Buscando la verdadera respuesta LA SANTIDAD

El obispo de Alcalá de Henares, Mons. Juan Antonio Reig Pla, acaba de publicar una nueva carta pastoral titulada «Buscando la verdadera respuesta LA SANTIDAD». «La santidad – escribe Mons. Reig – es la participación de la vida de Cristo que se hace motor de nuestra libertad. De ahí la primacía de la gracia que apela a nuestra responsabilidad hasta poder decir con el apóstol San Pablo: «para mí la vida es Cristo y una ganancia el morir» (Fil 1, 21). Desde esta perspectiva todo bautizado debe ser conducido al encuentro con Cristo y educado para poder individuar siempre la presencia real en la acción humana de Cristo salvador.»

El designio de Dios Padre – explica Mons. Reig – es Cristo, y nosotros en Él. En último término, es Cristo amando en nosotros, porque la santidad no es sino la Caridad plenamente vivida.»

«Quizá la idea popular que la gente se hace de los santos –comenta Peter Kreeft– sea agradable. Pero los santos de verdad no son personas amables. Son guerreros. Realmente molestan a la gente, tanto que a menudo acaban siendo martirizados. Eso es lo que dijo Jesús: “Si a mí me han perseguido, también os perseguirán a vosotros” (Jn 15, 20). No se aprehende a personas agradables y se las clava en la cruz. ¿Juzgamos a Jesús en base a nuestra idea agradable de lo que debe ser un santo, o acaso juzgamos nuestra idea de lo que es un santo en base a la información que tenemos de Jesús? […]».

Los santos aman la paz verdadera. También odian la paz falsa, la paz basada en las mentiras. Los santos odian la violencia y la intolerancia en contra de los pecadores. Pero también odian la tolerancia al pecado. Los santos aman más a los pecadores, y menos los pecados, que el resto de las personas. Estas dos excentricidades desconciertan a la gente y con frecuencia la ofenden. En la época de Jesús, la primera de estas dos obras de los santos –amar a los pecadores– ofendía a sus enemigos, puesto que la moda resultaba entonces demasiado cruel: una verdad sin paz. Hoy día, la segunda de estas obras –odiar los pecados– ofende a los enemigos de Cristo y de su Iglesia, porque la moda ahora es más bien demasiado amable: una paz sin verdad.

En los tiempos de Jesús, quienes amaban a los pecadores eran acusados de amar los pecados. En la actualidad quien habla en contra de los pecados (aborto, sodomía, suicidio asistido, etc.) es acusado de “homofobia”, de ilegal o de utilizar el “discurso del odio”.

Los santos no son «amables. Se enredan en controversias, inevitablemente, siempre. Esto es debido a que los santos están entregados a la verdad como lo están al amor; no son falsos profetas que dan a la gente lo que quieran en vez de lo que necesitan. Pero sin importar lo impopular que pueda ser la descripción del trabajo de un santo, su doble devoción a la verdad y al amor es la única arma que puede ganar la guerra contra la cultura de la muerte. Sólo los santos pueden salvar al mundo. La auténtica razón por la que la Iglesia es débil y el mundo se muere es que no hay suficientes santos. No, eso no es del todo cierto. La razón es que nosotros no somos santos». (Peter Kreeft, Cómo ganar la guerra cultural, Ediciones Cristiandad, Madrid 2017).

 

PULSA AQUÍ PARA DESCARGAR LA CARTA COMPLETA

Mons. Juan Antonio Reig
Acerca de Mons. Juan Antonio Reig 34 Articles
Nació en Cocentaina, archidiócesis de Valencia y provincia de Alicante, el 7 de julio de 1947 y bautizado en la parroquia de “La Asunción de Sta. María” de Cocentaina el 11 de julio de 1947. Realizó sus estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Valencia, en la Universidad Pontificia de Salamanca (Licenciado en Sagrada Teología, 1973), en la Academia Alfonsiana de Roma y en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma (Doctorado en Teología Moral, 1978). Ordenado presbítero en la Sta. Iglesia Basílica Catedral Metropolitana de Valencia el 8 de julio de 1971. Fue consagrado Obispo y tomó posesión de la Diócesis el día 14 de abril de 1996 (Segundo Domingo de Pascua o de la Divina Misericordia) en la Sta. Iglesia Basílica Catedral de la Asunción de Ntra. Sra. (Segorbe). Hizo su entrada en la Ciudad de Castellón de la Plana el día 21 de abril. El sábado 24 de septiembre, festividad de Ntra. Sra. de la Merced, de 2005, Año de la Eucaristía y de la Inmaculada, fue elegido por el Santo Padre el Papa Benedicto XVI Obispo de la Diócesis de Cartagena en España. El viernes 18 de noviembre a las 11:00 h. llega a la que será su nueva diócesis, por el puerto de Cartagena, tal y como la tradición asegura que hizo el Apóstol Santiago en el año 36 de nuestra era. Toma posesión canónica de la Diócesis de Cartagena en España el sábado 19 de noviembre a las 11:00 h. en la plaza de la Santa Iglesia Catedral de Cartagena en Murcia. El sábado 7 de marzo de 2009, fue nombrado obispo de Alcalá de Henares, de la que tomó posesión el 25 de abril.