso sobre Matteo Ricci, del 24 de octubre de 2001, San Juan Pablo II escribía: “No es un misterio para nadie que la Santa Sede, en nombre de toda la Iglesia católica y, según creo, en beneficio de toda la humanidad, desea la apertura de un espacio de diálogo con las autoridades de la República Popular China, en el cual, superadas las incomprensiones del pasado, puedan trabajar juntas por el bien del pueblo chino y por la paz en el mundo”.

En la misma línea, Benedicto XVI en su Carta a la Iglesia en China de 2007 reafirma que la Santa Sede está abierta a un diálogo con las autoridades de la República Popular China y formula el deseo “de ver pronto establecidas vías concretas de comunicación y colaboración entre la Santa Sede y la República Popular China”, ya que “la amistad se alimenta de contactos, de comunión de sentimientos en las situaciones alegres y tristes, de solidaridad y de intercambio de ayuda” (n. 4). Sin olvidar jamás, por una parte – subrayaba – la brújula de la fe y la sabiduría pastoral y, por otra, la humilde cognición de la complejidad de las cuestiones en ese ámbito, se debe encontrar la solución de los problemas eclesiales superando las tensiones con las legítimas autoridades civiles.

En esta línea continua de acción  de magisterio pontificio, el papa Francisco desea proseguir en el compromiso del diálogo y ha promovido y sostenido el diálogo oficial con el Gobierno chino. En una entrevista concedida a “Asia Times”, en febrero de 2016, el Santo padre afirmaba: “Para mí, China ha sido siempre un punto de referencia de grandeza, un gran país, una gran cultura con una sabiduría inagotable”. Y añadía: “Dialogar no significa rendirse”, “el verdadero equilibro de la paz se realiza a través del diálogo, diálogo que no significa hacer concesiones, sino caminar juntos para construir”.

(Sergio Centofanti – Ciudad del Vaticano, vaticannews.va)

Acuerdo Provisorio Santa Sede – China sobre nombramiento de los Obispos

Después de un gradual y recíproco acercamiento, ha sido firmado hoy en Pekín el Acuerdo Provisorio sobre el nombramiento de los Obispos con el deseo de que contribuya positivamente en la vida de la Iglesia en China, al bien de los chinos y a la paz en el mundo

En el marco de los contactos entre la Santa Sede y la República Popular de China, que están en curso desde hace  tiempo para tratar cuestiones eclesiales de interés común y promover ulteriores relaciones de entendimiento, este 22 de septiembre de 2018, se ha celebrado una reunión en Beijing entre Mons. Antoine Camilleri, Subsecretario de la Santa Sede para las Relaciones con los Estados, y S.E. el  Sr. Wang Chao, Viceministro de Asuntos Exteriores de la República Popular de China,  respectivamente Jefes de las delegaciones vaticana y china.

En el contexto de esta reunión, ambos representantes firmaron un Acuerdo Provisional sobre el nombramiento de los obispos.

El Acuerdo Provisional antes mencionado, que es fruto de un acercamiento gradual y recíproco, se estipula después de un largo proceso de delicadas negociaciones y prevé evaluaciones periódicas sobre su implementación.

Trata del nombramiento de los Obispos, una cuestión de gran importancia para la vida de la Iglesia, y crea las condiciones para una colaboración más amplia a nivel bilateral.

La esperanza compartida es que este acuerdo fomente un proceso de diálogo institucional fructífero y con visión de futuro y contribuya positivamente a la vida de la Iglesia Católica en China, para el bien común del pueblo chino y para la paz en el mundo.

(Ciudad del Vaticano, vaticannews.va)

El Papa readmite a la plena comunión eclesial a 8 obispos chinos

En el día del Acuerdo entre la Santa Sede y la República China, el Santo Padre ha decidido readmitir a la plena comunión eclesial a los Obispos ordenados sin mandato pontificio

A fin de sostener el anuncio del Evangelio en China, el Santo Padre Francisco ha decidido readmitir a la plena comunión eclesial a los restantes Obispos “oficiales” ordenados sin Mandato Pontificio. Se trata de Mons. Giuseppe Guo Jincai; Mons. Giuseppe Huang Bingzhang; Mons. Paolo Lei Shiyin; Mons. Giuseppe Liu Xinhong; Mons. Giuseppe Ma Yinglin; Mons. Giuseppe Yue Fusheng; Mons. Vincenzo Zhan Silu y Mons. Antonio Tu Shihua, O.F.M. (fallecido el 4 de enero de 2017, quien antes de morir había manifestado su deseo de ser reconciliado con la Sede Apostólica).

El Papa Francisco desea que, con las decisiones tomadas, pueda iniciarse un nuevo recorrido, que permita superar las heridas del pasado realizando la plena comunión de todos los católicos chinos.

La Comunidad católica en China está llamada a vivir en una colaboración más fraterna, para llevar con renovado empeño el anuncio del Evangelio. En efecto, la Iglesia existe para testimoniar a Jesucristo y el Amor que perdona y salva del Padre.

(Sergio Centofanti – Ciudad del Vaticano, vaticannews.va)

Greg Burke: objetivo Acuerdo Santa Sede-China es pastoral, no político

Un diálogo paciente hecho de escucha recíproca, no el final de un proceso sino el comienzo: son palabras del director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede sobre el Acuerdo Provisorio entre Santa Sede y China

Sobre el Acuerdo Provisorio entre Santa Sede y la República Popular China, el director de la Oficina de Prensa vaticana Greg Burke ha declarado:

“Éste no es el final de un proceso. ¡Es el inicio! Se ha tratado de diálogo, de escucha paciente de ambas partes aun cuando las personas tienen puntos de vista muy diversos. El objetivo del Acuerdo no es político sino pastoral, permitiendo a los fieles de tener obispos que están en comunión con Roma pero al mismo tiempo reconocidos por las autoridades chinas”.

(Ciudad del Vaticano, vaticannew.va)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41540 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).